salud comunitaria

"if the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot


Deja un comentario

(XX) Salud Comunitaria en Imágenes por el Comité Ciudadano Anti-SIDA de Asturias

Por María José Sánchez Romero, presidenta del Comité Ciudadano Anti-SIDA de Asturias


AVASI  2009- ESTIGMA Y DISCRIMINACIÓN-22 Años de Lucha

Desde el inicio el VIH/SIDA,  fue  una enfermedad  estigmatizante.  El miedo , la ignorancia, y la estrechez de miras  determinaron la extensión de enfermedad denominada por muchos medios de comunicación,  como el cáncer rosa o más tarde, como  la enfermedad de las 4 Haches (heroinómanos, haitianos, homosexuales y hemofílicos).
Informaciones como, “el virus se transmite por la picadura de mosquitos”, dejan resultados  como que,  el 35 % de la población actual,  aún lo cree. El que se perciba como una enfermedad contagiosa , su asociación con ciertos factores de riesgo relacionados con la sangre y el sexo, y la atribución a las personas VIH, la responsabilidad de la transmisión, fomentaron desde el principio,  el estigma y la discriminación

22 años de lucha:

A mediados de los 80, surgen los primeros activistas. Ya Manolo Trillo, en el 85, declara en Diario el País, su seropositividad y constituye la primera ONG de lucha contra el SIDA, en Madrid. En el 86, da una conferencia en la universidad popular de Gijón. Y en el 87, apoya el nacimiento del Comité anti-SIDA de Asturias, que se funda para luchar por los derechos de las personas viviendo con el VIH/SIDA.
En los primeros años, nos preparamos y luchamos por el derecho a morir dignamente, los testamentos  vitales y la eutanasia.
Nos manifestamos en contra de los “sidatorios” como recurso de aislamiento y aunque con mucho dolor, pero, con responsabilidad y  sensatez  , apoyamos la creación de la casa de acogida SILOE, para enfermos sin recursos.
Eran momentos en que Ingresar en un hospital suponía,  estar en aislamiento sanitario y social. Habitaciones individuales o compartidas con otros compañeros seropositivos o enfermos de SIDA, algunos de ellos moribundos. Batas, guantes y mascarillas, era el panorama desde la cama de  tu médico, amigo o pareja. Una enfermedad  catalogada equivocada, o intencionadamente por infectocontagiosa  y que hoy seguimos luchando por que se contemple como  infecto-transmisible, de manera legal.
Puntos rojos en las historias clínicas, y en las camas. Los vasos y los cubiertos  desechables, hace que  algunos ciudadanos, aún duden de las vías de transmisión.
Tuvimos algunas reuniones con directores de Colegios, donde había temor a escolarizar a niños VIH. Conocido fue el caso de Montse, la niña de Málaga, donde los medios de comunicación dieron fe de la visita a casa de la tía de la niña, del Ministro de Sanidad, Julián García Vargas, con sus  hijos.
En la cárcel del Coto y de Oviedo, más tarde Villabona ,  solicitábamos la aplicación del artículo 60,para excarcelar a presos que padecían SIDA, y nos manifestábamos todas las semanas coreando en el juzgado de Gijón, SIDA + Cárcel = Pena de Muerte, esto supuso ser personas non gratas, vedadas por el funcionariado en programas de prevención y apoyo dentro de prisión.
En las piscinas del Cristo en  Oviedo,  vecinos se manifestaban en contra de la utilización de las instalaciones por un grupo de chavales, a tratamiento en la unidad de desintoxicación del Hospital General.
Eran tiempos del AZT, única alternativa terapéutica.

12 años después, en 1997, nace una nueva familia de antiretrovirales  , los inhibidores de la proteasa, que dan una nueva perspectiva .  Cronificación  y Normalización fueron y son, dos términos, muy usados por las instituciones sanitarias y sociales, para esta nueva etapa.
Cronificación  , supone ir todos los meses a la farmacia del hospital a por los antiretrovirales. Hacer analíticas y consultas,  cada  tres o seis mes, intentando mantener el trabajo, con un empresario, que no cesa de acosar.
Cronificación  significa , tener efectos secundarios al tratamiento, algunas muy graves, como reactivaciones de la hepatitis c que llevan a la muerte por falta de un trasplante de hígado.
O tener lipodistrofia asociada  al tratamiento, sin alternativa a la reparación facial, en esta comunidad.
Normalización supone, ir a Andorra a trabajar y no ser admitido por ser seropositivo, de una forma legal, e ir a EEUU de vacaciones y tener que proceder a contestar en  un formulario por internet con anticipación al viaje,  del  estado serológico con respecto a la infección por VIH, catalogada como, enfermedad contagiosa importante para la salud pública Americana.
Renunciar  o No declarar el estado serológico frente al VIH, a la aseguradora Caser, para poder obtener la tarjeta de crédito, de nuestro automovilista Fernando Alonso, Premio Príncipe de Asturias, expedida por la Caja de Ahorros de Asturias.
O luchar contra un registro con nombres y apellidos, para personas seropositivas, implantado por,  con la Consejería de Salud del Principado de Asturias.
No poder hacer el lavado de semen, a varones seropositivos que deseen ser padres en esta  comunidad .
Luchar para que la industria farmacéutica ensaye fármacos adaptados a las mujeres y niños. Y ni que decir de la dejación de los gobiernos de los países en desarrollo con respecto a continentes como  Africa o Asia.
La palabras estigma y discriminación van siempre,  como parte de la misma frase.
Se pensaba que tras el conocimiento  científico , habría un cambio de actitud, y no ha sido así.
Se pide la visibilidad de las personas viviendo con el VIH/SIDA ¡ que difícil , con este panorama!

Tenemos que trabajar  en actitudes y creencias, luchar y exigir la aplicación de los derechos humanos, apoyar a las personas viviendo con el VIH, denunciar ante los tribunales actos que vulneren, la intimidad y  la desigualdad, porque son las acciones y no las actividades las que generan solidaridad, hay que recuperar el activismo frente al voluntariado y enfrentar el concepto de justicia contra el de solidaridad.
Esta exposición, la dedico a  las personas viviendo con el VIH/SIDA, por su lucha día a día. Con el deseo de un mundo justo, en igualdad y sin condiciones.

Texto en pdf


4 comentarios

XIX. Salud Comunitaria en imágenes por Monica Beras

Mónica del Milagro Beras es Médica de Familia y Comunidad en Córdoba, Argentina.

“Promocionando vínculos saludables desde la participación ciudadana”


Breve descripción del Diagnóstico Participativo de la Situación en Salud


Ciudad de Los Niños es uno de los llamados Barrios-Ciudad de la Provincia de Córdoba, Argentina y fue inaugurado en Febrero del 2005. El Ministerio de Solidaridad de la Provincia de Córdoba se propuso contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las familias en situación de riesgo de inundaciones o en condiciones ambientales críticas., y a partir del proyecto “Mi casa, mi vida”. planificó la relocalización de zonas urbano-marginales inundables,
Geográficamente podemos situar Ciudad de Los Niños dentro de la localidad de Estación Juárez Celman, la cual está ubicada al NE de la capital de Córdoba.
El barrio está distribuido en manzanas (un total de 23), donde se agrupan las diferentes viviendas (todas construidas según un mismo modelo de plano: 2 habitaciones, 1 cocina-comedor, 1 baño –con descarga de agua a sistema cloacal-, jardín y un depósito de agua). Algunas familias han realizado reformas y/o ampliaciones. Todos los inmuebles fueron entregados con sistema de agua y luz eléctrica, además cuentan con la instalación de gas para sistema de envasado. Poseen paredes y techos de bloque, pisos de cemento, aberturas, puertas y ventanas de chapa.

Las familias fueron distribuidas según procedencia, intentando evitar, en cuanto fuera posible, los problemas de rivalidad entre los vecinos con orígenes diferentes.
En cuanto a la organización del barrio, se cuenta con espacios verdes y de recreación: una plaza con juegos para niños, un polideportivo. A su vez, con instituciones formales: Centro de atención primaria de salud, escuela Primaria (Escuela Polo Godoy Rojo), Jardín de Infantes, IPEM anexo (el cual funciona por las noches), Comedor de Adultos Mayores, Centro de Cuidados Infantiles y Estación de Policía con Unidad Judicial.

Datos generales:
Cantidad de unidades habitacionales:412
Cantidad de personas relevadas: 1702 (Fuente: actualización de relevamiento familiar. Año 2007/2008)

Principales problemáticas bio – psico – sociales:

  • Gran número de jóvenes y adultos que consumen drogas y alcohol, con el agravio que utilizan los espacios públicos y recreativos como asentamientos para dichos hábitos.
  • Violencia intra- familiar y violencia social.
  • Contaminación ambiental causada por la basura y los olores desagradables provenientes de un frigorífico cercano al barrio y los desagües cloacales son otros de los problemas mas aquejados por la comunidad. A esto se suma la cercanía al aeropuerto (contaminación sonora).
  • Dentro del diagrama de la pobreza, estas familias se pueden ubicar dentro de la categoría de pobres estructurales: hacinamiento (y colecho), analfabetismo del jefe de familia. Población altamente subsidiada.
  • Embarazo adolescente (sin planificación familiar)
  • Desempleo y Precariedad laboral. Las principales fuentes laborales, están constituidas por changas en cortaderos de ladrillo, quintas y/o mercado de Abasto y en la construcción.
  • En cuanto a los cuidados de salud, muchos acuden con frecuencia al dispensario del barrio y otros concurren también a dispensarios cercanos a su lugar de origen. Es decir, prevalece la atención en instituciones públicas por ser escasas las familias con Obra Social.
  • Desnutrición Infantil y en Adultos Mayores.
  • Infecciones respiratorias altas y bajas en los niños menores de 2 años.
  • Problemas bucodentales desde edades tempranas.
  • Deserción escolar en los adolescentes. Niños con comportamientos negativos en la escuela. Violencia Escolar.
  • Escasa organización y participación social de las familias.

