De la motivación a la acción. Iniciación a la Salud Comunitaria. Taller piloto en Sevilla


Texto enviado por Laura Clapera; Ana Garcia; Gema Luque; Inma Quirós.

En un intento por promover la, hasta el momento inexistente, formación en Medicina Comunitaria de los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla, cuatro residentes de cuarto año decidieron proponer a la Unidad Docente la impartición de un Taller de Comunitaria aprovechando lo aprendido en el rotatorio por la Dirección General de Salud Pública del Principado de Asturias y con los profesionales del Observatorio de Salud de dicha comunidad.

Las cuatro nos fuimos de Asturias con mucha información y quizás poca acción, pero nos planteamos la idea de compartir esa información recibida con el resto de compañeros de nuestro área para contagiar la motivación con la que salimos de allí. Nos planteamos que la difusión siempre es el primer paso y nos encantó pensar que de ahí saldría algo bonito y que quizás se instaurarían bases para pasar a la acción de forma conjunta en un momento futuro.

Así que ¡nos pusimos en marcha! Desde la Unidad Docente de Sevilla nos plantean la posibilidad de hacer un taller para únicamente los residentes de cuarto año y de forma voluntaria. El motivo es que recientemente se había producido un cambio en la coordinación de docencia de las diferentes áreas de Sevilla y un cambio en la jefatura de estudios, de forma que para nuestra sorpresa se había establecido un “curso” obligatorio de un día sobre medicina comunitaria para residentes de segundo y tercer año. Así que con una mezcla de alegría y frustración, nos informamos de en qué consistía el curso que se iba a realizar y decidimos hacer algo diferente, muy practico y sencillo para nuestros compañeros de cuarto año que no recibirían de otra manera ninguna formación en salud comunitaria. De esta forma le pedimos a la Unidad Docente dos mañanas para llevarlo a cabo, unas 8 horas de taller aproximadamente, y nos pusimos a organizarlo. Teníamos el visto bueno, las horas y el lugar pero no teníamos ni idea de cómo empezar…así que lo que nos preguntamos fue ¿qué es lo que hace la gente de Asturias? Nos metimos en el blog de Salud Comunitaria y empezamos a “bichear” por las diferentes entradas hasta que encontramos una sobre los talleres de salud comunitaria que imparten a los residentes de Asturias. ¡Chicas lo tenemos! Pedimos permiso a Rafa Cofiño para plagiar, bueno mejor diremos aprovechar, gran parte de las ideas y los contenidos y…¡para delante!

Tomamos los objetivos y contenidos del curso de Asturias y el Kit de supervivencia en salud comunitaria y los desmenuzamos. Los leímos, requeteleímos y cuando ya pensábamos que no se le podía sacar más “chicha” le dimos una última vuelta y ya en estado de casi embriaguez comunitaria empezamos a decidir qué emplearíamos en nuestro curso y qué tendríamos que desechar por falta de tiempo y/o conocimiento. Nos quedamos con el test inicial (cada vez que lo leíamos nos reíamos y eso era un buen presagio) pero con el resto del kit no sabíamos que hacer así que decidimos que lo primero que teníamos que hacer era fijar los objetivos y contenidos nuestro curso, tomando siempre de referencia el de Asturias. Resumimos y simplificamos los contenidos dado que nosotras disponíamos sólo de dos mañanas, y añadimos aspectos, ideas o proyectos que nos habían parecido interesantes durante nuestro rotatorio y que no quedaban recogidas en ese taller, especialmente nos interesaba compartir la idea de paciente activo y los proyectos de escuelas de pacientes (entre iguales). Mandamos nuestro esquema y test inicial a la Unidad Docente y nos dieron luz verde…Ummm parece que esto va en serio…Les propusimos fecha y empezó la negociación y la preparación de los temas. A pesar de que amenazaba la idea de que se realizara en un sólo día, finalmente se mantuvieron los dos días de taller y se inscribieron más de 10 residentes que era el número que ellos fijaron como mínimo la realización del mismo. (¡Fueron 17! No está mal para ser voluntario).

Así que se convirtió en real (aquí hay que imaginar caras de pánico), y no nos quedó más remedio que dividimos los temas y  ponernos al lío. Cada una se encargó de una parte y después lo poníamos en común mediante encuentros entre nosotras. Cada día que quedábamos se presentaban ante nosotras un millón de dudas y ganas de cambiar cada idea pensada y cada párrafo escrito (también cada diapositiva del maravilloso power point) y es que siempre había algo que nos convencía más, ya fuera porque leíamos algo que encajaba más con la idea que queríamos exponer, porque aparecía ante nosotras algo realmente interesante o porque se nos ocurrían ideas que simplificaban lo que queríamos expresar, cualquier excusa era buena para complicarnos más la vida, y el trabajo.

