Rise up with me against the organisation of misery


Marmot encabeza este blog desde su inicio hace unos tres, cuatro años con una frase: “Si los principales determinantes de la salud son sociales, también tienen que ser sociales las soluciones”. Ha sido publicado el informe estratégico de desigualdades en salud de Inglaterra (post-2010) (Fair Society, Healthy Lives) presidido por este buen hombre. El informe es un encargo realizado a Michael Marmot por la Secretaria de Estado de Salud para encabezar una revisión independiente de propuesta de estrategias (evidence-based) para reducir las desigualdades sociales en Inglaterra a partir del 2010.
El punto de partida de la comisión es claro: “Las personas con mayor posición socioeconómica en la sociedad tienen mayores oportunidades y más posibilidades de llevar una vida próspera. Y también de tener una mejor salud. Ambas están conectadas”.
El documento es un documento político. Ya lo advirtió David Werner cuando habló de Atención Primaria en su estupenda revisión de lo que supone realmente implementar la Atención Primaria real.
Los seis objetivos en políticas sanitarias que se marca el texto final está claramente relacionados con informes anteriores de la Comisión de Determinantes Sociales de Salud de la OMS y del Solid Facts:

– Garantizar un buen comienzo en la vida.
– Facilitar a niños, jovenes y adultos mejorar sus capacidades y que puedan tener un control sobre sus vidas.
– Más y mejor empleo.
– Garantizar una calidad saludable de vida.
– Desarrollar entornos y comunidades saludables.
– Reforzar el impacto de la promoción de la salud (aunque hable de prevención se está refiriendo a intervenciones de promoción).

Cada una de estas grandes líneas políticas se concreta en recomendaciones específicas con enjundia y dificultades obvias de reconversión presupuestaria en estados donde la maquinaria sanitaria tiene un peso abrumador.
Mientras leíamos el informe de Marmot 2010, consultábamos también la crónica de David Lawrence, un salubrista norteamericano bajando desde Anchorage hasta Arizona para una reunión sobre Desigualdades Sociales a principios del 2008 (era política Bush todavía). La crónica recoge la definición que el grupo de expertos de salud pública, activistas y trabajadores de salud comunitaria propone de la desigualdad en salud:

“A particular type of health difference that is closely linked with social or economic disadvantage. Health disparities adversely affect groups of people who have systematically experienced greater social and/or economic obstacles to health and/or a clean environment based on their racial or ethnic group, religion, socioeconomic status, gender, mental health, cognitive, sensory or physical disability, sexual orientation, geographic location, or other characteristics historically linked to discrimination or exclusion.”

En el artículo narraba como los organizadores del encuentro (del US Department of Health) trataban de llevar las propuestas finales hacia la creación de departamentos que trabajaran el tema de las desigualdades dentro de otros departamentos, en estas maniobras burocráticas de perder de vista el objetivo final de trabajo. Los participantes, en su objetivo final de priorizar las estrategias para reducir las desigualdades en salud en USA lo tenían muy claro:

“We as a group finally and unalterably decided that the single most important thing that had to be done to address health disparities in America was universal access to high quality health care for all residents in the United States”.

Una curiosidad final es que este artículo (leido via @urbandata y @healthinequitiy) aparece publicado en Politicalaffairs una revista electrónica que se define con el melancólico nombre de “Marxist Thought Online”.
El circulo se cierra con el título de este post: “Rise up with me against the organisation of misery” . La frase es también de alguien indirectamente relacionado con ese Marxist Thought: Pablo Neruda.

“Pero levántate,
tú, levántate,
pero conmigo levántate
y salgamos reunidos
a luchar cuerpo a cuerpo
contra las telarañas del malvado,
contra el sistema que reparte el hambre,
contra la organización de la miseria”.

La recoge Michael Marmot y cierra con ella el prefacio del Informe para Inglaterra en el año 2010. Ahí es nada.

