salud comunitaria

"if the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot


Deja un comentario

Madres

Ya estuve aquí.
Antes.
Otra mujer.
Respiraba así y tenía algo similar en la mirada, la forma lenta de cerrar los ojos. Un gesto común de un siglo los tres. Ya veo. Es cierto. Nos parecemos. Yo era más pequeño. Y tenía el miedo más pequeño también. Distribuido simétricamente en toda mi superficie de agua corporal. Naufragando el maldito, flotando como alga melancólica en el interior de las articulaciones, en los pliegues cutáneos que luego cuidaste con sigilo. Siempre era todo bien sencillo y parecido en ti.

(Los gorriones en la espalda
si contaban más de siete
eran signo de buen presagio,
nada malo iba a suceder si se rompían las alas de cristal o
si los pies
se enredaban en el suelo.
Y todo duraría sólo diez minutos.
Todo sería sólo en diez minutos)

Ya estuve aquí.
Miraba parecido.
Menos miope.
Contaba parecido el exudado de luz en las paredes, las secreciones del aire, la inmortalidad del patio y la calle, las pausas en la respiración, la apnea y el quejido. Saber aquel chal que gastabas. Tenía casi la misma sorpresa y una vigente latencia de misterio. Aquí en esta mano. Mirá. Aún la llevo intacta para lo que necesites.

Ya estuve aquí.
Pero allí aprendí a mirar el azulejo, a taparte la boca, a contar los segundos y taponar los oídos, aguantar la respiración, mimar la franja negra sucia del zócalo mimar, derrochar las hormigas, susurrar los gestos, contenerme, soñar, viajar en las bahías y los arrecifes de sábanas, rezar para que te quedes, sorber el ruido y plegar el silencio en las sienes, redomar tus dedos, pasarlos por la cana, escribir en el terciopelo azul del edredón, silabear la madera, poner los dedos bajo la puerta, tapar las rendijas, morderme las uñas o dejar de mordérmelas para quedarme siempre, para quedarme siempre, para quedarme siempre.
Perdernos esto es un verdadero pecado,
decías al abrir la ventana todas las mañanas.

 

Los gorriones de Artemio Rulán. 2014.


Deja un comentario

Actuar sobre entornos y políticas para mejorar la prevención de la enfermedad crónica ¿tenemos evidencias?

En el Annual Reviews sobre Public Health del año 2006 se publica una revisión sobre la influencia que pueden tener la actuaciones sobre los entornos y las políticas en la prevención de las enfermedades crónicas. El marco teórico de la revisión que presentan Browson, Haire-Joshu y Luke en el artículo es el siguiente, centrándose fundamentalmente en tres aspectos: uso de tabaco, actividad física y alimentación saludable. El presupuesto de partida es que la actuación sobre entornos físicos, socioeconómicos y aspectos normativos (actuaciones sobre políticas de salud) puede influir en mejorar las conductas saludables de una forma poblacional más intensa que actuando en individuos de forma aislada (1)

Captura de pantalla 2014-04-15 a las 20.49.08

 

