Concha Colomer: Mi querida Supershinshet


Enlazo un texto precioso de Carlos Alvarez Dardet en homenaje a Concha Colomer y que ha titulado Supershinshet

Se ha creado un blog donde las personas que quieran pueden colaborar enviando sus textos hablando, contando, compartiendo lo que deseen sobre Concha. Se puede escribir a esta dirección bixodeluz.concha2011(arroba)blogger.com para enviar las aportaciones.

Mi querida Supershinshet
(Este es un personaje de comic que creé con Miguel Robles para enviarle a concha chorraditas cuando estaba en Paris, en el centro internacional de la infancia, embarazada de marina. Supershinshet cuando comía quesos Filadelfia adquiría poderes tipo superwoman y volaba por los cielos)

Te escribo esta carta de agradecimiento desde Sevilla, donde aprendiste a bailar sevillanas. Por cierto la ultima vez que te vi bailar con Antony Morgan fue una lección de estilo y saber hacer, ya bailabas como las señoras mayores de Triana, que acumulan en sus años siglos trans generacionales de transmisión de la cultura flamenca. Gracias por haber compartido 30 años de tu vida conmigo, y una niña maravillosa Marina, ya una mujer, artista y buena.

Nuestra pareja fue un poco, bueno bastante, atípica, como la de tu admirada Simone y mi poco admirado Sartre, aunque menos tensa y complicada. Casi siempre vivimos en sitios separados y dimos prioridad a nuestras vidas profesionales frente al mantenimiento de una familia nuclear clásica, en un solo sitio. Recuerdo una de las primeras veces que subí a un avión con Marina que la azafata le preguntó para darle carrete, “niña tu ¿de donde eres?”, marina pensó un segundo y contesto de carretilla: “de Valencia, Sevilla, Alicante, y Denia” haciendo un recorrido por los sitios donde pasábamos tiempo.
La parte buena de esto es que hemos tenido carreras profesionales y trayectorias vitales muy enriquecedoras, siempre apoyados el uno en el otro, la parte no tan buena es que a veces han soplado entre nosotros vientos disgregadores de diversos rumbos que nos llevaban por caminos diferentes, a veces de manera muy recia. Gracias por haberlos aguantado y seguir conmigo hasta el final.

Sabes que te admiré mucho profesionalmente, porque fuiste muy valiosa, cosa que ya han comentado otras personas y que no me extenderé. Hoy, solo decirte que en cada reunión profesional que tenga en lo que me quede de vida antes de decir nada, me preguntaré a mi mismo que dirías tú. Has sido mucho mas capaz que yo de gestionar grupos y liderar procesos complejos, tu época de directora del IVESP fue memorable, como lo ha sido también la del Ministerio, las mujeres -y también los niños y los padres de España te deben mucho-, tu tranquilidad y tu verdadera visión del largo plazo han sido una lección para quienes te hemos conocido profesionalmente. Yo ya estoy en una fase mas tranquila de mi vida profesional, pero me agrada decirte y agradecerte, que el artículo de toda mi vida investigadora que ha recibido más citas fue el de la tesis de Tula, continuación intelectual de tu propia tesis y en el que tú tuviste un gran protagonismo.

Poca gente tiene un cúmulo de episodios graves de salud como los que nosotros hemos tenido, contando con tu ultimo diagnostico de leucemia. Han sido cosas graves y liantes, sobre todo el ictus mio, necesitados de rehabilitación y apoyo, gracias por haber estado ahí, sobre todo nuestro año en Madrid, viaje a Venecia incluido, ese año me acompañara siempre como uno de los recuerdos mas lindos de mi vida.

Los que nos quedamos acá una vez que tu te has ido, llevamos una carga notable de pérdidas, no sólo tu, sino enrique y tu padre, en los últimos tiempos. Para vivir con estas perdidas tan notables y tan agolpadas en el tiempo, le preguntaremos a nuestros recuerdos ¿que harías tu en esta situación? Y seguiremos viviendo con fuerza.

Gracias por último, por haber ejercido de supervisora general de mis actividades, sobre todo desde el ictus, ya se que he protestado muchas veces por ello, pero ha sido muy importante para mi. La vida, gran psicóloga, me pone ahora por delante un nuevo y difícil ejercicio de rehabilitación, hacer yo de auto supervisor, y/o pedir ayuda a otras personas, espero no cagarla mucho.

Un beso,
Carlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s