Albert Ramos


Albert Ramos

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida, esos son imprescindibles”
Bertolt Brecht

El 2008 fue un año grande y un año difícil. El año de mi primer PACAP. Del segundo, el primero había sido en el 98 o el 99. Un año grande en Las Palmas conociendo a toda la gente de la que tanto aprendí y aprendo y aprenderé. Albert estaba allí. Y allí nos tomamos algo una mañana cerca del oceáno. Unos días muy grandes.
No coincidimos mucho más en tiempo. Horas quizás. Pero Valen y yo siempre lo recordábamos con cariño. Aquel otro PACAP de Pamplona escanciando sidra asturiana y barajando la posibilidad del encuentro mundial de Atención Primaria en Gijón. Y desde entonces siempre que tramábamos algún plan delirante de madrugada nos decíamos que pensará Albert.Y eso que al final sólo nos habíamos visto ratos, apenas horas. Pero eso, qué pensará Albert. Albert seguro que se une.
Hay tipos y cosas que si se van te jode profundamente. Hay otros que si se van nos la suda. En esta categorización dicotómica y vulgar Albert era de los primeros, es de los primeros. En la categorización mejor construida de Bretch es de los últimos, de los imprescindibles.
Un abrazo fuerte donde cojones te hayas querido tener a bien esconder. Nos veremos de nuevo en el PACAP este año.

(La foto está sacada de un reportaje en Siete Días donde se contaba la experiencia del programa “Tiempo de Salud” en Radio La Mina)

14 comentarios en “Albert Ramos

  1. Dejo pegado en salud comunitaria la respuesta al mail que me has mandado, asi me salió y asi lo comparto:

    Ostia,
    acabo de llegar de esas selvas…y me cuentas esto. Joder que palo. Solo le vi en dos ocasiones pero me llegó al alma su humildad y su ternura. Que putada amigos. Me encantaría muchísimo poder estar en Menorca juntos, pienso que si le hubieramos dicho que habia sidra al final del taller se hubiera apuntado seguro, él sabia un huevo de todo esto…pero creo que lo que mas le prestaba de verdad era compartir esos ratitos juntos…

    Un abrazo muy fuerte amigos, y tomaros un cúlin de sidra que estaré con ustedes y brinden por el Albert y la buena gente.

    Un beso
    valen

    Me gusta

  2. Gracias Rafa por poner este espacio, Albert Ramos lo merece al 100%. Tristeza, impotencia y rabia… pero un placer haber compartido espacios de trabajo con él , oportunidades de aprender, sobre todo cosas de las que te sirven de veras ( su forma de escuchar, su hablar, verlo hacerse preguntas…). Lo conocí en la red AUPA de Catalunya, como representante de su EAP, La Mina. Todo un placer… y tristeza por no poder seguir haciéndolo. A su familia, a sus amig@s, a sus compañero@s: un cálido abrazo. Maribel.

    Me gusta

  3. He sido compañero y amigo de Alberto en el CAP La Mina durante muchos años .Todavía no me hago a la idea de que no lo volveré a ver con el entusiasmo con que llegaba cada día a trabajar con su bicicleta. He entrado en internet a ver si encontraba algo de mi amigo y he dado con este blog. Me encanta saber que Alberto había dejado huella en sus escapadas al PACAP, como no podía ser de otra forma. Para nosotros su recuerdo seguirá siempre vivo. Un abrazo. Juantxo Mendive

    Me gusta

  4. Inmesurable agradecimiento por cuánto amor, humanidad, honestidad, dedicación…
    Ha sido un verdadero lujo haber topado con Alberto en la vida.

    Desde La Mina, con cariño…
    Vane

    Me gusta

  5. Tuve la oportunidad de conocerlo en mi rotación de medicina comunitaria en CAP La Mina. Recuerdo su sencillez y buen trato,así como su gran carisma, lo mismo en su consulta, en la UTT, en la radio, en la plataforma vecinal o dirigiendo estiramientos tras un paseo en La mina camina…donde quiera que estés gracias por demostrar esas “otras formas” de hacer medicina. Gerardo

    Me gusta

  6. Nunca aceptó patrocinio de los laboratorios para ir a un congreso.
    En el trabajo se cogía “lo peor” con una sonrisa y se ponía a la faena
    No tenía coche, tenía bicicleta.
    Vivió según su conciencia.
    Vivió dignamente y murió atendiéndonos y sonriéndonos a todos.
    Escribió un poema antes de morir que tituló: “Poema Gracias”

    Me sugieres: La transformación del mundo es una obra colaborativa, laboriosa, pacífica y pacificadora.

    Gracias a tí.

    Carlos de Juan (compañero en el CAP La Mina)

    Me gusta

  7. Coincidí con Albert en la xarxa AUPA. Tuve esa suerte, recuerdo su entuasiasmo y energía, su afabilidad, un gran ejemplo de cómo ser un practicante de la medicina familiar y comunitaria. Te recordaré siempre con cariño. Carme.

    Me gusta

  8. Me he enterado hoy…Tambien trabajamos juntos en La Mina, un gusto trabajar y compartir las ganas de trabajar,y de ir en bici cuando aun no estaba de moda…
    Una persona excepcional, en un lugar excepcional.
    Me han dicho que murio con una gran paz y gratitud a la Vida…no podia ser de otra manera, eso lo llevaba el dentro.
    Una abraçada Albert, gracies per l’amor que vas donar!!! I a la teva familia tambe.
    Sofia .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s