El artículo revisa 17 intervenciones sobre esos tres temas (tabaco, actividad física y alimentación saludable) en relación con tres entornos: físico, económico y de comunicación y presenta las evidencias incluidas para dichas intervenciones fundamentalmente a través de las revisiones de The Guide to Community Preventive Services: What works to promote health? ( las recomendaciones del Community Guide de los CDC). Finalmente describen los siguientes elementos clave en relación con la necesidad de generar actuaciones en entornos y políticas para mejorar la prevención de las enfermedades crónicas:
- Es necesario comenzar con intervenciones sobre los entornos y orientados a políticas saludables. En muchos casos las actuaciones poblacionales que favorezcan conductas saludables tienen menos coste y más alcance poblacional. Esto sigue los postulados de la Carta de Promoción de la Salud de Ottawa: facilitar entornos que favorezcan que las personas puedan tomar decisiones saludables. Entornos físicos, económicos y educativos.
- Las estrategias de intervención deben de ser multinivel. Un ejemplo señalado y muy claro es la obesidad infantil. Las estrategias multinivel deberían actuar sobre alimentación saludable, menús escolares, favorecer actividad y educación física o generar espacios y urbanismo que favorezca transporte activo y actividad física.
- Realizar evaluaciones económicas. La información sobre estudios de costes (ya existentes en muchas de estas áreas) tiene un papel importante para motivas a la toma de decisiones hacia políticas saludables y un papel en abogacía en salud.
- Hacer mejor uso de las herramientas existentes, concretamente de algunas como Community Guide que incorporan revisión y recomendaciones de evidencia. En la red de actividades comunitarias del Observatorio de Salud en Asturias, las actividades incluidas en Asturias muchas de ellas tienen incluido un enlace a las recomendaciones de evidencia de Community Guide sobre dicha actividad.
- Comprender los contextos locales. Este es un aspecto que también se tuvo en cuenta en la herrramienta de revisión de evidencias de actividades comunitarias que propusimos hace unos años desde el Observatorio. Además de la revisión bibliográfica pertinente y del diseño de estudios utilizado es necesario tener en cuenta la implantación de dichas actividades en contexto nacional y la posibilidad de utilizar herramientas de aplicabilidad y transferencia (2).
- Comprender a los Políticos. El texto es claro en este sentido. A veces los objetivos políticos no son los mismos que los objetivos técnicos. Los autores señalan que el personal técnico trabajando en departamentos gubernamentales tiene que comprender la visión política y saber cómo generar influencia y presión técnica para ayudarles a tomar las mejores decisiones posibles. En este sentido la importancia de abogacía en salud pública (de determinantes de salud) que pueden tener alianzas y sectores de la comunidad y de la ciudadanía.
- Desarrollar nuevos partenariados. Este elemento es ya clásico en salud pública o en los nuevos modelos de salud pública. Los agentes de salud pública en el contexto local, por ejemplo municipal, son las personas que trabajan en participación comunitaria, urbanismo, transporte, diseño de espacios recreativos, servicios sociales, perspectivas de desigualdad en el ámbito local, etc…Los modelos de ciudades saludables o de envejecimiento saludable pasan claramente por alianzas y trabajos coordinados entre estos sectores.
- Intervenir sobre las desigualdades en salud. Este es probablemente uno de los puntos más flojos y menos señalados en el texto, aunque apuntado como una lección en cuenta a tener. La importancia final de general intervenciones poblacionales ha de hacerse también desde el punto de vista de cómo se generan estrategias poblacionales que realmente tengan una perspectiva de equidad y no generen o mantengan la desigualdad. En este sentido y para quien quiera seguir profundizando hay dos articulitos preciosos de Benach  (3) (4) que ilustran muy pedagógicamente las estrategias de poblacional (las curvas de Geoffrey Rose) y cómo pueden moverse manteniendo desigualdades o no.
- Aprender de otras partes del mundo. Un detallazo este punto por parte de los escritores gringos. El país que más marco teórico tiene publicado de Atención Primaria puede que sea el que menos Atención Primaria haya hecho en su vida (esto es una nota del comentarista, claro).
- Realizar más y mejor investigación en políticas de salud. Señalan áreas de investigación (identificación de políticas relevantes, comprender los determinantes para establecer dichas políticas, etc…) y también las metodologías de investigación (el tema clásico en investigaciones en salud pública de la limitación de los ensayos clínicos aleatorizados por ejemplo…)

 

(1) Aquí hay que leerse a Rose con calma para entender un poco lo de actuaciones en personas o actuaciones en poblaciones.
(2) Desarrollo de un modelo para la presentación de las evidencias en actuaciones de salud comunitaria.
(3) A new typology of policies to tackle health inequalities and scenarios of impact based on Rose’s population approach.
(4) Beyond Rose’s strategies: a typology of scenarios of policy impact on population health and health inequalities


Deja un comentario

“Jo com tu”: investigación-acción participativa para la prevención de la violencia en relaciones de pareja jóvenes

Trabajo realizado por Marina Garcia i Puig, Joan Paredes y Dory Aviñó (Projecte RIU)