Breve descripción del proyecto
Dentro de las problemáticas del barrio; junto a la población se decidió abordar la violencia familiar ya que era un problema priorizado por ellos y factible de ser abordado de acuerdo a los recursos barriales, es decir algunas de sus causas eran susceptibles de ser modificadas (Cabe destacar que las demás problemáticas ya estaban siendo abordadas por las instituciones barriales)
Se partió de reconocer el problema como multidimensional y complejo, que requiere abordajes integrales e intersectoriales.
La idea central del proyecto, consistió en trabajar en prevención, mediante estrategias que se basaron en la dimensión socio – educativa e informativa; en la dimensión organizativa y trabajo en red; y en la dimensión recreativa. Es decir, se abordó el problema desde la prevención específica (talleres educativos en las escuelas, formación de promotores barriales, difusión de la ley de violencia familiar 9283) y desde la prevención inespecífica (conformación de un centro vecinal como modo de canalizar los problemas y buscar de manera colectiva alcanzar soluciones, como espacio de encuentro entre adultos del barrio, como manera de apropiarse de la resolución de conflictos y como modo de esparcimiento.
Otra estrategia consistió en reparar y embellecer los espacios de juego y deporte con los que cuenta el barrio, mediante el trabajo de los propios vecinos, a través de la organización de una “barrileteada” en la plaza del barrio, donde padres y niños pudieron encontrarse en la construcción y el remontar barriletes.
El espíritu del proyecto consistió en sensibilizar a la población en torno a una problemática presente a nivel social e intrafamiliar, en desnaturalizar la violencia mediante la puesta en acción de la propia población, abarcando a todas las familias y grupos etáreos. Es un proceso permanente de reflexión – acción que involucra a todos los sectores del barrio y a los propios vecinos como principales protagonistas.

Equipo Interdisciplinario
Lic Arcas Paola (trabajadora social
Dra. Beras Mónica del Milagro (médica de familia)
Dra. Garcia Brasca María Fernanda (odontologa)
Lic Rimoli Stella Maris (nutricionista)
Enf. Tur Analía (enfermera)
Entidades Articuladas con el Proyecto
Equipo de Salud Familiar. Ministerio Salud de la Provincia. Córdoba Argentina
Especialización en Abordaje Integral de Problemáticas Sociales en el Ámbito Comunitario. Ministerio de Salud de la Nación Argentina.
Centro de Cuidados Infantiles. Ministerio de la Solidaridad.
Comedor de Adultos Mayores. Ministerio de la Solidaridad
Comisaría Cabo Primero Luis Cogote6.
Escuela Primaria Polo Godoy Rojo
ONG Cecopal


1 Comentario

XVIII Salud Comunitaria en Imágenes por Nieves Martínez

Nieves Martínez Cia es  enfermera del  Centro de Salud Las Remudas. Telde (Gran Canaria), Canarias

gtc_051005_2

Abriendo puertas

En Las Remudas y La Pardilla, en Telde, isla de Gran Canaria, se desarrolla desde el año 2002 un proceso comunitario que comenzó “Abriendo puertas” y sigue “Construyendo salud” (proyectos premiados por PACAP 2003 y 2008).
Es un proceso de desarrollo comunitario muy consolidado en el que, tras el Diagnóstico Comunitario plasmado en el libro “Dos barrios hablan. Las Remudas y La Pardilla”, se decidió abordar el tema de la prevención en hábitos de vida relacionados con la salud, con especial atención al consumo de drogas desde la educación y la participación.

Se han priorizado cuatro líneas de acción, entre las que destacan la puesta en marcha de acciones participativas de mejora de los entornos públicos de la zona, realizar un análisis-diagnóstico de salud y de los hábitos de vida relacionados con la salud y la prevención en hábitos de salud desde los centros educativos y en la calle, promocionando situaciones que favorezcan la incorporación de los jóvenes como agentes educativos


Deja un comentario

XVII Salud Comunitaria en Imágenes por Alejandro Vigil

Alejandro Vigil es Educador de Calle en Avilés (Asturias). Escribe a través de varios blogs sobre su trabajo :
Jugando en La Carriona
Si no llueve en La Carriona
La Carriona mola

2

Miguel Brieva es uno de mis autores actuales favoritos. Recoge el testigo del genio para el absurdo de Forges, lo mezcla con mucha mala-baba y un perverso estilo de dibujo de los años 50.
Desde su comic auto-editado “Dinero” nos deja joyitas como esta:
“La OMS recomienda amar con cuidadito.”
¿Acaso nos llevará el siglo XXI a escenas de profilaxis emocional tan divertidas como ésta?

Texto e imagen en pdf

.


Deja un comentario

(XVI) Salud Comunitaria en Imágenes por Domingo Ojer

Domingo Ojer es Médico de Familia y Comunidad en el Centro de Salud de La Felguera (Asturias).Miembro del Grupo de Atención al Inmigrante de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria.

grafico-51imagen-86

Figura 8.6: Informe sobre desarrollo humano 2003: Los objetivos del desarrollo del Milenio: un pacto entre las naciones para eliminar la pobreza. PNUD. Ediciones Muni-Prensa 2003
Grafico 5: Goliat contra David. Quién gana y quién pierde con la Política Agraria Común en España y en los países pobres. Informe de Intermón Oxfam. Marzo 2005


Cuando yo no era más que un estudiante de quinto curso de carrera tuve la suerte de estar en Bolivia, un país bello donde los haya, y que recomiendo a todos que lo visitéis. Una de las cosas que más me llamó la atención era la desigualdad de riqueza que había entre los más pobres, sobre todo indígenas aymaras, y los más ricos, que vivían en los barrios más pudientes de las ciudades más importantes. Nosotros, ciudadanos del mundo opulento, siempre hemos creído que esa desigualdad era característica sólo de los “países subdesarrollados”, y ajena a nuestro “mundo desarrollado” en el que, por simple azar, nos ha tocado vivir. Incluso algunos de nosotros hemos tenido la tentación de explicar la falta de crecimiento económico en algunas partes del mundo o la desigualdad en el reparto de la riqueza de otras mediante la teoría del determinismo cultural (que defiende que la cultura de un grupo explica sus resultados económicos): “es que la cultura africana es incompatible con el crecimiento económico” o “es que los africanos son tan salvajes que ni siquiera respetan los derechos humanos ni se respetan entre sí , así que nunca saldrán de la pobreza”.
Y los años me han enseñado que las cosas no suelen ocurrir casualmente: no es casual que haya “países ricos” y “países pobres”. Ni, por supuesto, es cierto que la desigualdad sea ajena a nuestro “mundo desarrollado”. Es tan obvio que en nuestros “países ricos” hay también desigualdades muy importantes que no voy a pararme ni un minuto en argumentarlo. Quisiera centrarme más bien en algo que para mí es motivo de escándalo, y que quizá sea menos conocido: cómo las políticas económicas de nuestro “mundo desarrollado” son causa de la desigualdad de riqueza y, por tanto, de desigualdades sociales, tanto entre distintos países como dentro de los mismos. Y voy a centrarme en sólo un ejemplo concreto (de los miles que hay): La Política Agraria Común de la Unión Europea (La Unión Europea, que es ejemplo de “desarrollo”).

