Kamchatka y la Escola de Salut Pública de Menorca


No dirás tu palabra
con voluntad de antología,
pues la dirás honestamente,
airadamente, sin pensar
en ninguna posteridad
como no sea la de tu pueblo.
Vicent Andrés Estellés

This town is my favorite and I promise I’ll come back.
Girls, I promise you.
Boys, I promise you too
Hands on the radio. Chris Garneau

Mientras tanto, seguimos tejiendo… Que dentro de nada terminamos la bufanda y empezamos el jersey!
Sebastià March

 

Kamchatka es una de las esquinas del mantel que envuelve la tierra. Concretamente un trozo de tela que cuelga de Siberia, arriba, mirando el mapa de frente, arriba a la derecha. Un apéndice verde y arena regado con volcanes. Pero Kamchatka es, sobre todo, una película de Marcelo Piñeyro. Una historia sobre la infame dictadura argentina en los 70, – estabas a punto de nacer, tal vez- contada desde los ojos de un niño de 10 niños -podría haber sido yo.  En una época terrible e infame para el país, los padres del niño – Ricardo Darín y Cecila Roth- se refugian, escapando de las desapariciones y muertes. En un escenario de huida y resistencia, refugiados en una casa en ninguna parte, son diferentes las claves pedagógicas y poéticas que utiliza el padre con el hijo (aprendizajes significativos). Una de ellas es el juego del Risk en su versión argentina (el TEG o Plan Táctico y Estratégico de la Guerra). En un juego de estrategia que divide al mundo en diversos territorios existe un territorio simbólico, Kamchatka, que el padre utiliza como clave para transmitir un legado a su hijo (como José Agustín a Julia): necesitamos espacios para resistir, para hacernos fuertes, para que no puedan acabar con nosotros, “porque Kamchatka es el lugar donde resistir”.

La semana pasada se desarrolló la XXV edición de la Escuela de Salud Pública de Menorca. En la edición pasada y en esta hemos tenido la suerte de poder ofrecer dos cursos de formación en salud comunitaria. Para nosotros ha sido la posibilidad de crecer junto a dos grupos enormes de profesionales [“¿Eso se lo dirás a todos los grupos?” Sí, creo que sí (dije) ¿Qué hace que un grupo sea grande? ¿Una persona, dos, tres, todas? Todos los grupos que he tenido son grandes (pensaba con la artesana en la mano)]. Es de una riqueza personal, humana y profesional enorme haber compartido estos dos cursos. Y el Mediterráneo, por supuesto. Miguel afirma, y tiene toda la razón del mundo que es como si dejáramos nuestras pieles de bárbaros y volviésemos a la cuna de nuestra civilización. Al mar que dio piel morena, nariz aguileña, sangre del norte de África y ojos negros a mi abuelo materno.

la foto (1)

 

 

 

 

 

 

 

 
Este año una serie de circunstancias casuales (o no) hizo que coincidieran en el Latzareto de Maó diferentes profesionales, distribuidos en algunos de los diferentes cursos de la semana. La coindicidencia era que muchas de ellas eran residentes que habían compartido experiencias previas de crecimiento personal y asociativo en IFMSA y Farmacriticxs en la facultad. Tuve algunas conversaciones previas al curso este verano con Enrique Molina(en el pantócrator de la foto de la izquierda con camiseta gris), un residente de Medicina Familiar y Comunitaria en Murcia, en La Flota, sobre el tema y sobre esa extraña conjunción de un grupo grande de gente grande en la Escola. Bien, lo de la teoría de las casualidades nos puede. El grupo de residentes de la isla es una promoción brillante y representativa de otros y otras que no iban a estar en la isla pero que sí están comenzando a formarse o que lo acaban de hacer o que están en los primeros años de trabajo/precariedad. Posiblemente es la promoción con mejor nivel intelectual, formativo, académico, vital, alimenticio, higiénico, estatoponderal y epigenético en muchas promociones. Con buen nivel educativo, buen nivel socioeconómico, probablemente buen ascensor social y probablemente buen endocardio, sensible, dulce, ñoarante. La casualidad se sumaba a la temática de algunos de los cursos y de otros participantes en la Escuela (se podría hacer un juego de oca perfecto entre la temática de desmedicalización, comunicación, salud comunitaria y desigualdades y crisis).

