Una novela sobre la atención primaria y desarrollo comunitario


Tuve la suerte de conocer a Daniel Accorinti en una reunión hace unos meses en Buenos Aires.

En la semana de estancia que tuve la oportunidad de tener allí, presentando la experiencia del trabajo del Observatorio de Salud en Asturias, Leila Garipe -una de mis anfitrionas, trabajadora y referente de proyectos comunitarios en el Hospital Italiano de Buenos Aires/HIBA – me invitó a un grupo de trabajo que habían desarrollado recientemente para mejorar la formación comunitaria de estudiantes de Medicina.

El fantástico equipo de trabajo de este grupo tenía un objetivo claro: cómo transmitir una visión comunitaria y poblacional a alumnos/as de primeros años de una carrera donde se desprecia y se ignora el contexto, lo social y los determinantes sociales de la salud. Universidades donde se forman personas alejadas de los barrios reales donde la gente vive, crece, se relaciona, se enferma y se sana o no.

Daniel, en aquella reunión me regaló su libro. Le comenté que soy un pésimo lector y que además soy un mal lector de libros sobre salud y peor lector de libros de compañeros (tengo varios libros de buenos amigos en lista de espera estructural…).

Daniel trabajo como médico en diferentes escenarios de la Argentina de los últimos veinticinco años. En algunos escenarios muy alejados de la escenografía actual de nuestro país. Se ha movido en el campo desde el escenario de la medicina familiar y comunitaria a la formación de profesionales, la gestión y formar parte de equipos directivos, la formación de procesos comunitarios o actualmente como asociado en el HIBA.

Fotografía extraída de https://www1.hospitalitaliano.org.ar/#!/home/sanjusto/noticia/75073

Daniel es un contemporáneo. La moda de la salud comunitaria está trayendo algunos errores importantes a nuestras agendas: la colonización sanitaria que muchas veces estamos haciendo de espacios ciudadanos, confundir la educación para la salud con la promoción de la salud o la acción comunitaria, confundir la educación de pacientes con los procesos de desarrollo comunitario, hipertrofiar estilos de vida, confundir intervenciones poblacionales preventivas (de patología) con acciones de salud comunitaria…Obviamente todo suma, pero cuidado que esa incorporación de nuevas “cosas” desde lo sanitario en la comunidad reste lo que realmente es importante. Hay que leerse a Popay.

Bien, Daniel Accorinti es un contemporáneo. Su libro comienza con una clase de medicina y salud generalista. Destacando la importancia de lo “generalista” y con una clase con dos partes: en la primera destaca la importancia de lo individual y grupal en esta visión generalista (y tan necesariamente compartida por profesionales que trabajan en atención primaria desde cualquier categoría profesional) y sigue con una segunda clase donde se mete de lleno en la acción comunitaria: la importancia de la participación de atención primaria en el trabajo comunitario y la organización barrial, en generar espacios de participación ciudadana de bienestar realmente intersectoriales y con presencia activa de la comunidad, generar procesos de desarrollo comunitario de análisis y acción, la generación de procesos relacionales y vínculos entre las personas en los territorios, transformación social de los territorios…

Lo que cuenta Daniel son joyas. A veces está todo contado rápido, con muchas prisa, como aquellos que mucho trabajan y tienen poco tiempo de escribir, con la belleza de los no tienen demasiado tiempo ni para anudarse la corbata y sólo se preocupan en tratar de ser pueblo, con párrafos cortos donde va saltando de escenario en escenario Intercalado todo ello con la banda sonora de su vida.

Creo que la lectura del libro sobre todo nos recuerda algo claro, nítido, para muchos de los que trabajamos en acción comunitaria desde atención primaria o desde salud pública: la importancia de no dejar de mirar a América Latina. Muchos cantos de sirena -apreciables y necesarios- nos han hecho embelesarnos con Anglosajilandia pero nos ha quitado la vista de la belleza, el saber y el conocimiento de las hermanas y hermanos de América. Y el libro de Daniel nos recuerda en este caso que Argentina, y Buenos Aires, tiene la Boca por donde podemos comenzar a besar a América.

PD. No tengo ningún conflicto de interés con el autor, el libro o la editorial. Porsiaca.

Un comentario sobre “Una novela sobre la atención primaria y desarrollo comunitario

  1. Hola me ha parecido muy interesante el aclarar el terreno entre salud pública…educación en salud..
    Prevención, acción comunitaria… proceso comunitario y Popay., alguien , puede, recomendable algún material de lectura en relación a diferenciar estos conceptos…yo ahora estoy leyendo un texto de M
    MARCHIONI sobre organización y desarrollo comunitario…mil gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s