La Política Agraria Común es la que gestiona las subvenciones que se dan a la producción agrícola de la Unión, y para darse cuenta de su importancia, baste decir que la Política Agraria Común (PAC) acapara cerca del 50% del presupuesto comunitario. Así no es de extrañar el dato de la primera gráfica: cada vaca de la Unión Europea recibe casi el doble del dinero al año por subsidios, que lo que gana como media un africano durante un año. Las consecuencias de esta política son claras, y cito el siguiente ejemplo: los excedentes de producción de la leche europea llega a África (y en concreto a Mauritania, de donde salen muchas de las pateras que arriban a Canarias) a precio por debajo del costo de producción, y después de arruinar a los ganaderos mauritanos hundiendo sus economías familiares al no poder ellos vender ni en los mercados mauritanos por la competencia desleal de nuestra leche subsidiada, les devolvemos a Mauritania cuando llegan en pateras a Europa intentando buscarse el sustento que Europa les ha quitado. Y prefiero no hablar de los subsidios lácteos japoneses, que suponen cuatro veces más por vaca que los europeos, ni de los subsidios de EEUU a su algodón…

Pero, como muy bien argumentaría cualquier lector: “sin estas ayudas de la PAC los agricultores europeos ni podrían competir con los agricultores de los Países en vías de desarrollo, cuya mano de obra es muy barata, y no tendrían tampoco modo de vivir al no poder vender sus productos”… Pero en contra de esta argumentación, en principio tan lógica, hay que mencionar un dato muy interesante: el coeficiente Gini de los subsidios agrícolas que los “países ricos y desarrollados” dan a sus agricultores oscilan entre el 77 en la Unión Europea (subsidios de la PAC) y el 67 de EU. (El coeficiente Gini mide la desigualdad de distribución de riqueza. Un coeficiente de 0 es el de una máxima igualdad de distribución, o sea, todos tienen lo mismo o “les toca” lo mismo, y un coeficiente de 100 es la máxima desigualdad posible). Este dato, el del coeficiente Gini de los subsidios, no habla muy bien acerca del reparto de dichas ayudas, sabiendo que el índice Gini de la riqueza mundial es de 67 y el país con mayor desigualdad de riqueza del mundo (Namibia) tiene un índice de Gini de 70. Quizá se entienda mejor la desigualdad de distribución de los subsidios viendo un caso concreto: la distribución de los subsidios de la PAC en España en el año 2003 (ver segunda gráfica). Ese año los siete que más recibieron en nuestro país, recibieron tanto dinero como 12.700 explotaciones familiares juntas en España (o lo mismo, que la renta per cápita de 90.000 mozambiqueños). Para hacerse una idea: cada una de las 7 personas mencionadas en la gráfica como “los siete magníficos”, ganó como media en concepto sólo de subvenciones de la UE un total de un millón de pesetas POR DÍA. (No quisiera dejar de comentar que los Hermanos Hernández Barrera son los principales accionistas de la multinacional Ebro-Puleva SA, el mayor comercializador de arroz mundial –seguro que conocéis la marca de arroz “brillante”-, el dueño del azúcar que tenéis en casa y de la leche “Puleva”, también conocida por todos nosotros). Con estos datos la pregunta está servida: ¿los subsidios de la UE están sirviendo para ayudar a los pequeños agricultores más necesitados o producen mayor desigualdad social dentro de la Unión Europea? La respuesta parece obvia.

Y tras todos estos datos supongo que el lector, que quizá sea médico, se estará preguntando a dónde quiero llegar. Pues he aquí la respuesta, a modo de conclusión, que por mí hacen mentes mucho más privilegiadas que la mía:

“La desigualdad de las condiciones de vida está determinada por estructuras y procesos sociales más profundos. Las desigualdades son sistemáticas y son el resultado de normas, políticas y prácticas sociales que toleran o incluso favorecen una distribución injusta del poder, la riqueza y otros recursos sociales necesarios, y del acceso a éstos. … La injusticia social está acabando con la vida de muchísimas personas”.
(Subsanar las desigualdades en una generación. Resumen analítico. Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud. OMS)

“If the major determinants of health are social, so must be the remedies”
Michael Marmot, autor de Los Hechos Probados. Los determinantes sociales de la Salud (Pido perdón a Rafa Cofiño por haberle robado la cita de su blog)

“Trabajar por disminuir las desigualdades sociales en renta, empleo o educación es, sin duda y por ello, mejorar la salud de quienes más lo necesitan”
Manuel Díaz Olalla (miembro del grupo de Atención al Inmigrante de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Madrid, e inestimable amigo mío)

Y la evidencia parece demostrarnos que nosotros, pertenecientes al “mundo desarrollado”, tenemos algo que ver con la mala salud y el enfermar de muchas personas tanto de nuestra sociedad como del mal llamado “mundo subdesarrollado”, y si no fuéramos indiferentes a la injusticia social que las políticas que nuestro “mundo desarrollado” provoca, podríamos hacer mucho más por su salud.

Texto e imagen en pdf


3 comentarios

(XIV) Salud Comunitaria en Imágenes por Elena Ferrero

Elena Ferrero Fernández. Residente de Medicina de Familiar y Comunitaria en el Centro de Salud El Coto (Gijón-Asturias). Miembro del Grupo de Atención al Inmigrante de la samfyc.

“La Comunidad está ahí fuera…”

Sólo unas palabras un poco desordenadas para explicar el porqué de esta foto….¿qué vi en esa pared pintada, de una calle cualquiera, de una ciudad cualquiera (sin que esta expresión le reste carisma a mi querida Sevilla)?. Vi una Comunidad.
Para los expertos en el apellido olvidado por algunos de la Medicina de Familia, ésta idea puede ser algo muy simple, pero para los que nos hemos iniciado hace poquito en las bases de lo Comunitario, es toda una revelación, o mejor dicho, dos: la primera, que para conocer La Comunidad hay que salir a la calle, como para ver este graffiti. Si el primer paso en APOC es “definir y caracterizar” la población, no tiene sentido buscarlo de otra forma que entrando en contacto con ella. ¿Con ella o con ellas? Una comunidad, pero con múltiples y muy diferentes realidades, ésa es mi segunda reflexión delante de ese muro multicolor.

Entender esto es fundamental para asumir que si un punto esencial es priorizar y detectar los problemas, hace falta establecer un contacto con sus miembros y con quienes los representan.  Otra de las “revelaciones” que se me presentaron  durante mi rotatorio como residente de Medicina Comunitaria fue que es cierto que no importa cómo de numeroso sea un grupo, puede ser tan pequeño como un barrio y esconder tanta diversidad como la que refleja este graffiti. Querer conocerlo es muchas veces el primer paso y el más importante.
Gracias a quienes me ayudan a ser autocrítica y a hacerme preguntas para encontrar las respuestas que no pensé que buscaba, voy comprendiendo éstos y otros muchos aspectos sobre la Medicina Comunitaria.

¿Son ideas muy simples o evidentes? Seguramente, pero son importantes, así que por si le sirven a alguien, ahí van..

Texto e imagen en pdf


3 comentarios

(XIII) Salud Comunitaria en Imágenes. Social Epidemiology Course

Alumnos y profesores del Social Epidemiology Course
(Escuela de Verano de Salud Pública de Maó 2008)

(hay ausencias importantes en la foto!!)

Social Epidemiology

Quality of life. Justice. Social relationships. Social networks. Non linear thinking. Critical research. Street. Speak. Listen. Contextualism. Level of causality. Unwelcome guest in the house of medicine!. New and Old. Inequities and Health. Public Policies Choice. Paradoxes full. Lost in translation. We got out from the cave! (and in another…). Affluenza (affluence+influenza). Glocalisation (globalisation+localisation). Environment. Multi, inter, transdisciplinary. Baboons. Tiger. Theory> Models. Amish. Biological bases. Society. Map Barriers. Change of paradigm.  Baltimore corner. Contemporáneos…

Imagen y texto en pdf


3 comentarios

(XII) Salud Comunitaria en Imágenes

Por Javier Segura del Pozo. Médico Salubrista.
Del equipo del weblog Salud Pública y algo más

Salud Pública: ¿Pepito Grillo de los individuos o de las políticas públicas?

¿Por qué los políticos y las instituciones de Salud Pública se sienten incómodos cuando tienen que comunicar información sobre determinantes sociales en salud? ¿De donde vienen las dificultades para editar y comunicar estudios que informan sobre la relación entre la mala salud y las condiciones de vida? ¿Por qué es más fácil editar materiales en que se informa a los sujetos qué estrategias individuales (cómo el ejercicio, la evitación del tabaquismo o la obesidad, etc.) deben asumir para no enfermar o no morir prematuramente? ¿Debe una institución informar sobre riesgos solo cuando tiene un plan preparado para controlarlos o intervenir sobre ellos?

Algunos han intentado explicar esta desazón en una falta de habilidad para comunicar riesgos. Desde este punto de vista seria una cuestión técnica que podría resolverse si profesionales de la información tuvieran un mayor peso y presencia en las administraciones en salud pública. Su labor “traductora” solventaría el problema. El problema seria una cuestión de la forma del mensaje y no del mensaje en sí.

Otros sin embargo, sitúan la incomodidad en el mensaje y en el problema de gestionar las posibles reacciones de intranquilidad de la población. La idea central es que la población vive tranquila y el informarle que el hecho de enfermar esta relacionado con el barrio donde vive, el aire que respira o el tipo de trabajo que esta realizando, va a sacarles de esa ignorancia plácida y GENERAR ALARMA. Asociado a este enfoque está la idea de que para qué intranquilizar a la población si no podemos hacer nada para remediarlo. “Si no podemos cambiar las condiciones de vida” (¿…desde Salud Pública o desde ninguna “palanca”?).

Finalmente, otros sitúan el problema en una falta de asunción del papel de la Salud Pública como traductor entre los problemas que se ven en el sistema sanitario asistencial (el lenguaje del numero de enfermos y muertos) y las políticas publicas (el lenguaje de los determinantes sociales)y de mediador entre lo individual y lo colectivo.

La idea central es que lo individual esta determinado por lo colectivo y también en la salud. Es decir, que lo que un médico clínico ve como casos particulares de pacientes con síntomas y enfermedades en u centro de salud o un hospital, tiene su origen en las condiciones colectivas de vida de la población. Si queremos prevenir eficazmente estas enfermedades y este sufrimiento, debemos intervenir en los condicionantes sociales. Ahora viene otra pregunta ¿Quién y como intervenir?

