Estilos de vida versus Condiciones de vida.


Complementando algunas de las cuestiones que salieron en la entrada de ayer en el blog de ayer sobre las causas de las causas.
El estupendo Boletín de Salud Poblaciónal del Servicio de Estudios e Investigación Sanitaria del Gobierno Vasco, en su presentación del primer número, hacía la siguiente reflexión:

Es bien conocido el papel primordial de los servicios de atención sanitaria en la promoción de la salud y en la prevención de la enfermedad. Hasta muy recientemente, el foco principal de atención de los servicios de salud han sido las actuaciones dirigidas a las personas con problemas de salud o con alto riesgo de enfermar. Sin embargo, además de preguntarnos porqué una persona desarrolla una enfermedad (e intentar prevenirla), necesitamos conocer y actuar sobre los factores que determinan la distribución del factor de riesgo en la población, es decir las “causas de las causas” de la salud y de la enfermedad. Los avances en la salud de una población requieren, así, ir más allá de las intervenciones individuales dirigidas a los factores de riesgo individuales, y extender su campo de actuación a los determinantes poblacionales de la salud (Figura 1).

La figura 1 a la que hacen referencia es la siguiente y es sumamente ilustrativa. Mírenla pensando lo siguiente: ¿Es posible tener salud con 418 euros al mes? Imagínense a María Teresa …

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 20.32.19

En el documento del borrador de la “Estrategia de Atención a la Población con Enfermedad Crónica en Asturias” insertamos dos tablas donde, de una forma muy esquemática se presentan algunos de problemas de salud – más relacionados con “cronicidad”- y  su relación con los estilos de vida y con las condiciones de vida (Siempre viene bien revisar la celebérrima diapositiva de Diez-Roux para entender cómo las condiciones de vida están antes de los estilos de vida o volver hacia la cascada que presentamos ayer de cómo malas políticas pueden alterar contextos, epigenéticas y cascadas hormonales y mecanismos inflamatorios y coronarias). De una forma muy gráfica se puede ver que actuar sobre condiciones de vida tiene más impacto en mejorar problemas de salud de cronicidad que actuar sobre estilos de vida.

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 20.44.24

 

 

 

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 20.44.36

(Referencias:
Dirección General de Salud Pública. Estrategia de Atención a la Población con Enfermedad Crónica en Asturias, 2014. Asturias: Gobierno del Principado de Asturias.
4. Wilkinson R, Marmot M. Los Determinantes Sociales de la Salud. Los Hechos Probados. 2.a ed. OMS 2003. Edición española, Ministerio de Sanidad y Consumo; 2006.
5. Cohen S, Janicki-Deverts D, Miller GE. Psychological stress and disease. JAMA. 2007 Oct 10;298(14):1685–7.
6. Montaner I, Foz G, Pasarín MI. La salud: ¿un asunto individual? AMF 2012;8(7):374-382
7. Australian Institute of Health and Welfare (AIHW) 2002. Chronic diseases and associated risk factors in Australia, 2001. Canberra: AIHW.
8. Stand inside your love 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s