Introducción

La violencia de género es un problema de salud pública y una prioridad en la agenda política y social. En España, en el período 2011-2013, las jóvenes de 30 años o menos representan más del 25% de las víctimas mortales por violencia de género. Esta realidad requiere urgentemente desarrollar acciones preventivas desde el modelo de promoción de la salud.
En este sentido, se lleva a cabo el Projecte RIU: una intervención para reducir desigualdades en salud impulsada por el Centro de Salud Pública de Alzira que sigue la estrategia centrada en entornos y orientada a la comunidad. RIU se fundamenta en el modelo de activos para la salud, el empoderamiento de la ciudadanía y la educación entre iguales.
En Sueca, de octubre de 2012 a diciembre de 2013, se aplicó un método de investigación-acción participativa al tema promoción de la igualdad entre mujeres y hombres y prevención de la violencia de género. Las personas que formaron el grupo de trabajo que aplicó el método son las que investigaron sobre el tema y se plantearon, entre otras acciones, elaborar un cortometraje de manera participativa y difundirlo entre sus iguales.

Objetivo

Elaborar un cortometraje como herramienta didáctica que pueda ser utilizado para prevenir la violencia en las relaciones de pareja entre jóvenes.

Material y métodos

Diseño. Intervención con metodología de investigación-acción participativa realizada de agosto a diciembre de 2013 en Sueca (Valencia).

Participantes. Se constituyó el grupo de elaboración del corto formado por 3 mujeres (de 19 a 42 años) y 2 hombres (de 19 y 54 años) de procedencia española, con niveles educativos medio y superior; cuatro formaban parte del grupo de investigación-acción participativa del Projecte RIU en Sueca. Se contrató un cineasta profesor de audiovisuales de la Universitat de Barcelona. En el rodaje del corto, participaron 4 mujeres y 1 hombre (de 17 a 19 años) de procedencia española y nivel educativo medio; sólo dos tenían formación en teatro.
Se mantuvo contacto por mailing las dos semanas previas a la realización del corto para su organización y preparación de los recursos materiales necesarios para la elaboración del corto. El grupo de trabajo revisó la encuesta de ámbito nacional sobre igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia realizada en 2010 y los escasos materiales encontrados sobre violencia en la población LGTB, extrayendo las recomendaciones de la encuesta para abordar el tema en la práctica.
Se realizó el taller de cortometraje colectivo durante la primera semana de septiembre con una duración de 25 horas. En el taller, se combinó la formación teórica con la práctica distribuyendo los roles, acordando el tema, storyline y logline, la sinopsis, protagonistas y ambientación. No se escribió un guión literario al priorizar que fueran las actrices y actor quienes construyeran su propio discurso con los argumentos que el grupo de trabajo había extraído de los documentos revisados. Se acordó el guión técnico y el storyboard. El rodaje duró tres días y se utilizó una cámara de video doméstica, una grabadora y un micrófono (grabando video y audio separadamente para lograr una mayor calidad de sonido). Se solicitó la cesión de derechos de imagen, voz y sonido a los protagonistas. Se capacitó al grupo en el uso del programa de edición Adobe Premiere Pro versión 2.0. Se identificó música libre de derechos de autor y contactó con el grupo musical. De septiembre a octubre se montó el cortometraje y se subtituló al español.

Resultados

Se realizó un cortometraje con una duración de 8 minutos y 10 segundos. Dos mujeres jóvenes, una heterosexual y otra lesbiana, sufren diferentes formas de violencia (distintas a la agresión física) por sus parejas. Se muestran además formas de violencia propias en las relaciones LGTB consecuencia de la homofobia presente en la sociedad actual. Una amiga ofrece consejo con mensajes en positivo para promover la igualdad en las relaciones. Los cinco protagonistas están conectados entre sí. El cortometraje se rodó en valenciano y subtituló en español.
El grupo de elaboración del corto valoró positivamente la experiencia y la adquisición de competencias en audiovisuales con el taller. Como aspectos a mejorar señalaron las dificultades para conseguir recursos técnicos para el rodaje (cámara y grabadora) y montaje (programa de edición de video) así como haberlo realizado intensivamente proponiendo espaciar las sesiones presenciales en varias semanas.
Las actrices y actor valoraron positivamente la experiencia y manifestaron mayor sensibilidad hacia el tema tras su participación.
El 25 de noviembre se estrenó públicamente en Sueca. En noviembre, se utilizó el corto en 3 talleres con jóvenes de distinto nivel educativo en Sueca, Sollana y Alzira. Las proyecciones en esta etapa de difusión potenciaron la reflexión grupal y colectiva del público sobre el tema manifestando el deseo de que se rodara una segunda parte.
En febrero de 2014, se colgó en youtube (http://www.youtube.com/watch?v=cTVHkXiYPDM)