Como dice el Libro Blanco de la Salud Publica de la Comunidad de Madrid, la Salud Pública se sitúa en un lugar de encrucijada entre dos ejes de tensión: técnico-político e individual-colectivo. En vez de verlo como un problema y tender al repliegue (o huida) al campo determinado por los polos técnico e individual, es decir, la clínica y los consejos individuales, debemos contemplar este lugar de encrucijada como una oportunidad de desarrollo de la Salud Pública en un espacio en el que no tenemos competidores y con una misión social clara:
•    Traductor (tensión “lo técnico”-”lo político”):
➢    medicalizar lo político (traducir el coste en salud que suponen los problemas sociales) y
➢    politizar lo sanitario (transformar el conocimiento sobre la distribución de las enfermedades en medidas sociales y políticas para luchar contra ellas).
•    Mediador (tensión “lo individual” y “lo colectivo”): servir de enlace a una serie de servicios y dispositivos (Atención primaria, salud mental, servicios sociales, Centros de atención a la drogadicción, Escuela, etc., que atienden individualmente problemas (Síntomas, ansiedades, situaciones de exclusión social, drogadicción, fracaso escolar, etc.) que tienen determinantes sociales comunes) promotor de espacios de coordinación

Volviendo al principio,  es decir, a entender la incomodidad de los políticos para comunicar riesgos colectivos, podemos concluir que:
•    Está claro que tener periodistas que te ayuden a darle la adecuada forma al mensaje es fabuloso
•    Está claro que es mucho mejor cuando se tiene un plan de intervención ya preparado sobre los riesgos que se comunica

•    Pero el problema principal es tener políticos (y salubristas) con una idea clara de la misión de la salud publica, capaces de ser buenos mediadores y traductores con políticos (e instituciones) de otros áreas: medioambiente, servicios sociales….y con capacidad de liderar o promocionar planes intersectoriales, de convencer al compañero concejal, consejero o ministro que cuando informa sobre el coste en salud que tiene o tendrá una decisión política del ramo correspondiente (construir una carretera, no intervenir sobre un riesgo ambiental, priorizar…) no le está “pisando el callo”, sino cumpliendo con su misión social.

La salud publica será tan Pepito Grillo como los ministerios de medioambiente o el defensor del pueblo. Pero debe decidir si quiere asumir el papel de Pepito Grillo de las conciencias individuales (culpabilizando por los hábitos nocivos de salud) o del sistema (Pepito Grillo de las políticas públicas).

Acabemos diciendo que no toda la responsabilidad es de los políticos. Hay una clara responsabilidad técnica: proporcionar la información adecuada a los políticos para intervenir, indicar dónde es mas eficaz intervenir para tener mejores resultados. La buena informaron le ayudara al político a superar el vértigo de tener que afrontar la realidad y de evitar tentaciones escapistas.

Texto e imagen en pdf


1 Comentario

(XI) Salud Comunitaria en Imágenes por “A pie de Barrio”

Emilio Parajón Posada. Asociación de Vecinos del barrio de La Arena (Gijón-Asturias).
Nudo de la red “A pie de Barrio”

Imagen: Cuadro Mayo Redes Sociales. (lienzo pintado con petróleo reciclado y pinturas acrilicas). Imagen disponible en Flickr (jimmycostarica)

A pie de Barrio

La Red “A pie de Barrio” (ApB) es un sistema social para participar en la construcción de ciudades y barrios saludables. Apuesta por una nueva ciudadanía que trabaje en red desde el voluntariado ciudadano organizado, y lo haga en asociaciones vecinales abiertas a todo el tejido social existente.

No es común actuar así. Los presidencialismos (impuestos por leyes, estatutos y reglamentos) obligan a una realidad distinta de la que se propone desde ApB.

A través de la Red, sin presidencias personales, ni verticalismos de ningún género, se fomenta un modelo de democracia avanzada basada en el poder de la ciudadanía más que en el poder de las instituciones; no es fácil, se encuentran muchas resistencias de todo tipo y color.

Esas resistencias no se originan por malas voluntades. El desconocimiento de lo que es el trabajo en red, y la inercia de un ostracismo en el pasado, impiden que la rica trama de la asociación vecinal tome conciencia de la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos que vertiginosamente corremos.

Texto e imagen en pdf


A pie de Barrio en Google Earth
A pie de Barrio en la Revista Comunidad del PACAP


Deja un comentario

(X) Salud Comunitaria en imágenes por Luis Carlos Silva

Luis Carlos Silva. Licenciado en Matemáticas. Investigador titular y profesor del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana

Pautas para el debate científico, racismo y salud pública

En octubre de 2007, tomó notoriedad la sorprendente entrevista realizada por el Sunday Times a James Watson, uno de los ganadores del Premio Nobel en los años 50 por el descubrimiento de la estructura de doble hélice del ADN. Este señor dijo que “la inteligencia -IQ- de los africanos es inferior y por tanto no deben ser considerados para promociones laborales dadas sus bajas calificaciones genéticas”. El científico aseguró en una conversación con una antigua discípula que es pesimista respecto al futuro de África, “porque la totalidad de nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, cuando todas las pruebas demuestran que no es así”.

Virtualmente todo el mundo ha reaccionado acusando al encumbrado científico de racista. Y casi con seguridad tienen razón. Pero a mí juicio la convicción expresada por Watson no es falsa por ser racista, sino que es racista por ser falsa. Esta sutil distinción procura llamar la atención acerca de cómo debería desarrollarse el debate científico en general, y muy especialmente en el ámbito de la Salud Pública y los aspectos sociales de la salud (es obvio que en otros campos el margen para la discusión es más estrecho). La “fundamentación” con que Watson remató su comentario fue especialmente pueril e impúdica: “si bien existe un deseo natural de que todos los seres humanos deben ser iguales, la gente que tiene que tratar con empleados negros sabe que eso no es así”.

Sin embargo, la mayor parte de las reacciones partieron axiomáticamente de que una supuesta supremacía blanca en materia intelectual tiene algún valor moral, lo cual me parece irracional. El asunto esencial no reside en si la afirmación es racista o no, sino en si hay motivos para considerarla verdadera. Solo entonces procede examinar sus connotaciones o el uso que se le dé a aquello que sea cierto.

Algunos creen, por ejemplo, que en cuestión de 10 años casi todos los jugadores de las ligas europeas de fútbol serán negros africanos y de otros países. Creen que ellos tienen más potencialidades para dicho deporte (más elasticidad, más resistencia, etc) y que solo es cuestión de tiempo (poco tiempo) que adquieran el oficio y la técnica necesarios para que tal superioridad se exprese de manera avasallante. No hay pruebas; es solo una presunción, empíricamente fundada, eso sí, por las tendencias que se observan. Ahora bien, como tal punto de vista “favorece” a los negros, no hay mayor riesgo de que se les llame racistas por ello a quienes lo sostienen. Pero si éste no se descarta a priori como posibilidad en cuanto al físico, ¿por qué dar por sentado que la inteligencia de todas las etnias es la misma? Creo que en todo esto rige la idea de que hay que rechazar de antemano que la realidad pudiera ser como ha afirmado James Watson. O sea, se trataría de un apriorismo típico, basado en lo que hoy se considera “políticamente correcto”.

Todo esto viene al caso porque la forma en que ha de llevarse adelante el debate científico es un aprendizaje en buena medida pendiente para todos. Personalmente, he echado en falta algún tipo de decálogo acerca de cómo deben (y cómo no deben) desarrollarse las controversias en el marco de la ciencia, cualquiera sea el contexto en que éste discurra, sea en una revista científica, en un salón del ámbito académico, o en la prensa.

Si bien existen algunas reglas no escritas más o menos admitidas por toda mente racional, la realidad es que no siempre están claras, y las que lo están se violentan de uno u otro modo con bastante frecuencia. Asumiendo el riesgo de omitir elementos importantes, algo que acaso sea especialmente perdonable en la gramática natural de un blog (tampoco escrita, por cierto), debido a su naturaleza abierta a la intervención general de los lectores y por ende a sus aportaciones críticas, me atrevo a sugerir algunas, las esenciales:

• La verdad ha de ser un valor sagrado del que nadie puede jamás apartarse deliberadamente, ni siquiera cuando tema que conocerla pueda ser empleado de manera espuria.
• Todo sentimiento personal de ser poseedor absoluto de la verdad debe abandonarse.
• Los adjetivos y juicios sobre las personas que emiten sus opinones deben ser erradicados.
• El lenguaje empleado ha de ser simple, inteligible e inequívoco.
• Una objeción concreta no puede ser pasada por alto como si no se hubiera realizado.
• La información externa a que se apele durante la discusión debe ser correcta, completa, precisa y accesible.
• El renombre de un científico no ha de invocarse como algo que agregue solidez por sí mismo al punto de vista que se defiende.
• Los razonamientos teóricos y las evidencias estadísticas no han de suplirse con anécdotas ni esgrimir estas últimas como argumentos de peso contra los primeros