4 comentarios en “Rise up with me against the organisation of misery

  1. Sí, se trata de prioridades políticas.
    Se pueden hacer algunas traducciones para convertirlo en puntos de un programa electoral.
    Repasemos:
    – Garantizar un buen comienzo en la vida.
    Es equivalente a luchar contra la pobreza en la infancia (hay países que prácticamente la han suprimido en el N. de Europa).
    – Facilitar a niños, jovenes y adultos mejorar sus capacidades y que puedan tener un control sobre sus vidas.
    Se trata de actuar en la mejora del sistema educativo (no sólo en inversión, sino en su orientación).
    – Más y mejor empleo.
    Políticas activas de empleo. Inversión en sectores sociales, ambientales…
    – Garantizar una calidad saludable de vida.
    Un buen sistema de salud, un buen sistema de transporte, un buen ambiente laboral…
    – Desarrollar entornos y comunidades saludables.
    Mi barrio, mi cole, mi ciudad, mi centro de trabajo… (son importantes las elecciones locales, autonómicas, del consejo escolar, del comité de empresa, etc…).
    – Reforzar el impacto de la promoción de la salud (aunque hable de prevención se está refiriendo a intervenciones de promoción).
    Un buen ejemplo es la actuación sobre la prevención de accidentes de tráfico. Si no hay un organismo que se ponga objetivos de impacto (reducir accidentes) y se dote de medios para hacerlo, pues no se puede lograr gran cosa. La DGT está haciendo un buen trabajo en este sentido… Sin embargo, falta algo equivalente para accidentes laborales, por ejemplo.

    Me gusta

  2. Muchas gracias por tu comentario David. Es todo un placer que te asomes a leernos en el blog.
    Gracias por las apreciaciones Daniel. El documento “afina” más las líneas políticas en el sentido en el que apuntas, dando esa visión global de actuación sobre factores determinantes de salud que al final es la que tiene más impacto sobre la salud de las poblaciones

    Me gusta

  3. En primer lugar, enhorabuena por el blog Rafael.
    Mi breve intervención buscaba indicar algunas líneas para “hispanizar” (llevar al contexto político español) algo las propuestas del informe. Espero no haber dado la sensación de que simplificaba el informe.
    Por ejemplo, en España llama la atención que nunca se haya planteado como objetivo político la reducción de la pobreza infantil (ni por parte de la izquierda), ni por parte de la derecha (que en principio habla de protección de la familia).
    Por otro lado, pese al grave problema de desempleo es uno de los países del entorno europeo con menor presencia de políticas activas de empleo (además las que hay, como el actual plan 2000, se dirigen a sectores muy específicos, y muy masculinizados, como la construcción).
    Tenemos un problema grave en el caso de los accidentes laborales que no hemos sido capaces de reducir (y sin embargo, hay un buen ejemplo en los últimos años con los accidentes de tráfico).
    Somos una democracia joven, pero que ya está en crisis en espacios tales como la participación vecinal (aspecto en el que España fue ejemplar hace unas décadas), escolar, sindical…
    Somos el país que más ha urbanizado de Europa en los últimos años, pero nuestro urbanismo es de una calidad ínfima.
    Nuestra tardía y pobre industrialización habrían permitido un mayor cuidado del entorno y sin embargo tenemos un acuciante problema de contaminación de agua, aire y suelo.
    En el sistema educativo se desarrolló un sistema público y universal con la Ley General de Educación y los primeros ayuntamientos y gobiernos democráticos, pero seguimos estancados desde entonces.
    Es decir, hay y ha habido oportunidades de actuación para reducir los determinantes sociales de la salud ya, de forma inmediata, si se dirige la atención política hacia donde hace falta. Sin embargo, la dirigimos a la cuestión de los nacionalismos, del terrorismo, de educación para la ciudadanía, o del IBEX 35… que por supuesto son importantes, pero me temo que afectan menos directamente a la salud de la gente que las líneas que apunta el informe, y que en España adquieren especificidades relevantes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s