Smoke before food: a tale of Baltimore City


Manuel Franco, contemporáneo, anfitrión en epidemiología social en septiembre y recien incorporado desde la Johns Hopkins al CNIC nos remite una estupenda historia e imagen publicada en la sección Images of Health del American Journal of Public Health.

“As part of our study addressing the association between the availability and price of food and diabetes and obesity, we spent 5 months identifying the type and location of food stores, interviewing store managers, and collecting data on the availability and price of foods in 240 stores located in the Baltimore-area neighborhoods where the 963 participants in our study resided.1 Out of the 187 food stores located within the city, 17 were classified as supermarkets, 136 as grocery stores, and 34 as convenience stores. A total
of 25 participants in the study live within 1 mile of the grocery store in the image. We asked the
grocery store managers what items they sold the most of. Cigarettes were consistently at the top
of the list. The image shows a store where cigarettes are advertised, but no sign exists that shows that this is an actual grocery store”

Texto completo: Manuel Franco, Arijit Nandi, Thomas Glass, and Ana Diez-Roux. Smoke Before Food: A Tale of Baltimore City. Am J Public Health, Jul 2007;97:1178
Anuncios

3 comentarios sobre “Smoke before food: a tale of Baltimore City

  1. Hola, tu blog me ha gustado mucho,me recordó a mi época cuando estaba en Jove haciendo familia y rotaba por Cabueñes, en pediatria y demás.Por una parte fue una época feliz, pero pronto me puese enferma y ahora tengo una amiloidosis, secundaria a una fmf, que fue diagnósticada demasiado tarde.Ahora me dedico a difundir esta enfermedad rara y que todos los compañeros sepan que existen enfermedades en las que nunca pensamos, pero que estan ahí.Ojala, desde docencia hicieran un curso de enfermedades raras,¿no te parece?

    Me gusta

  2. Perdona por no haberte contestado antes…llevo todo esto solo y a horas intempestivas y a veces no doy para más 🙂
    Gracias por tu comentario. Esa época de Cabueñes, como residente, para mi fue también muy especial y muy feliz, grandes recuerdos, buen trabajo y grandes compañeros.
    Siento mucho lo de tu proceso, lo de tu amiloidosis. No es lo mismo ver las cosas desde una bata blanca que desde fuera de una bata blanca. Este año yo también he pasado -y estoy pasando- por situaciones “desde el otro lado”. Y es complicado, y duro. Pero supongo que también de alguna forma, pese a esa dureza, muy rico. La posibilidad de contemplar matices que no se ven desde sólo un extremo del mundo.
    El conocimiento es importante. Nunca será suficiente todo lo que podamos leer y aprender, enfermedades raras incluidas. Pero también un listado larguisimo de otras muchas cosas…Fíjate sin más lo que son nuestros conocimientos como médicos de familia cuando acabamos sobre salud pública y sobre salud comunitaria.
    Animo con todo y de nuevo muchas gracias por tu comentario.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s