Los mandamientos del locutor


Hace miles de años, el siglo pasado, tuve la suerte de pasar unos meses en un país lejano. Muchas de las cosas que aprendí las aprendí allí. Con el paso de los años sigo recordando muchas de aquellas cosas y siguen siendo tan necesarias como entonces.
En el pueblo en el que estábamos, Bermejo, frontera de Bolivia con Argentina, había una emisora de radio y estos son los principios que defendían los locutores que trabajaban en aquella emisora de radio.
No he dejado de repasarlos en todos estos años para ver en cuanto me parecía, o me alejaba, de la gente que trabajaba allá:

-Amarás a tu pueblo sobre todos los salarios (y te comprometerás con sus organizaciones y sus luchas).
-No dejarás pasar un solo día sin ampliar tu cultura (lee, lee, lee, lee).
-Prepararás con tiempo tu programa (y con imaginación).
-Dejarás fuera de cabina tus problemas personales (entusiasmo, cumpa).
-Hablarás con el lenguaje popular y con el tono de tu país (naturalidad, hermano).
-Pondrás por delante el gusto musical de la gran audiencia (y no el tuyo).
-Buscarás tu propio estilo sin imitar a nadie (y menos a los gringos).
-Aprenderás a hacer libretos y a producir en todos los formatos (el mejor locutor es aquel que no se conforma con serlo).
-Siempre estarás disponible para ayudar a tus compañeros (más puntual para llegar que para salir).
-Cuidarás los discos y los equipos como si fueran tuyos (y algún día, cuando las radios estén en manos del pueblo, lo serán).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s