Bien. Teoría de las casualidades. María Teresa. Bon Iver. Qsins. Se trama algo en un correo previo ¿Podemos hacer algo esos días? La pregunta mi amigo está soplando en el aire electrónico y un grupo de ellos lo concreta en una mesa en un descanso del café. Una reunión improvisada en la Plaza del Bastión el jueves por la noche. Una reunión en la Plaza. El espacio simbólico de las plazas y la gente sentada en círculo. Hablar de uno en uno. Escuchar. Hablar lo justo para que el otro pueda hablar. Hablar lo justo para que tu opinión y la mía puedan encontrar su bisagra y lanzarse en una idea. Hablar despacio para saber cuánto soy capaz de poder perder para ganar con lo que tu dices. Respeto perfecto. Escucha. El antídoto de esa prepotencia en la que crecimos del tevoyadecirloquetienesquehacer o copialoquetedigo o aquímandoyo. No saber muy bien por dónde ir, pero saber que hay que seguir hacia adelante (¿no decía algo parecido Jordi Gol sobre la experiencia clínica?). El grupo finalmente llega a unos acuerdos que se harán públicos más adelante. Un grupo brillante y representativo de otras promociones de profesionales de la salud, vimos a otros cuantos hace unos días en el Encuentro de la Sociedad Española de Epidemiología en Alicante, que serán, son están siendo ahora mismo mientras usted lee esto, los activos para la salud de esta parte del mundo, estado, nación o país.

ByZpJqxCcAABwOS

Las personas construyen los espacios, pero también, al menos para los que somos de Perec a morir, creemos que también los espacios construyen a las personas. La Escuela no sólo es un espacio de formación en salud pública. Es también nuestro Kamchatka. Nuestro espacio para resistir. Con esa intención nace en un principio y esa función quizás sea ahora mismo más necesaria que nunca.
En la Plaza, el jueves por la noche, aprendí: Estamos en una situación de emergencia en nuestro país y necesitamos buscar nuestras Kamchatkas locales, nuestros espacios locales donde establecer penínsulas de resistencia (y de unión, creatividad, conexión, información, crecimiento), debemos establecer tejidos fuertes con gente de diferentes lugares, pero sin perder la importancia de las Kamchatkas locales. Estas Kamchatkas serán fuertes en la medida que están formadas por personas de diferentes sectores que trabajan en el ámbito de salud; la medicina familiar y comunitaria no puede caer en la soberbia de pensar que sólo es ella “el centro del sistema de salud”, necesitamos generar redes y alianzas con otras Kamchatkas que existen en el hospital, en el municipio, en salud pública, en la ciudadanía, en las asociaciones de los vecinos. Hay que dejar sitio, apartarse y dejar que aparezcan nuevas voces y nuevas caras. En la Plaza nos han dado un ejemplo de palabra clara, sencilla, sin ánimo de posteridad. Algunos ya ha hemos dicho demasiadas palabras y es preciso dejar sitio. En Kamchatka es necesario que esté la Administración, no tiene sentido una línea de país colonizado entre profesionales, ciudadanía y la Administración como si esta fuera la Estrella de la Muerte. Parece delirante que tratemos de amenazante a una Administración que siendo pública y democrática tendría que ser nuestra y no una especia invasiva, parasitaria.  O mejor dicho, es delirante que la Administración (pública, transparente, democrática) se haya convertido en algo amenazante para la ciudadanía y los profesionales. Es necesario recuperarla. Seducirla. Como decía Pablo Simón hace poco en un gran post, pasemos de la melancolía a la acción.

Vuelvo con Javier y con muchos otros con resaca de mediterráneo. Vuelvo como Sebas, como los que me consta querríais haber estado allí, con ganas de seguir tejiendo. Con la convicción de que la Escola y que muchas de nuestros lugares de trabajo locales y cotidianos deben de ser espacios para la resistencia y la acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s