El silencio antes de Bach


Cuando tenía 58 años descubrí a Bach.
No sabía que uno puede vivir en un país con lluvia y no haber visto nunca llover.
Fue entonces la textura del mundo emergente en la claridad de los objetos, la luz y la belleza proporciones del límite de los huesos.
Un papel doblado en otro papel.
Tus dedos no existían ya, dejados de hacer, 
pero llenaban el tiempo que había ocupado mi cuerpo.
Y un resto, sobre los perfiles, 
tímido de alegría que nos había sido negada.
Y la lluvia,
por fin vi la lluvia empapar la tierra
como si fuera mi primera mañana en el mundo.

Artemio Rulán. Texto extraído de las grabaciones del proyecto “Las otras historias de Artemio Rulán”

 

Pere Portabella rueda en 2007 “El silencio antes de Bach” (Die stille vor Bach). Fue un gran año en el Festival de Cine de Gijón. La escena que aparece en ese video, el vagón del metro, fue reveladora. Uno puede vivir en un país con lluvia y no haber visto nunca llover.
Palabras que te debía para cambiar el mundo.

Un comentario en “El silencio antes de Bach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s