Volviendo a Watson, y para colocar el asunto en el contexto de las reglas arriba mencionadas, obsérvese que, amparado en su bien ganado prestigio nos endilga vagas consideraciones anecdóticas en calidad de prueba. Por otra parte, cabe recordar que sus estridentes consideraciones llueven sobre mojado. Ya antes nuestro personaje se había declarado admirador de la obra de Charles Murray y Richard Her¬rnstein, los autores de “The Bell Curve”, un tratado de más de 800 páginas (1) donde se pretende demostrar que los pobres no solo se caracterizan por su escasez de recursos sino, también y sobre todo, por su menguada inteligencia. Tal doctrina tiene como piedra angular las pruebas de inteligencia, a partir de cuya aplicación se obtienen datos que les llevan a proclamar la esterilidad de procurar ayuda a los niños con mayor retraso, en especial a los de raza negra. Si la obra mencionada tuviera verdadero sustento científico, al menos yo no le vería ninguna connotación ética al hecho biológico que en ella se proclama (sí se lo vería a la sugerencia de preterir a los menos dotados, desde luego). Pero la naturaleza acientífica y paralógica del trabajo de estos neoeugenésicos ha sido profusa e inequivocamente demostrada con argumentos sólidos, no con meras palabras alarmadas por la veta racista que lo atraviesa (2,3,4,5). La advertencia tiene interés, en mi opinión, porque en este caso los juicios de valor hechos al margen de la ciencia coinciden con los que dimanan de la propia ciencia, pero no faltan ejemplos en que esta última se ve asfixiada por el apriorismo de aquéllos.

Referencias
1. Herrnstein RJ, Murray C (1994) The Bell Curve: Intelligence and class structure in American life. Nueva York: The Free Press.
2. Gould SJ (1994) Curveball. Revista The New Yorker del 28 de noviembre de 1994.
3. Fraser S (1995) The bell curve wars: race, intelligence and the future of America. New York: Basic Books.
4. Mutaner C, Nieto FJ, O’Campo P (1996) The bell curve: On race, social class, and epidemiologic research. American Journal of Epidemiology 144: 531-536.
5. Silva LC (1997) Cultura estadística e investigación científica en el campo de la salud: Una mirada crítica. Madrid: Díaz de Santos.

Texto completo en pdf
Ver “Salud Comunitaria en Imágenes”


2 comentarios

(IX) Salud Comunitaria en Imágenes por Elena Serrano

Elena Serrano es residente de Medicina Familiar y Comunitaria en Barcelona.Colabora en el Journal Club Residentes de Familia

Imagen: Maitena


“Pocos minutos después de ver la luz y el nuevo mundo que le rodeaba, un primer contacto de piel con piel. El pequeño se arrastra por instinto hasta el pecho de la madre… en busca de alimento…”

Demostrado el papel de la lactancia materna tanto en el desarrollo infantil como en la salud maternal, el número de madres que lactan es cada vez menor tanto en los países desarrollados como en vías de desarrollo

¿Por qué hemos perdido la cultura del amamantamiento y la hemos reemplazado por los biberones?.

La lactancia materna constituye la forma principal de alimentación de los recién nacidos y lactantes. Es la manera en que la naturaleza ha dotado a los humanos para su protección y supervivencia.

A lo largo de la historia se han producido diferentes cambios del proceso natural de la lactancia. En la época medieval aparece la nodriza como la persona encargada de amamantar al bebé justificado con la idea de que el calostro era un alimento nocivo. La leche industrial libera a la mujer de la crianza para integrarla en el mundo del trabajo asalariado. En la era de nuevos descubrimientos, la industria farmaceútica y alimentaria nos han hecho olvidar el valor de la leche materna.

La lactancia no debería ser un procedimiento complicado y difícil. Su éxito radica en varios factores relacionados con la madre y la sociedad en que vive. Si el amamantamiento es algo natural, ¿por qué la mujer necesita hoy en día ayuda para lograrlo y para valorar su importancia?. Algunas de las razones que podrían estar relacionadas con esta dificultad para establecer y mantener la lactancia son la medicalización del parto, la confluencia de diversos factores socioeconómicos, culturales y políticos.

¿ Qué lugar ocupa el sentido común en la pérdida de esta experiencia ancestral?.

Texto/imagen en pdf

Ver sección “Salud Comunitaria en Imágenes”


Deja un comentario

(VIII) Salud Comunitaria en Imágenes por Alba González

Alba González Sanz. Estudiante de Filología. Responsable del Colectivo Cultural Hesperya

smog, ciudad

Lo llaman smog, pero es mucho más sencillo: no hay oscuridad en la ciudad, es imposible hablar de mantos negros cubriéndote mientras duermes. Porque claro, duermes. En este cuarto pequeño, caluroso. Yo no sé qué será de nosotros porque al atardecer, algunos días de especial empuje del sol, el horizonte se ve sucio. Y cómo hacer planes, entonces, si no puedo mirar adelante y vernos sin bruma de arena matizando las dudas. Llega la noche y tú duermes, no padeces desvelo, no te afectan los barrenderos justo al rozar la media noche, los gritos de la calle. No te ciega esta luz, esta luz en horas de brecha que vuelve el cielo dorado, rojo, arrebatadoramente brillante, contaminado… mis noches de insomnio. Ya lo sé amor, no sirve escrutar el cielo para conocer futuros. A cinco kilómetros el aeropuerto, la luz roja intermitente de los aviones comerciales (y desde arriba, en el asiento, la sensación de fuga, de catástrofe, de soledad). He puesto la radio muy bajito, muy suave. Descubro que Madrid sufre estos días mareas de arena del desierto; peligrosas, afiladas. Tal vez decidir sea más fácil si bajamos al Sáhara, amor, sin smog, sin contaminación lumínica, sin aviones, sin ruido. Entonces sí, entonces tal vez nada oscurezca el horizonte.

Texto/imagen en pdf


1 Comentario

(VII) Salud Comunitaria en Imágenes por Ernesto Barrera

Ernesto Barrera. Médico de Familia de Madrid. Moderador de la lista de distribución MEDFAM-APS.

“We’ve got a big problem”

Estados Unidos es líder mundial en la producción de investigación, contando con la autoría de cerca del 60% de los ensayos clínicos registrados, según se puede ver en esta imagen, tomada de la web

http://www.clinicaltrials.gov/ct2/search/map.

Panorama investigador mundial poco halagüeño por desigual, que aún lo es menos si analizamos la noticia que se publicó hace unos días en la edición electrónica de The Washington Post:

“Report Claims Clinical Trials Miss Many Populations”

En este periódico se hacen eco de un informe reciente que de nuevo nos recuerda la infrarepresentación de diferentes grupos de personas, en los ensayos clínicos realizados para probar nuevos fármacos en Estados Unidos.

Las conclusiones de un ensayo clínico se pueden extrapolar a la realidad en la medida que la población del experimento se parezca a la nuestra, y podamos responder afirmativamente a la pregunta: “¿los resultados son aplicables a mi paciente/contexto?. La respuesta está difícil, sabiendo que mujeres, personas mayores, minorías, personas con discapacidad, población rural….son “olvidados” a la hora de construir ciencia. Un tipo de discriminación que hace que se resienta la validez externa de muchos ensayos clínicos, o lo que es lo mismo, que nos debiera hacer cuestionar la indicación, seguridad, efectividad del nuevo principio activo, cuando sus supuestas bondades terapéuticas se pretender generalizar a una población diferente de la que aparece en el laboratorio experimental en que fue probada.

No se puede olvidar tampoco este problema cuando en el “pack comercial” del nuevo fármaco se incluyen evaluaciones económicas favorables, tan de moda, y que no siempre llegan detrás de las necesarias pruebas de seguridad y efectividad. Aquellas evaluaciones serían simples ejercicios teóricos de modelización para hacer frente a la incertidumbre, poco realistas, y beneficiarios de un ilusorio saldo favorable en las conclusiones si la población que no se considera puede ser (como es probable que así sea) la que tenga más comorbilidad, la que más sufra los efectos adversos, la que tenga menor cumplimiento terapéutico, la mas susceptible a la enfermedad, la que más fármacos pueda consumir, o en resumen, la más vulnerable desde la más amplia perspectiva social y sanitaria. Demasiadas “peculiaridades” que, seguro, pueden invertir el resultado del análisis de sensibilidad farmacoeconómico, convirtiendo la opción más efectiva y eficiente en una opción dominada por otra menos efectiva pero, por ejemplo, con menos efectos adversos.

En fin, un “olvido” que seguro tiene consecuencias para todo el mundo, y que también deben ser motivo de reflexión en nuestro país, donde los nuevos fármacos tienen un fácil mercado de expansión, y también se podría estar abusando de una suerte de argumento a pari que presupone una identidad de respuesta a los nuevos fármacos en toda la especie.

Sabia conclusión la de uno de los autores del informe, Daniel S Golberd, cuando afirmaba “We’ve got a big problem” .