Conclusiones

Ha sido posible elaborar un cortometraje para la prevención de la violencia en las relaciones de pareja en jóvenes incorporando la perspectiva de género y diversidad sexual.
La investigación-acción participativa utilizada en el proceso de elaboración del corto se muestra como una potente herramienta para el empoderamiento comunitario.
Actualmente, se trabaja en la traducción al inglés del corto para su difusión internacional y en una guía didáctica para dinamizarlo en centros educativos y asociaciones juveniles.


1 Comentario

XXII Encuentro Mítico de Residentes y Jornadas de Atención Primaria

(A Pilar, Carmen, Susana, Miguel, Sonia, Cova, Eva, Cristina, Susi. A Alfonso. A Covi, Isabel y Pilar. A Angel, Mar y Patricio)

Esta entrada no va a entenderse del todo porque son guiños como esos que se echan espasmódicos cuando se juega al asesino con las cartas y la partida se pone desesperada.
Las jornadas de residentes son un espacio mítico. Y participar en espacios míticos nos convierte en seres míticos. No quiere decir esto que los seres míticos sean mejores o peores, claro, pero son. Otra especie, contemporáneos devastados que se huelen y reconocen. Nos buscamos. No como yo te busco, pero nos buscamos.
Hay lugares y momentos de los que uno nunca se marcha. Y lugares también en los que uno se mide. Una de mis formas de medirme era si con el paso de los congresos era capaz de entender las preguntas de Julio. El año que la entendí me di cuenta que ya era, más que mítico, maruo.
En nuestro primer Encuentro al que fuimos -Mieres- cambiamos a McCormick (el McCormick de Skrabanek) por un plato de lentejas. Tengo una especialidad por despreciar encuentros ilustres: desprecié a Barbara Starfield, a Nacho Vegas y a McCormick. Me quedé con David Werner  y con un tipo que tocaba la trompeta en una plaza vieja del sur del mundo. Llevando la contraria a quien diga eso de “es que los residentes de ahora“, en Mieres, en el siglo pasado, llegamos justo para el pincheo. Nos amonestaron porque nos lánzabamos a las viandas como posesos mientras dentro aún se departía ciencia.
En Cangas de Onís, el siglo pasado también, cerrando nuestra residencia, nos dieron un premio contra pronóstico. Cómo se aprende del pringadismo de uno. Premio que seguro se llevó el buen Don Mario Benedetti que iniciaba la presentación hablando de la memoria y del olvido. El Encuentro fue ilustre porque entre otras cuestiones – además de enterarnos que Antonio Pareja estaba escribiendo un libro de cocina – salió a la luz la maternidad oculta de la Dra Truébano y la sala se llenó de suspiros entrañables al conocer que uno de los residentes además de residente era su hijo. En Puerto de Vega nos consagramos al baile y a la camadería, digo camaradería. La despedida en el puerto rozó un lirismo épico con John Hurley sentado en aquel bordillo, siempre impecable, siempre educado, siempre integrándose en nuestras absurdas conversaciones como si (Laca y Belén dixit) “Acabara de salir de su habitación de escribir una novela“. Aquella despedida, ajeno, despedida en abril también. Y Miguel, Contemporáneos porque la disculpa es intoxicarnos de palabras Por aquellas épocas alguien hacia suyo el supuesto de que los amores más queridos a veces son los que menos convienen y tuvimos