Epistemología anarquista


El año pasado, revisando artículos, para un seminario que se desarrolló en relación con Investigación en Atención Primaria, encontré este artículo de Gary Rolfe en un número del Journal Psyquiatric and Mental Health Nursing. Un artículo antiguo, del 94. Me llamaban atención en la búsqueda sobre temas de investigación, algunas palabras como: innovación y creatividad. Y el artículo tenía un título suculento:“Playing at research: methodological pluralism and the creative researcher”. El artículo, muy estimulante y de recomendable lectura, se abre así:

Juego, creatividad, proceso e innovación….Uno de los autores que cita constantemente Rolfe en el artículo es Paul L. Feyerabend del que estamos tratando de revisar algo. Feyerabend fue considerado como un anarquista epistemológico y uno de los más radicales críticos de la filosofía de la ciencia.

“En términos generales, Feyerabend sostiene que la ciencia y los mitos o la magia, se encuentran más cercanos entre sí de lo que la ciencia moderna está dispuesta a aceptar. La ciencia no es más que una de las tantas formas de reflexión sobre la realidad que el hombre ha desarrollado, y no es necesariamente la mejor. Antes de aceptarla incondicionalmente, deberían examinarse sus ventajas y deficiencias y compararse con otras formas de pensamiento. Feyerabend (1981b) sostiene que la ciencia tuvo su función liberadora en la historia del pensamiento. Nos liberó de los tabúes religiosos, entre otras cosas. Sin embargo, en la actualidad se ha convertido en parte del statu quoy se ha vuelto tan opresiva como lo fue en su tiempo la iglesia. La separación del Estado y la ciencia, según Feyerabend, sería otro”
Abraham Nosnki y Javier Elguea. La discusión sobre el crecimiento del conocimiento científico en el cuento de la filosofía de la ciencia

Aquí una guinda de su prefacio de “Contra el método” (citando a Lenin y Einstein, los corchetes son de Feyerabend)

“Ésta es en verdad la lección que han sacado inteligentes y cuidadosos observadores. “De este [carácter del proceso histórico]”, escribe Lenin, continuando el pasaje acabado de citar, “se siguen dos importantes conclusiones prácticas: primera, que para llevar a cabo su tarea, la clase revolucionaria [es decir, la clase de aquellos que quieren cambiar o una parte de la sociedad, tal como la ciencia, o la sociedad como un todo] debe ser capaz de dominar todas las formas y aspectos de la actividad social [debe ser capaz de entender y aplicar no sólo una metodología en particular, sino cualquier metodología y variación de ella que pueda imaginar], sin excepción; segunda, [la clase revolucionaria] debe estar preparada para pasar de una a otra de la manera más rápida e inesperada”. “Las condiciones externas- escribe Einstein-, que se manifiestan por medio de los hechos experimentales, no le permiten [al científico] ser demasiado estricto en la construcción de su mundo conceptual mediante la adhesión a un sistema epistemológico. Por eso tiene que aparecer ante el epistemólogo sistemático como un oportunista poco escrupuloso…”

Más Feyerabend:

En versión larga
En versión corta
Con bases de chill-out
En una entrevista un año antes de su muerte en una preciosa terraza romana (entrevista en alemán)

Un comentario en “Epistemología anarquista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s