Texto/Imagen en pdf


2 comentarios

(VI) Salud Comunitaria en Imágenes por Mercedes García Ruiz

Mercedes García Ruiz. Psicóloga y Sexóloga. Coordinadora del Area de Salud y Programas Sociales del Conseyu de la Mocedá del Principáu d´Asturies

Imagen: “The best night” Maite Centol. 2007

Las noches ideales de adolescentes, jóvenes, chicos y chicas…¿hay tantas diferencias? El romanticismo sigue siendo el elemento clave para una relación “ideal”, para una “noche ideal”.

“Me gustaría que mi noche ideal fuera con alguien a quien quisiera de verdad, el lugar no me parece importante, podría ser en cualquier parte, lo único que quiero es que sea con alguien por el que sienta algo realmente. Que empiece lentamente con besos, caricias,…; y luego ya poder pasar a acostarnos” (Chica 17 años)
“Estamos un grupo de amigos en un bar. Llega otro grupo que no conocemos y nos hacemos amigos. Poco a poco va caldeándose el ambiente entre los dos grupos. A mí me gusta una persona del otro grupo y al final acaba surgiendo algo. Salimos del bar y nos vamos a algún sitio que no pase mucha gente y pasa lo que pasa. (Chico 4º ESO)
“Yo desearía que mi noche ideal debería transcurrir con un chico especial que sea (puestos a pedir): guapo, simpático, que me haga reír y ante todo que sea especial y único. Me tendría que llevar a cenar en un sitio caro y elegante, mientras cenamos hablar, reírnos… Después de una buena cena querría que me llevase a su casa y nos tomáramos una última copa allí. Acto seguido, mientras nos besamos, pasamos a mayores en su habitación con una cama enorme. Por la mañana, despertarme a su lado y que me trajera el desayuno a la cama. (Chica 16 años)
“Mi noche ideal comenzaría con una tarde de juegos con la persona a la que amo, serían juegos con bebidas, champán, comida, fresas con nata, chocolate, algún que otro juguete, esposas, lencería sexy; pero lo más importante de estos juegos es hacer que duren lo más posible, estaría durante 3 o más horas jugando y calentando a la otra persona lo más posible. ¿El lugar? Pues sería una casa, pero cambiando de habitación, primero en el sofá, luego en la mesa del salón, la cama, las paredes, la ducha y repitiendo donde más nos apeteciera. Estaríamos haciéndolo hasta que el cuerpo aguantara. Para finalizar el último de los polvos sería el más espectacular, ya que estaría horas deslizando mis labios por cada milímetro de su piel, besándola con frenesí y ternura, con el único fin de hacerla gritar de placer, para que así, jamás se olvide de ese día.” (Chico 17 años.)
“La primera estar con un chico que esté bien, que me guste y que yo a él también le guste. Quedar en un sitio y luego que me lleve a cenar a un sitio romántico, estar hablando y riéndome con él pila tiempo y que sea educado. Al acabar de cenar, que vayamos a dar una vuelta por la orilla del mar, y tumbarnos en la arena mirando las estrellas y a luz de la luna llena acabar haciendo el amor y ver junto a él el amanecer.” (Chica 16 años)
“Mi noche ideal sería cualquiera, siempre que esté con la persona que quiero. En esos momentos, el lugar es lo menos importante, pues cuando estás con esa persona especial da igual si estás en un parque, en la playa o en la casa de tus abuelos…Sin embargo, en ocasiones, puede influir el ambiente o el lugar. Mi noche ideal sería con la persona que quiero, en un hotel donde no nos falte de nada: jacuzzi, cama de matrimonio, comida, etc. Para mucha gente, el sexo es muy importante, incluso lo fundamental en una noche perfecta. Pero una buena cena, un baño y unos abrazos o besos pueden convertir esa noche en mi noche ideal.” (Chico 16 años)

Textos del Taller Educación Sexual entre Jóvenes del Consejo de la Juventud del Principado de Asturias.
Texto/imagen en pdf


3 comentarios

(V) Salud Comunitaria en Imágenes por Jose Garzón

Jose Garzón. Médicina Familiar y Comunitaria. Actualmente Médico en Formentera. Fue técnico de salud en el Area I en Asturias.

Imagen: Diarios de motocicleta

UNA SALUD DE CINE

“Cuanto más se sabe, más cerca se está de la magia”
Pepe Sacristán, en “Un lugar en el mundo”

Jarrio da nombre a la comarca más occidental de Asturias, paisaje mecido al antojo del mar cantábrico y anclado a la tierra por montañas de roca viva donde las nubes llueven y los ojos de los mayores vieron partir a hijos y a nietas en busca de quién sabe qué. Parajes indomables al paso humano, al peso del tiempo, a un futuro que tarda en llegar.

Mediada ya esta primera década del siglo veintiuno, dos afirmaciones son ciertas: el valor de la imagen como hilo conductor para conocer, sentir, pensar, conmover (en el sentido de llevar al movimiento) y el limo cultural que cada persona atesora como factor determinante de salud. Basándonos en estos dos pilares, cine y salud, desde la gerencia del área sanitaria I de Asturias (Jarrio) pretendemos utilizar cada uno de los fotogramas que componen las historias a oscuras en las salas de cine como herramientas educativas, participativas, aglutinadoras y saludables que nos ayuden a saber más, a enriquecernos como comunidad y que todo eso conlleve, indivisiblemente unido, un incremento en salud, siendo ésta la meta o, quizás, la utopía que perseguimos. Porque la cultura es salud y porque queremos estar más cerca de la magia. “Una salud de cine” es una unidad didáctica, un proyecto de educación para la salud basado en las historias del cine.

Queremos utilizar los conceptos, preguntas, vivencias, situaciones y respuestas que aparecen en las películas como herramientas educativas en salud. Queremos desarrollar, a partir de conceptos cinematográficos, dinámicas grupales de debate, estudio y conclusión sobre temas relacionados con la salud. Queremos posibilitar la existencia de un espacio de ocio, análisis y enriquecimiento cultural para la comunidad. Queremos ofertar a la población la exhibición de películas fuera del circuito de cine comercial. Queremos exhibir películas en un área básica mayoritariamente rural y dispersa en cuya geografía no existe en la actualidad ninguna sala de exposición de cine.

Tomamos prestada la conclusión extraída en la Primera Conferencia Internacional sobre la Promoción de la Salud, celebrada en Ottawa en 1986, que decía “las condiciones y requisitos para la salud son la paz, la educación, la vivienda, la alimentación, la renta, un ecosistema estable, la justicia social y la equidad. Cualquier mejora de la salud ha de basarse necesariamente en estos prerrequisitos”, para elegir las temáticas con las que queríamos trabajar y así, en horario vespertino y con una periodicidad mensual en el Hospital de Jarrio y bimensual en las diferentes casas de cultura de las Zonas Especiales de Salud del Área, se exhibe una película cuyo contenido aborda alguno de los siguientes temas: alimentación (Supersizeme), vih/sida (Los amigos de Peter), drogodependencias (Traffic), medio ambiente (Una verdad incómoda), violencia de género (Te doy mis ojos), conflictos bélicos (La delgada línea roja), migración (Un franco, catorce pesetas), desempleo (Los lunes al sol), eutanasia (Las invasiones bárbaras), discapacidad física y/o intelectual (Eduardo manostijeras)y relación médico-paciente (La enfermedad de Sachs).

Tras la exposición de la película y mediante trabajo grupal se debaten, analizan y discuten los valores, conceptos, creencias y actitudes que sobre los temas anteriores aparecen reflejados en el desarrollo de la película.

Alguien dijo de Hollywood que era la fábrica de los sueños. Podemos ampliar esta afirmación hasta decir que el cine es una fábrica de sueños. Nosotros pretendemos usar esa fábrica para que la mejora de salud de nuestras poblaciones sea una realidad.

Texto/imagen en pdf


3 comentarios

Gapminder: lo que pasa en el mundo contado para el mundo

¿Realmente informan los sistemas de información?¿Es accesible la información a todo el mundo? Ya hemos ido presentado en Salud Comunitaria diversas posibilidades (sistemas de información geográfica, Worldmapper, Swivel…) de presentar información de forma accesible, amena y comprensible (incluso, diríamos, sugerente y motivadora para generar conocimiento y movimientos hacia el cambio).
Gapminder trata, en sus propias palabras, de rellenar un espacio vacío. Ha existido un fallo en la distribución global de la información. Hay muchas personas interesadas en los datos, pero no tienen acceso a ellos (y si consiguen tenerlo, necesitan tener avanzadas habilidades estadísticas para analizarlos).
Gapminder quiere que los datos sean más accesibles y fáciles de utilizar.
No hay agendas políticas detrás de su trabajo. La idea que es todas las personas, independientemente de su agenda política, deberían tener acceso libre a los datos existentes sobre el desarrollo global para mejorar rápidamente su comprensión sobre la complejidad social.
Los mapas representan ,en series temporales y geográficas, información sobre aspectos diversos:
- Gapminder world 2006: explora diversos indicadores económicos, sociales. ambientales y sanitarios en los distintos paises.
- Presentaciones interactivas con el informe del PNUD 2005
- World Health Chart 2001: el primer gráfico de la serie elaborado en colaboración con OMSy otras instituciones internacionales y con acceso a un software descargable de visualización de la información.

