El rey mago que nunca llegó y el desalojo [SOS Parke Alkosa]


(de un post de Contemporáneos allá por el 2008)

La historia del cuarto rey mago se la oímos contar a Martín y a Nacho en una de esas grandes noches de Fútbol de Poetas.

Otras noches se había contado la historia del rey de Dinamarca paseando a caballo con aquella gran estrella de David. Paseando con ella justo el día después que los nazis proclamaran la necesidad de pinchar una marca en la solapa de todos los judios daneses. Paseando siendo rey, mostrando a pecho abierto la estrella y desconcertando con ella a propios y asesinos.

Otra noche se contó la historia de Filotectes con su herida pútrida abandonado en la isla y sus amigos llorando como críos, diez años después, cuando les recibió diciendo “sabía que vendríais hermanos, sabía que vendríais a buscar a vuestro amigo”, pero aquellos griegos hijosdeputa lloraban porque lo único que les había hecho volver a la isla era la necesidad de ganar el partido a los troyanos, llorando como guajes porque aquel, abandonado y medio muerto, ajeno de intereses y ardides, aún les llamaba amigos.

Y otras noches cuentan la historia de Li Po, camino del exilio, parándose en todas las tabernas y en las casas de sus amigos para despedirse lloroso y envuelto en cánticos regionales de todos ellos y como al llegar con resaca a los límites de la frontera le llega el perdón del emperador y Li Po, feliz, hace el camino de vuelta parándose en los mismos bares y posadas resoplando y disfrutando con sus contemporáneos. Anticipando, Li Po, Li Bai, Li Bo (“porque Chema de Paradiso si sabe que el nombre tiene tres acepciones, señorita”) la felicidad con la que moriría años más tardes al ahogarse tratando de abrazar la luna reflejada en el agua.

La historia del cuarto rey mago es la historia de Artabán, el rey versilibrista (Martín dixit) que llegó tarde a la cita con los otros tres y con el pesebre. Mientros los tres de sobra conocidos llegaban como relojes de evasión fiscal suiza a Belén a rendir pleitesía y pasar a los anales de la posteridad y del libre mercado, el cuarto y desconocido Artabán se demoraba por el mundo liberando esclavos, tratando de desfacer entuertos y dejando sus regalos allá donde fuesen necesitados. Los años de cautiverio y desventura hacen que Artabán llegue tarde a la cita con el niño judío. Se encontrará con él treinta y tres años más tarde. Aquel crío ya no era un crío ni siquiera sería ya judío, podría haber sido palestino por aventuras geopolíticas. Era un hombre pobre y revolucionario que leía las escrituras a su manera y como dios le había dado a entender y que seguro, de haber coincidido en tiempo, leería entusiasmado a Darwish.  Artabán no se encuentra a un Rey sino a un preso político, juzgado y condenado a muerte por los antepasados de los actuales arzobispos romanos. Un reo subiendo con un madero camino del Gólgota que le reconoce y le agradece sus regalos: todos esos treinta y tres años de trabajo hasta llegar allí.

La historia de Artabán puede leerse en eso que todo lo sabe que se llama Wikipedia. Sin lugar a dudas mejor que la wikipedia es oirsela contar a los arriba citados. En alguna noche gijonesa, claro. Las historias así contadas, pese a ser sólo historias y tener los finales más tristes del mundo, no sabemos porqué, siempre acaban bien.

 

Para escuchar otras historias cotidianas y similares entrar aquí para ver qué ocurre ahora mismo en Parke Alkosa

2 comentarios en “El rey mago que nunca llegó y el desalojo [SOS Parke Alkosa]

  1. Artabán llegó, 33 años más tarde pero llegó. No sé por qué pero eso me hace sentir bien (demasiadas teleseries venezolanas). Otra cosa hubiera sido que Artabán terminara de CEO en Novartis. O de visitador médico, ofreciendo la “novedad del año”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s