Sin industria y con Comunitaria en el Congreso de semfyc 2019 #MLGsemFYC


Semfyc organiza este año un congreso muy especial: su congreso nacional con recursos propios y sin financiación de la industria farmacéutica.

En el siglo pasado – en 1995- tuvimos la oportunidad de acudir a nuestro primer congreso semfyc y comprobar las inquietantes relaciones que había entre la sociedad y la industria farmacéutica y las no menos inquietantes relaciones que tenían/mos muchas de las personas que participamos con la industria. Algo similar ocurrió en congresos de años siguientes en Valencia y en Zaragoza (es ¿entrañable? leer esto ahora, con unas cuantas canas y unos cuantos años después, que había escrito cuando trabajaba en Proyecto Hombre al finalizar mi residencia).

Al comenzar a trabajar en salud pública dejé de pensar en congresos nacionales pero mantuve mi situación como socio de la semfyc y comencé a vincularme al PACAP en el 2007.  Volví a un nacional de semfyc en el 2011 cuando nos propusieron coordinar una mesa sobre desigualdades: una de las cosas que me llamó la atención era que había mucha menos gente que en aquellos masivos de Platja d´Haro y que también había mucha menos industria. Ya no estaba el formato duty free donde, para moverte, tenías que cruzar inexorablemente la zona de stands.

La semfyc iba evolucionando. Mover una estructura grande es complejo. Josep Basora lo reconocía, apostando por esa transformación, pero asumiendo las dificultades que tiene mover una estructura tan grande. Y creo que era muy consciente de los errores en la financiación de otros eventos donde semfyc participó de forma activa y donde algunos años – desconozco como están ahora- la participación de la industria fue escandalosa.

Por todo ello es muy buena noticia que semfyc apueste por un nacional con recursos propios y sin presencia de la industria.

Los cambios son posibles. Los primeros Seminarios de Innovación en Atención Primaria (SIAP) en los que acudí (2008) se realizaban en la OMC con el apoyo de la Fundación Ciencias de la Salud. En aquellos tiempos, y ahora, la Fundación Ciencias de la Salud contaba con la colaboración de la industria. Los SIAP, siendo en aquel entonces encuentros más pequeños, han podido evolucionar y se han desvinculado de la Fundación (y de la relación de esta con la industria; un joven estudiante de medicina que conocí en aquellos seminarios y se apellidaba Padilla, me confirmaba la presencia de la industria en algunas estructuras de gobernanza de la Fundación) y totalmente de la industria farmacéutica y otras industrias. Otras varias jornadas que se han realizado en nuestro entorno (desde la administración y entidades públicas, sociedades científicas, grupos de reflexión de atención primaria, movimientos asociativos, etc…) así lo demuestran.

Los cambios son posibles. Es complicado siendo organizaciones tan grandes. Seguramente van a quedar flecos y mejoras necesarias (conflictos de interés en otras áreas, el importe excesivo de las inscripciones, el (sin)sentido de los congresos grandes, las metodologías docentes, la incertidumbre de si sirven para algo metodologías de mesas redondas y conferencias expositivas, la necesidad de no diversificar demasiado formaciones y quizás consesuar agendas diversas pero evitando pisarse, generar espacios de atención primaria reales y no solamente de un sector corporativo…), pero, en fin, la deriva que va tomando la nave es importante. Sabemos que es posible hacer las cosas de otra forma y sabemos cómo puede hacerse.

Habrá también disparos mediáticos en contra y noticias que en paralelo o directamente traten de hacer daño, claro. Alguien decía ayer en Gijón que decir verdades o tratar de cuestionar algunas estructuras de poder tiene efectos secundarios. Pero es posible, lo podemos hacer posible.

En fin. Y además, con todo eso tenemos la suerte que uno de los temas que aparece en la agenda del congreso semfyc este año en Málaga sea «La comunitaria».  Esa tan hablada y deseada*. Todo un lujo poder participar en este primer congreso de semfyc.

  • Y ojo, hago un spoiler y especialmente para todos esos que estarán crujiendo «Comunitaria, comunitaria, vaya pesados que están con todo esto ahora». La Comunitaria no va a cambiar la Atención Primaria, la Atención Primaria tiene que transformarse con otros cambios profundos que van más allá de cómo incorporar la orientación/mirada comunitaria en la práctica. Eso creo que es muy evidente. Pero lo que es también muy evidente es que una Atención Primaria que no incorporé la orientación comunitaria será cualquier cosa, pero no será Atención Primaria.

2 comentarios sobre “Sin industria y con Comunitaria en el Congreso de semfyc 2019 #MLGsemFYC

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s