WHC2001

- Diversos mapas en pdf combinando diversos indicadores (por ejemplo salud y pobreza)

WHC2006


5 comentarios

(IV) Salud Comunitaria en Imágenes por Valentín Rodríguez

Valentín Rodríguez Suárez. Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.
Responsable de Epidemiología Laboral y Ambiental de la Dirección General de Salud Pública.
Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado de Asturias

saludcomunitaria_imagenesIV

 

El gráfico representa la incidencia de tumores malignos en una empresa en la que las tareas de diferentes tipos de soldadura son una parte esencial del proceso. Entre los muchos compuestos que pueden contener los humos generados, se encuentran el cromo hexavalente (Cr VI) y el níquel, ambos considerados cancerígenos por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC).
La iniciativa de estudiar al colectivo de trabajadores partió de una denuncia realizada por el comité de empresa ante la Inspección de Trabajo, ya que el servicio médico de la empresa jamás habían sospechado (o notificado) un exceso de cáncer entre los trabajadores cuya prevención estaba a su cargo.
Para determinar la incidencia de cáncer fue necesario reconstruir retrospectivamente la cohorte de trabajadores de la empresa (745) desde su inicio, ya que únicamente 220 estaban en activo en el momento de realizar el estudio. Se detectaron 14 casos de cáncer en todo el periodo (1968-2001), siendo todos ellos considerados como enfermedad común (no profesional). Pero lo realmente importante es la estratificación de los casos según la ocupación principal de los trabajadores, observándose que la incidencia es progresivamente más alta según la ocupación requiere mayor número de horas de soldadura. Así, el riesgo relativo (RR) de padecer cáncer en caldereros y soldadores con respecto a otros trabajadores del taller es aproximadamente 15. Aunque la incidencia es bruta (no ajustada por edad o por consumo de tabaco), no hay razones para pensar que la edad o el consumo de cigarrillos puedan ser las causas del exceso de cáncer observado.
Es un ejemplo de estudio descriptivo, muy sencillo, pero con una gran potencia para generar hipótesis etiológicas que deben ser confirmadas con estudios diseñados específicamente para ello.
Estos datos muestran lo que puede estar pasando con otras enfermedades en otro tipo de trabajos: si no se piensa en los riesgos laborales de cada paciente, y no se le pregunta dónde y con qué trabaja en la actualidad y dónde lo hizo en el pasado, no será posible relacionar trabajo con enfermedad, y por lo tanto no se podrán prevenir nuevos casos.

Texto en pdf

 


Deja un comentario

Sigur Rós

En algún curso sobre salud y promoción de la salud, cuando definímos y hablamos sobre la salud, además de poner las definiciones clásicas y bien conocidas ponemos también esto:

aunque también podríamos poner esto:

(El pasado sábado el grupo islandés Sigur Ros ocupó toda la portada de YouTube con la difusión íntegra de su documental Heima -imprescindible- y la presentación de todos los cortos ganadores del concurso Minn Heima

Página de Sigur Ros en español


4 comentarios

(III) Salud Comunitaria en Imágenes por Carlos Alvarez-Dardet

Carlos Alvarez-Dardet,
Catedrático de Salud Pública Universidad de Alicante,
Director Journal of Epidemiology and Community Health
carlos.alvarez (at) ua.es

MyS_VPH

 

Imagen: Portada de página web del CAPS
Centre d´Anàlisi y Programes Sanitaris

http://www.caps.pangea.org/

 

Recientemente el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha dado luz verde a la inclusión en el calendario vacunal en España, con cargo al sistema sanitario público, de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Esta decisión se ha tomado a pesar del alto precio de las dosis y de las dudas más que razonables sobre su eventual capacidad y eficiencia para prevenir un número sanitariamente relevante de muertes por cáncer de cérvix en mujeres españolas, comparado con las actuales prácticas preventivas.
Si la vacuna se aplicara a partir del año que viene supondría, sólo en costos de compra del producto (464,58 por persona), sin tener en cuenta el aparato logístico que deberá desarrollarse ex novo para alcanzar una cobertura significativa en cada cohorte de niñas, del orden de unos 125 millones de euros anuales. Para cuando se empiecen a prevenir los primeros casos de cáncer de cuello uterino, dentro de al menos 30 años, el SNS se habrá gastado unos 4.000 millones de euros. Prevenir una sola muerte por cáncer de cérvix, entonces, habrá costado al SNS 8 millones de euros, sin ahorrar un solo euro en el dispositivo actual de detección precoz por citología y tratamiento, pues se recomienda seguir desarrollando estas prácticas aún en poblaciones vacunadas. Lo abultado de las cifras arroja serias dudas sobre el costo oportunidad de la medida, con esta cuantiosa inversión. ¿Cuántas otras iniciativas en prevención o atención sanitaria, se podrían hacer y no se harán? ¿Qué se dejará de hacer de lo que ya se hace, para nivelar los presupuestos?
Los altísimos costos de la vacunación, atacan a la sostenibilidad financiera no sólo del calendario vacunal español, sino de todo el sistema de servicios de salud pública. Sin embargo, el coste no es el único problema grave: la vacuna del VPH ha sido promocionada ante la opinión pública, los sanitarios y los decisores políticos como una vacuna eficaz en la prevención del cáncer de cuello uterino y el sufrimiento que acarrea en las mujeres, cuando esto no es cierto. Sencillamente, esta evidencia científica aún no existe. Los ensayos sobre la vacuna no han podido ver su efecto en la prevención del cáncer, ya que éste tarda mucho en desarrollarse; además, hay posibilidades reales, comprobadas, de cortar el proceso antes de que el cáncer se desarrolle, tanto mediante la inmunidad natural como con el cribado de lesiones precancerosas y su tratamiento. El ensayo que más tiempo de seguimiento ha tenido hasta ahora ha sido de 6 años (y es un ensayo de fase II) y el ensayo en fase III con mayor seguimiento hasta ahora tiene tan sólo 3 años. Dado que el cáncer que se pretende prevenir tarda 30, 50 o más años en desarrollarse, la brevedad de los ensayos es obvia. Por tanto, hará falta aún bastante tiempo para ver si las personas vacunadas en los ensayos clínicos desarrollan o no menos cánceres que las no vacunadas. En países como España, con una incidencia del problema tan baja, esperar debería ser la conducta lógica.
Ciertamente, con la información disponible es razonable esperar que la vacuna acabe demostrando dentro de años que previene algunos cánceres de cuello uterino. Sin embargo, hay que tener en cuenta los siguientes otros factores: la historia natural de la enfermedad (de evolución lenta), la efectividad de los programas de cribado (alta si el sistema cumple con sus obligaciones), que la vacuna no es efectiva contra todos los serotipos cancerígenos, y que España es un país con baja incidencia de cáncer de cérvix. Por todo ello, es probable que en nuestro país el número de cánceres prevenidos no será muy grande.
También se han planteado objeciones razonables relacionadas con la duración de inmunogenicidad –aún no se sabe si serán necesarias dosis de recuerdo o no–, y sobre el comportamiento de los serotipos no incluidos en la vacuna, que quizás ocupen el nicho ecológico de los ahora incluidos. Hay ejemplos recientes de las consecuencias del uso de la vacuna neumocócica sobre la aparición de serotipos no cubiertos con la vacuna que son multiresistentes a los antibióticos y que causan enfermedad neumocócica invasiva.
Ante esta situación de utilidad aún no demostrada, altos costes para el SNS y prevalencia baja, la decisión más racional sería, y es, esperar a que se acumule más evidencia científica.
¿Cómo podemos explicarnos que el SNS no tome la decisión más racional posible cuando se trata de defender el bien público? Obviamente, la industria farmacéutica y especialmente las compañías promotoras llevan años desarrollando estrategias de cooptación y creación de un clima de opinión favorable, exagerando riesgos con el fin de convencernos, primero, de que existía un problema, y de que luego ellos, precisamente, tenían la solución. Las estrategias de disease mongering –invención o exageración de enfermedades para introducir luego un producto farmacéutico– han sido criticadas duramente y con toda razón desde la deontología publicitaria por el abuso de la buena fe y de la aspiración a no sufrir enfermedades que naturalmente tienen la población y los políticos, a menudo legos en cuestiones sanitarias. El caso que nos ocupa supone la consideración novedosa, muy grave, de que toda infección por VPH es una enfermedad a prevenir, lo que es falso; y además con el énfasis, sin duda interesado, en la –no demostrada– prevención del cáncer de cuello uterino en España.
La industria farmacéutica tiene legítimos intereses financieros, pero no todos ni siempre están en sintonía con las necesidades de salud de la población. El escándalo reciente de la terapia hormonal sustitutoria, y la evidencia de que la industria escondió a la opinión pública durante 30 años graves efectos secundarios del tratamiento de una “enfermedad” previamente inventada, no coloca a este sector en una situación de gran credibilidad pública como garante de nuestra salud.
Por todo lo anterior, los firmantes de este texto pedimos al Ministerio de Sanidad y Consumo y a las Consejerías de salud de las CCAA una moratoria en la aplicación de la vacuna del VPH. Nadie ha justificado que haya prisa para la aplicación de este nuevo programa; por ello, solicitamos abrir un periodo de reflexión, de seguimiento de los efectos de la vacuna en poblaciones reales y de realización de estudios para conocer el coste-efectividad a medida que haya nuevos datos. Todo ello permitirá solventar las dudas razonables que existen sobre la idoneidad de este programa de vacunación para España.