Dividimos el taller en dos partes, el primer día más teórico pero con participación de todos los compañeros en forma de role playing, rueda de respuestas, debate….y el segundo día lo planteamos mucho más práctico. Este segundo día fue algo caótico porque hablábamos de iniciar un proyecto comunitario y ninguna de nosotras había iniciado ninguno. Pero aquí aparecieron nuestros compañeros para echarnos un cable, y es que algunos sí habían tenido experiencias en proyectos comunitarios y expusieron sus experiencias, de forma que así se inició de nuevo el debate. También hicimos dinámicas en torno a lo que aporta el enfoque biopsicosocial a nuestra consultas y lo que nos enseña la medicina comunitaria como médicos, así como las dificultades que creemos que existe para su implantación real en atención primaria (para eso también tomamos la idea de una dinámica que hicimos en Oviedo). Y un día de especial lucidez decidimos que podíamos plantear como final apoteósico un video¬forum, con palomitas incluidas (la idea de acompañarlo con cerveza se nos pasó seriamente por la cabeza, pero lo poco aprendido sobre protocolo y normas de conducta nos hizo desechar la idea). Esta idea surgió tras acudir al PACAP de Zaragoza, donde se realizó un taller que exponía las ideas y diferentes conceptos de salud en forma de cortometrajes, así que nosotras tomamos esta idea y la reinventamos a nuestra manera para que funcionara en nuestro taller, buscamos muchos de los vídeos que allí nos expusieron junto con algunos que nosotras queríamos compartir y se los proyectamos a nuestros compañeros.

Y se acabó. Finalizó nuestro taller, qué rápido había pasado todo y…¡nos sentimos bien! Salimos de aquella sala creyendo que había ido todo más o menos sobre ruedas (con algún derrape que otro) y que había sido más fácil de lo que pensábamos. Los compañeros nos afirmaron que les había gustado y que alguna cosilla habían aprendido, pero sobre todo exponían que les parecía increíble que mucha de la información que nosotras les hicimos llegar nunca la habían oído ni se la habían expuesto, ya no sólo durante la residencia sino tampoco durante sus años de Universidad. Así que nuestro objetivo principal, el de hacer reflexionar, se logró y eso siempre reconforta y motiva aún más.

Así que en resumidas cuentas fue un trabajo de muchas horas, duro a veces por tener que compaginarlo con la consulta, con el trabajo de final de residencia (o de “investigación”), con nuestra vida social….pero gratificante, mucho. Nos conocimos y entendimos más como compañeros, hablamos, debatimos, aprendimos y pasamos un buen rato, así que si volviéramos a aquel día en el que pensamos ¿por qué no hacemos algo? La respuesta seguiría siendo ¿por qué no?

Anuncios

4 comentarios sobre “De la motivación a la acción. Iniciación a la Salud Comunitaria. Taller piloto en Sevilla

  1. En primer lugar, gracias Rafa por tu entrada, por dar voz a las residentes que llevaron a cabo esta experiencia que sólo nombramos en la mesa de actualización del Pacap pero que de haber sabido como era hubiéramos hablado mucho más, a las residentes que decidisteis compartir vuestras experiencias y vivencias con vuestros compañeros con el objetivo de motivar y de llevar a Sevilla lo que habíais aprendido en Asturias daros la enhorabuena por vuestro entusiasmo e ilusión. Como comentamos en Madrid, la formación en comunitaria en las unidades docentes está cambiando y esta formación en la UD de Sevilla es un ejemplo de ello.

    Me gusta

    1. Gracias Kata. En Asturias estamos muy contentos porque ya hemos tenido unas buenas generaciones de residentes locales y también de fuera de nuestra comunidad autónoma.
      Como bien cuentan las compañeras de Sevilla, creo que hemos logrado meter un poco la duda y la inquietud sobre otra perspectiva y aproximación de salud y sobre la importancia de las personas que trabajan fuera del sistema sanitario.
      Lo bonito de todos estos años, – como siempre repetimos hasta la saciedad- es que hemos ido tomando cosas de aquí y allá, las hemos compartido de forma casi impúdica para generar corriente y movimientos. Y esto es un trabajo colectivo del que podemos estar todos muy orgullosos y orgullosas ¿verdad?
      (A ver si un día tenemos calma para escribir detalladamente la experiencia asturiana de estos diez años)
      Un abrazo fuerte!

      Me gusta

  2. Me llamo M Reyes Dïaz Osto. He sido tutora en la Unidad Docente de Sevilla, Mientras era tutora, le propuse a mi residente M Ángeles Cabezas Cabezas trabajar en los activos de salud de la zona de EL Porvenir. Lo que comenzó como un encargo para trabajar en nuestra consulta, al final fué su trabajo de final de residencia.
    Fuimos el primer equipo de médicos de familia del Distrito Sanitario de Atención Primaria de Sevilla que, sin formación previa en el tema, vió la necesidad de que la especialidad hiciera honor a su segundo apellido……….COMUNITARIA.
    Asi se comunicó en un curso en el Distrito Sanitario y su trabajo, fué el primer trabajo en todo el Distrito Sevilla, relacionado con el tema. Se hizo una geolocalización de los recursos de la zona de El Porvenir.
    Ya sabemos que esto no es un mapa de activos, solo su ubicación geográfica pero, sembramos la semilla en este Distrito. Ya sabemos que es La Comunidad la que crea el mapa de activos.
    Entender que es la Comunidad la que decide qué Salud quiere tener y como preservarla y potenciarla, no es difícil de entender. Que se convierta la Comunidad en Agente de Salud, pienso que tampoco

    Me gusta

    1. Gracias Reyes. Y enhorabuena por el trabajo pionero.
      Es un proceso complejo y que requiere muchos mimbres. Creo que afortunadamente en nuestro contexto tenemos grandes experiencias para ir aprendiendo unos de otros y explorar en los cómos.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s