Promoción de la salud (II): hacia políticas públicas saludables


Esto es de 1998. Uno de los primeros textos en los que empecé a entender lo que era la promoción de la salud.

Conceptos, modelos y aspectos controvertidos en Promoción de la Salud. Pilar Regato. Dimension Humana 1998; 2(5): 29-34

“Parece lógico poder definir la promoción de la salud (PS) como cualquier medida que promueva el bienestar de los individuos y la ausencia de la enfermedad. Pero antes de adentrarnos en la anatomía del concepto, veremos que la OMS en su formulación de la estrategia de PS aporta una serie de principios éticos morales, una serie de varlores que han sido recogidos fundamentalmente en la Carta de Ottawa y que se pueden resumir de la siguiente manera:

1. La Salud debería ser vista holísticamente, como un estado positivo. Es un producto esencial que las personas necesitan para alcanzar una vida productiva social y económicamente.

2. La Salud no será alcanzada y las enfermedades no serán controladas mientras existan desigualdades en salud entre naciones y grupos sociales.

3. Una Nación saludable no es sólo la que tiene una distribución equitativa de los recursos, sino también la que posee una comundiad poderosa y capaz, que se implica en la creación de las condiciones necesarias para llevar un vida saludable.

4. La Salud es demasiado importante como para ser dejada a los Servicios Sanitarios y es necesaria una reorientación de los mismos. Es importante también reconocer que un número muy amplio de servicios públicos y privados e instituciones tienen influencia sobre la salud en sentido positivo  o negativo. Los Servicios Sanitarios a menudo no se adaptan las necesidades de la población, tratan a las personas como receptores pasivos de cuidados y así les quitan poder. El principal modus operandi de la PS es la capacitación no la coerción, la cooperación más que la adherencia.

5. La Salud de las personas no es exactamente una responsabilidad individual; nuestra salud está en una gran medida gobernada por el entorno físico, social, cultural y económico donde vivimos y trabajamos. Ignorar estas circunstancias sociales y ambientales es una estrategia incorrecta y poco ética. Es una cierta manera de culpar a las víctimas.

Todos estos principios ideológicos de la Promoción de la Salud, nos llevan al compromiso y a la conclusión de que lo esencial, el verdadero corazón de la PS son los cambios políticos., la construcción de una política pública saludable”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s