la oportunidad de escuchar al prologuista de la Muerte de la Medicina con rostro humano de Skrabanek (teoría de las casualidades) señalándonos la importancia de saber un poquito de inglés, un poco de buscar artículos y un poco de mirar internet. El libro de Skrabanek viajó un poco más tarde a Argentina de la mano de Jose, Pablo y Valen. Y aunque el libro se quedó allá el que sí se vino fue Olivero . A José Francisco tuve la suerte de poder conocerlo, casualmente, bellísima palabra, casual, (los cousins, bon iver, maría teresa, nadie vuelve de vos), hace un par de años. Olivero se vino al encuentro de Jarrio. Una mesa mítica con grandes amigos, una noche mítica con grandes amigos, gritando con el Fernandito a las tres de la mañana “Qué viva Martín Churro, Qué viva la Atención Primaria” y el Pepe que no quería salir agarrado a la barra como el Tony Leblanc en los últimos de Filipinas y todos confiando en Ricardo, pero Ricardo también andaba más desorientado que David de R1 queriendo pillar una vía central. Y unos años más tarde Valen, Vero y Cris presentando un valiente trabajo sobre inmigración. Y el Valen ahora por Colombia con la cabeza desorientada de tropicalismo, el pensamiento de realismo mágico y el corazón de amor a punto de casarse y no precisamente en Las Vegas. Y la memoria se pone frágil y tonta. Y Rafa Bravo en Gijón, cuando nos conocimos como si ya nos conociéramos de toda la vida. Qué grande Rafa, “algunos pensaban que era solo una página web y se sorprenden cuando me ven“. Cuánto le debe la humanidad a Rafa Bravo. Y la oportunidad de observar de cerca a promociones míticas de residentes desde el 2003. Mirarlos con calma y mirarlos cerquita. Y esa primera mítica promoción de EIRes: Alba, Aurora, Cristina, Olga y Raquel (como una alineación mítica, claro, como una delantera mítica para la Atención Primaria, de equipos que van a jugar en primera división, que están jugando en primera división) y las siguientes. Y el orgullo de barrio y el orgullo de Atención Primaria de esta parte del mundo. Incluso para los que nos ha tocado solo narrar, narrar y narrar. Y joder, qué bueno, la vida en tan pocos minutos. Parece que fue ayer el librito de Mujeres de Galeano en la bata repartiéndolo. La vida en unos pocos segundos. La acogida al Valen hace unos meses, en ese empeño gijonés de hacer un máster en cerrar bares. Contemporáneos, islita sin robinson, guijarro del Amazonas o de Tepanahuori, flor ajena del cerro viejo, mujer del Yunque o ataque de ñoaranza en Baltimore. O Como Stirling compañeros, contemporáneos, allí tumbaditos, cerca del cementerio, entendiendo que la vida era esto, algo así, casi apenas así. Un puro vicio. “Porque somos todos mortales hasta el primer vaso y el segundo vaso, y eso lo sabe cualquiera, por poco que sepa”

Las jornadas de este año son en Cangas de Onís y empiezan dentro de un par de días. No se pierdan la oportunidad de convertirse en seres míticos.


Deja un comentario

Trenzaré mi tristeza

Originalmente publicado en Paola Klug:

Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los harìa llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas,  que no se meta entre tus manos- me decía-  porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar  cuando el viento del norte pegue con fuerza.

Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma…

Ver original 320 palabras más


Deja un comentario

Diálogos con mi residente (III): La Crinicidid

- Querido Maestro, buenas noches. Te veo apagado.
- Enciende la luz mi torpe aprendiz de pichón.
- Ah, ya. Ahora.
- Castrante el pregrado.
- Ya. Pero aún así te veo mustio y reconcomido.
- Mi querido residente tengo fiebre y estamos a primeros de abril. Como bien sabes, yo, tu Maestro, además de ser el agua que apaga tu Ignorancia y el vino que estimula tu Saber, soy un pozo sin fondo de poesía y cuando empieza abril, las musas se apoderan de mi y de mi sistema inmune.
- Ya veo, del sistema inmune y de tu pelo encrespado. Tengo que hacerte una pregunta, una pregunta importante que mortifica mi alma y mi cuerpo, más el alma que el cuerpo.
- Pregunta joven aprendiz de pichón.
- ¿Qué es la Cronicidad?
Silencio. Las pupilas del Maestro se dilatan y sus axilas y las ingles hacen un trismus. Si tuviese flexibilidad posiblemente haría un opistótonos y acaso también echaría espuma por la boca y por el conducto auditivo externo.
- He preguntado…
- Sí, ¿qué has preguntado?
- He preguntado ¿qué es la Cronicidad?
- Has pronunciado una palabra maldita, mi joven aprendiz de pichón. ¡No se te ocurra volver a pronunciarla en mi presencia! (asevera el Maestro pronunciando en sensorraund)
- ¿Qué es la Crinicidid?
- Así mejor. ¿Tu que piensas?
- ¿Es un constructo?
- Aja, un constructo dices…
- ¿Es un spin-off?¿Es un plufff?
- Aja..un spin-off refieres…
- ¿Es una oportunidad?¿Es la última oportunidad de salvar al Sistema Sanitario de las garras de las privatizaciones, ineficiencias y de la bancarrota? ¿De unificar a las diferentes tribus sanitarias y no sanitarias en busca de un sentido? Dime Maestro peludo ¿Qué es la Crinicidid?
- Difícil cuestión mi joven botarate. Como estoy con fiebre y no tengo muchas ganas de explayarme seré breve en mi disertación y te pondré una serie de ejemplos. Son sencillos de extraer conocimiento y probablemente sintetizan mejor que nada lo que mentes más ilustres y bienpensantes han dicho y dirán sobre la Palabra Maldita o Maldita Palabra (en inglés).
- Veamos Maestro.
- Uno. La distancia más corta entre dos puntos es la línea recta. Lo otro es darse paseos por el campo.
- Tomo nota.
- Dos. Darse paseos por el campo no está mal. Pero si por dar paseos alguien se forra o alguien lo pasa mal, jodidos vamos.
- Tomo nota.
- Tres. Si en un Congreso hay un más de 50% de inscripciones pagadas por la Industria es un indicador de mal pronóstico. Si es un 30% probablemente también. Si es más de un 70% ya estamos llamando a Bruce Willis como en Armageddon.
- Anoto.
- Cuatro. Puede haber oportunidades. Pero una buena Estrategia nunca debe cumplir algunos de los criterios que se presentan en el siguiente video (elaborado por un prestigioso grupo de científicos de la London College School Gaitas llamados Monty Phyton. Es un checklist que no falla nunca. Pásaselo a cualquier intervención, programa, plan, estrategia que hagas…

- Cinco. Fíjate lo que han hecho los del CERN.
- ¿Los del Bosón?
- Sí, conscientes de que el éxito de un descubrimiento científico no fue el descubrimiento en sí sino la utilización de la tipografía Comic Sans en la comunicación del resultado, han decidido que a partir de este momento todas las publicaciones del CERN se harán utilizando esa tipografía.
- No entiendo.
- No te apures. El Maestro M&Minué le sacará juego a esta metáfora próximamente en algún post (esos posts que se derriten en tus oídos pero nunca en tus manos). Pero básicamente lo que quiere decir es que a veces el petardeo puede vender más que la ciencia.
- El petardeo vende más que la ciencia. El envoltorio más que el contenido.
- Eso es, mi joven y lampiño aprendiz de pichón. El envoltorio más que el contenido. Innovar es a veces poner en un papelito guapo de colores lo que antes nadie miraba. Ahora me voy para la cama dejándote dejo entre boquiabierto y confuso, meláncolico, ambiguo científicamente y ñoarante a lo TS Elliot.
- ¿Nada más que añadir a esta grandiosa lección de hoy mi estimado Maestro de pelo ensortijado por la suciedad y el polvo del crujido anatómico de tus meninges?
- Sí, anota esto también que ilustrará tu saber más que otras lecturas.
Rodeado de flores, bebo solo,
ante una jarra de vino.
Alzo la copa y convido a la luna.
Con mi sombra, ahora somos tres.
- Amén Maestro.
- Amén Pichón.