 

Texto en pdf

 

 


2 comentarios

(II) Salud Comunitaria en Imágenes por Juan Gérvas

Juan Gérvas, médico general rural de Canencia de la Sierra, Garganta de los Montes y El Cuadrón (Madrid), Equipo CESCA (Madrid)
jgervasc(at)meditex.es

JG_esperanza de vida

Fuente: Diferencias de la esperanza de vida segúna las categorías laborales
Gales e Inglaterra, 1997-1999.
Fuente “Los hechos probados: determinantes sociales de la salud.
Organización Mundial de la Salud.
Traducción por el Ministerio de Sanidad y Consumo, 2006″
 
 

Pobres y ricos, varones y mujeres

 

Dicen que los mineros llevaban un canario enjaulado, pues su muerte les advertía de la mala calidad del aire, antes de que produjera la suya propia. Los varones son hoy los canarios cuya muerte señala el deterioro social, como bien se ha demostrado en Rusia, tras la debacle del comunismo.
Los varones aceptan riesgos y se ven sometidos a riesgos que se valoran en poco, excepto cuando vemos gráficas en que se compara su supervivencia con mujeres. La forma de vida del varón le lleva a morir antes, y no existen ni políticas ni decisiones que intenten la “paridad” en este evento terrible. Pareciera que es “natural” que los varones vivan menos y mueran antes. No es “natural”, y podría hacerse mucho al respecto.
No es “natural”, tampoco, que los pobres tengan menos años de vida que los ricos. La desigualdad social es causa de muerte, pues no es sólo la pobreza, sino el diferencial con los ricos. Por ello necesitamos políticas de redistribución de riqueza y de discriminación positiva a favor de los pobres (educación, vivienda y trabajo, básicamente). Hay desigualdad entre las naciones, existe desigualdad en cada nación, e incluso entre las clases sociales hay diferencias (la clase media, por ejemplo, incluye un abanico muy amplio de “riqueza”). Hay políticas posibles para reducir todo tipo de desigualdad. Se precisa algo de ciencia, mucha conciencia y constante determinación.
Los que escribimos y leemos esto solemos ser miembros de la clase media. A los pobres no les interesan estas cuestiones. No les interesa nada, cuando las perspectivas en la vida son recoger las migajas que sobran. El valor de la vida es relativo, y para los ricos es más importante vivir que para los pobres.
Ya digo, ante la muerte no somos iguales varones que mujeres, pobres que ricos. ¿No haremos nada para mitigarlo?

Texto en pdf

 


1 Comentario

(I) Salud Comunitaria en Imágenes: Helena Restrepo

Helena Restrepo es consultora internacional en Promoción de la Salud y Salud Pública. Desempeñó diversos cargos técnicos y gerenciales en la Organización Panamericana de la Salud.

Violencia AL

Violencia AL fuentes

La violencia social abarca una gama muy amplia de problemas, algunos de los cuales son muy difíciles de medir vgr. la violencia intrafamiliar. Los homicidios son menos difíciles de determinar porque las estadísticas son más confiables. No obstante, se necesita organizar la vigilancia epidemiológica de tal manera que permita obtener la información de las diferentes fuentes, tales como la Policía, el sector de la Salud y fuentes informales comunitarias, así como permitir el estudio de las tendencias que faciliten las tomas de decisiones políticas. Hoy se impulsan mucho los llamados ” observatorios de violencia” con el fin de mantener una fuente confiable permanente de los diferentes tipos de violencia. Pero no quiero referirme al aspecto epidemiológico de la tabla anterior, quiero enfocar mi comentario al papel de la Promoción de la Salud, que ha sido mi campo de trabajo en los últimos 15 años.

Llama la atención en la información contenida en la tabla, que a pesar de pertenecer los países objeto de ella, a una misma región del mundo, supuestamente con cierta homogeneidad, las diferencias son muy grandes. ¿A cuáles factores se puede deber? En primer lugar, habría que pensar en las metodologías para medir el fenómeno de los homicidios, o sea al aspecto epidemiológico ya mencionado. Pero demos por sentado que son confiables y elucubremos sobre los condicionantes de los homicidios en estos países. ¿Tienen ellos conflictos internos armados que lleven a una violencia social de dimensión mayor? Por lo que sabemos, Colombia los tiene como es sabido; los países centroamericanos El Salvador y Guatemala están viviendo los procesos post-conflictos armados, los cuales se describen como consecuencia de la existencia de una población de jóvenes que al terminar los combates se quedaron sin oficio y entonces organizan bandas delincuenciales para subsistir. A ello se agrega una situación perenne, sobre todo en Guatemala y Honduras de grandes inequidades. Colombia, país que puedo analizar mejor por ser donde vivo actualmente, ha mostrado una reducción significativa en los últimos años de las tasas de homicidio, cuyas tasas superaban en muchos lugares los niveles de 100 por 100,000 habitantes. esto es lo que me interesa más comentar. La reducción se ha debido, no a la desaparición de los conflictos armados, o el narcotráfico, etc. sino a las políticas públicas desarrolladas en las ciudades más importantes y populosas como son Bogotá y Medellín. Dichas políticas han estado, en ambos casos en cabeza de los alcaldes o sea en los gobiernos locales. Para la Promoción de la Salud (PS), el nivel local es fundamental; es allí donde los ciudadanos están más cerca de los gobernantes y por ende las políticas públicas y las políticas públicas saludables son más demandadas y acogidas por la población. En Bogotá desde hace 12 años los alcaldes han asumido en forma continua como políticas de estado, el impulso a la cultura de la convivencia y de aceptación de las diferencias. La cultura ciudadana se ha incrementado sustancialmente; a ello se agregan otras políticas públicas de las administraciones de Bogotá como la de ” bibliotecas públicas”, mejoramiento de la educación para niños y adolescentes y en los últimos cuatro años, la de “Bogotá sin hambre”.

En Medellín, segunda ciudad de Colombia, donde fueron muy agudos los problemas de narcotráfico, las políticas del alcalde en los cuatro años anteriores se distinguieron por su cercanía a la ciudadanía, el mejoramiento de los planes de educación, la construcción de espacios públicos como parques y bibliotecas de gran calidad y hermosura, ubicadas en barrios de niveles socioeconómicos bajos. Al mismo tiempo se ha dado impulso a las actividades artísticas que faciliten la integración de los diferentes estratos sociales y culturales.

¿Qué importancia tiene desde el punto de salud pública estas consideraciones?. Fundamentalmente llamar la atención sobre el sentido de la verdadera nueva salud pública, aquella que trasciende la atención médica y las medidas de medicina preventiva, muy importantes obviamente y esenciales, pero que se requieren otras políticas desde otros sectores que propicien la convivencia, el desarrollo integral de niños y jóvenes y que construyan una sociedad más salutogénica, más productora del bien común que es la salud colectiva.

Texto completo en pdf


Deja un comentario

Salud Comunitaria en Imágenes: allá vamos…

La salud pública, así definida, no es una rama de la medicina, tal como se concibe en
España, sino, antes al contrario, la medicina constituye una rama de la salud pública.
Vicenç Navarro

Hace unas semanas pensamos en poner en marcha una nueva sección dentro del blog de Salud Comunitaria. La idea surge como la posibilidad de explicar determinadas cuestiones relacionadas con la Salud Comunitaria, la Salud Pública, la Medicina Social o la Promoción de la Salud a través de una imagen. Cuando a veces ponemos algún gráfico en algún curso siempre nos gusta mirarlo como quien mira un cuadro, con la belleza impresa en lo que miramos y sobre todo, esto lo decimos muchas veces, con la importancia de que determinadas líneas llevan detrás nombres y apellidos, dibujando tendencias en tiempo y en espacio, nombres y apellidos que hacen posible que las líneas suban, bajen o se estabilicen. Más allá de frías estadísticas hay personas, vidas, barrios, circunstancias, procesos y responsabilidades políticas e individuales y comunitarias. Como aquel libro del “Ojo mágico” después de mirar un buen tiempo la gráfica (o la tabla o una foto) se abre una nueva perspectiva de la realidad y de nuestro posible trabajo en todo esto.

Pensamos en introducir de forma periódica en el blog una imagen. Y hacerlo de forma participativa: que esa imagen y el comentario a dicha imagen lo hicieran personas de diversos ámbitos (personales, profesionales y geográficos) relacionados directa o indirectamente con lo que aquí hablamos. Por dos cosas: primero, porque a fin de cuentas, hasta ahora, esto del blog sólo lo escribía una persona y ya iba siendo buen momento de hacerlo más colectivo; y segundo, porque era una buena excusa para escribir a gente a la que apreciamos (en la cercanía o en la distancia) y que saben mucho de todo esto y pedirles su colaboración desinteresada.
El trabajo y el entusiasmo es de todos los que han enviado – y están enviando- sus imágenes y sus comentarios.
Agradecerles enormemente su esfuerzo y desinterés en esta iniciativa periférica y creativa.
Estamos seguros que la experiencia será de su agrado.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 221 seguidores