Luchas y resistencias desde nuestros barrios: de Contrueces a Lindsay Heights


“Vivir es pasar de un espacio a otro haciendo lo posible para no golpearse”
Georges Perec. Especies de Espacios

Pablo González (aka Pablo Garay aka Pablo Contru) además de ser médico de familia y comunidad en Contrueces trabaja en los barrios. Tuve la suerte de poder compartir con él unos días de rotación ya hace un año. Realmente Pablo venía a rotar con nosotros, pero acabé rotando yo con él y aprendiendo un montón de cosas.

Pablo además de dejarnos como regalo sus experiencias en el blog de Salud en la Calle (que irían completando el resto de queridos compañeros y compañeras que pasaron por la rotación a lo largo del 2011) nos dejó un montón de libros y de historias y de actividades y de preguntas y de intervenciones para resistir. Uno de los libros fue este: “Luchas y resistencias desde nuestros barrios”, escrito por Gentes del Baladre, una coordinadora estatal de lucha contra el paro, la exclusión social y la pobreza.

Como explica Jesús Giráldez en el prólogo, el libro cuenta historias reales de personas.

“Las prácticas de intervención que aquí se proponen y exponen vienen marcadas por dos ejes paralelos que se complementan: el apoyo mutuo y la crítica política. Hace ya más de un siglo que Kropotkin concluyó – y creyo demostrar- que la sociabilidad y la necesidad de ayuda y apoyo mutuo son innatas a la naturaleza humana e inseparables de las dinámicas históricas. Existimos porque nos ayudamos. Mutuamente. Esa es quizás la clave diferencial entre las intervenciones asistenciales impulsadas por las instituciones (religiosas, política o administrativas) y las generadas desde dentro de las comunidades. Unas son verticales y plantean paliar; las otras son democráticas y consideran transformar. En cualquier caso, esto no es óbice para que una de las demandas de las segundas se la de expropiar los recursos necesarios a las primeras para posibilitar la autogestión. Pero, no nos llevemos a engaño, optar por el trabajo solidario y democrático es elegir el camino más pendiente; si hubiese sido llano hace tiempo que hubiésemos vencido. ¿A quién?”

El libro es como si Perec hubiera escrito Especies de Espacios después de haberse tragado un manual de intervención comunitaria. La importancia de los códigos postales, historias de resiliencia y de capital social, los activos en salud traducidos a biografías concretas, los mapas de recursos biológicos y geográficos que transitan barrios reales, en este país, para generar narrativas de transformación social. La importancia – como diría Sergio Palacio– de abrir el zoom, de empezar a ver las cosas, las historias desde otra perspectiva (“mire, mire la calle”)

Lindsay Heights es una historia similar a muchas de las contadas en este libro que nos regaló Pablo, pero escrita en otro sitio diferente, al otro lado del océano, en un barrio de Milwaukee.

Walnut Way Conservation Corp  es una organización formada por los vecinos del barrio de Lindsay Heights en el año 2.000 Es una historia de transformación de espacios. De cómo un barrio donde era complicado vivir y moverse, por problemas de delincuencia, consumo de drogas, pérdida de tejido social, se ha convertido en un espacio de desarrollo impulsado por la propia comunidad. El centro de la organización es un edificio emblemático de principios del siglo XX que ha dejado de ser un lugar donde hace unos años nadie se atrevía a entrar a un centro de reunión y de desarrollo de proyectos para todos los vecinos de la comunidad (algo tan parecido, volviendo a cruzar el oceáno, pero parandonos en Canarias, a la historia que contaban los vecinos de Las Remudas-La Pardilla sobre las ventanas abiertas, volviendo a asomarse la gente, mirando al patio porque la calle había cambiado, la habían cambiado…).

Si algo hemos aprendido este año es la importancia de volver a la calle, de cómo se ha bajado de nuevo a las plazas a discutir y reflexionar sobre lo que queremos. Giráldez termina su prólogo apuntando uno de los elementos más insidiosos para desestabilizar este tipo de iniciativas y que han sido muy evidentes en todo lo que ha surgido alrededor del #15m:

“Al menos tres de los barrios aquí contenidos- Palma Palmilla, Buenos Aires y San Cristóbal de Los Ángeles- ha sufrido la intervención mediática en forma de reportajes televisivos que pretenden reflejar (con la distorsión que aconsejan las audiencias) sus realidades. Los reportajes, con esa mirada que evita rebuscar las causas, transmiten submundos y al espectador se le quitan las ganas de entrar en ellos. Con este libro te entran ganas de entrar. Y de resistir”

Seguro que este año seguirá siendo bueno para volver a salir a la calle, desmontar estereotipos y seguir utilizando, como diría Rafa Bravo, los altavoces que tenemos como hormigas que somos.

Felices fiestas y un año lleno de saludable rabia.

3 comentarios en “Luchas y resistencias desde nuestros barrios: de Contrueces a Lindsay Heights

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s