1 Comentario

“No podemos ganar siempre ¿no?”

“Vivir es pasar de un espacio a otro sin golpearse”
Georges Perec

I keep feeling smaller and smaller
The National

 

Nuestra superficie corporal es aproximadamente de 1,5 metros cuadrados. Las distribuciones de esas superficies corporales en un territorio son fascinantes. Piñol, o mejor dicho su personaje en Victus, tiene razón: la observación metódica, en este caso la observación métodica de esas pieles, de sus relaciones, de sus ternuras y miedos, puede desembocar en una experiencia de ternura.
Sí, la vida es ese ejercicio de pasar de un escenario a otro, temporal, geográfico, simbólico, tratando de no golpearse demasiado, tratando de no lastimarse demasiado con los golpes, tratando de aprender de los golpes. Ejercer una taxonomía del golpe y del no golpe. La clínica como observación de esa relación de una piel o de un grupo inmediato de pieles. La salud pública como la observación de la piel colectiva distribuida en espacios y tiempos. La compasión kunderiana, como acompañamiento, en los procesos individuales y colectivos.

“¿en qué momento las ventanas sienten miedo?
las hormigas ¿se ponen tristes?
¿se cansan las sombras de ciertos edificios?
¿cómo sabe la piel de un árbol que empieza la primavera?
¿cuántas horas de luz necesita para despertar?¿qué temperatura?
y si confunde la estación ¿siente verguenza?
¿sueña el agua dejar de ser agua?
¿lloran los muebles?
¿sienten nostalgia los objetos domésticos
del tiempo en que fueron salvajes?
¿las palabras se emocionan con algunas personas
como las personas se emocionan con algunas palabras?
¿se reconocen síntomas de enfermedad los gorriones?¿tienen miedo de morir?
¿piensan las chimeneas?¿y los semáforos?
¿y en qué piensan?
¿el alba también pasa frío?”

El último hombre del mundo que fumaba ducados

 

El valor simbólico de los perdedores. O los símbolos que utilizan los perdedores. De no tener motivos para perder, pero perder a veces.
De niño pasé mucho tiempo en una habitación grande acompañando a mi abuela. Aquejada de un problema respiratorio severo. Sentado en una silla, me convertí en un especialista en respiraciones. Y en pasar tiempo sentado sin hacer nada. Solo mirar y oir. Contar la frecuencia, la intensidad, el tono y los quejidos. Mirarla. Dejar que mirara a su nieto y le sonriera. Averiguar cuánto había de dolor, dificultad o miedo en la respiración. El tiempo de aquella infancia se contaba por los períodos en los que ella estaba fuera -en el hospital- y cuando volvía a casa. Cuando la ausencia era grande recuerdo la emoción y el miedo de volver a casa, subir las escaleras de vuelta del colegio, sabiendo que había regresado. Una timídez patológica. Esa combinación de timídez, alegría y ternura de tenerla de nuevo en casa.

 “Porque Kamchatka es el lugar donde resistir”
¿Cuáles son los símbolos de los perdedores? Ella usaba un chal violeta. El mayor símbolo fue poder romper a llorar con ganas en aquel chal gastado. El tacto del chal empapado al llorar. ¿Qué símbolos utilizaría ella? Probablemente el de un niño con rodillas usadas y miope llorándole en el cuello fue un símbolo para ella.  ¿Qué símbolos utilizamos para acompañar el dolor para derivar de estancia en estancia amortiguando golpes? Dentro del modelo de los activos en salud hay una parte especialmente intensa y profunda que es el corazón de los activos de una piel (una persona) o de un grupo de pieles (una comunidad). ¿Cuáles son esas riquezas, esas pasiones, esos anclajes, esos símbolos, las identidades que nos hacen caminar despacio de habitación en habitación, tratando de cerrar los bares de la vida con la mayor belleza posible?
Antonio Conesa, en un cortometraje espectacular habla del fútbol como símbolo. Como identidad de la infancia y de la vida adulta. Como elemento de conexión. No, no vamos a ganar siempre. Pero si perdemos, podemos perder con dignidad

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 222 seguidores