salud comunitaria

"if the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot


Deja un comentario

¿Tienen efectos adversos las intervenciones de Salud Pública?

Hacer algo puede suponer riesgos y beneficios. Esta semana escuché una frase  “Sí, sí ya sabemos lo difícil que es dejar de hacer algo una vez que empezamos a hacerlo”. NICE ya lleva un tiempo tratando de regular y marcar -desde la evidencia y la ciencia y el “Not to do”-  qué actividades son precisas dejar de hacer.  En Salud Pública este es un elemento meridiano desde hace mucho tiempo, aunque, es cierto, que las metodologías utilizadas para valorar efectos adversos antes de comenzar a hacer algo no sean lo suficientemente sistemáticas ni incluyan todas las dimensiones posibles. En un artículo publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health, Theo Lorenc y Kathryn Oliver, desde el Reino Unido, plantean un marco teórico y sencillo para valorar que efectos, intencionados o no intencionados, directos o indirectos, puede tener la puesta en marcha de intervenciones de salud pública e incorporan ciertas dimensiones más allá de las obvias para conceptualizar un marco de análisis de riesgos y beneficios.

Public health interventions may have a range of adverse effects. However, there is limited guidance as to how evaluations should address the possibility of adverse effects. This discussion paper briefly presents a framework for thinking about the potential harms of public health interventions, focusing on the following categories: direct harms; psychological harms; equity harms; group and social harms; and opportunity harms. We conclude that the possibility of adverse effects needs to be taken into account by those implementing and evaluating interventions, and requires a broad perspective on the potential impacts of public health strategies.

Las dimensiones que se plantean en el texto son por tanto: efectos directos, daños psicológicos, daño a la equidad, daño social o grupal y daños relacionados con coste oportunidad (señalando diferentes ejemplos para cada una de ellas). Aunque los propios autores señalan que el artículo no es una revisión sistemática de la literatura y que se trata de un texto para generar debate y discusión,  plantean la necesidad de dos aspectos: establecer una mirada evaluativa diferente a las intervenciones de salud pública (más global en sus resultados y teniendo en cuenta los aspectos de complejidad que algunas intervenciones tienen sobre actitudes, reacciones emocionales o relaciones sociales) y la necesidad de que investigadores, planificadores, sectores políticos y profesionales de la asistencia piensen en estas dimensiones antes de poner en marcha o evaluar cualquier intervención.

Our framework suggests that many potential adverse effects may concern impacts which are diffuse and hard to measure—such as attitudes, emotional reactions, or social relationships or norms—rather than the more tractable health status or behavioural outcomes which are usually the focus of public health evaluation research. While evaluations should continue to consider the possibility of adverse effects on the latter type of outcome, a broader scope may be required to achieve a fuller understanding of the total impact of interventions. With the possible exception of equity harms, a generalist ‘box-ticking’ approach to considering harms is unlikely to be of benefit. Rather, we would encourage researchers and practitioners to think as broadly as possible about the potential range of impacts before implementing or evaluating any intervention or policy. Our framework suggests that a wide range of preventive interventions may risk creating adverse harmful effects, and that their identification and measurement are a real gap in the literature.

Aunque siempre es buen momento para su lectura y recomendación, una vez leído este artículo es muy interesante volver a revisar el Zero-Vision de Fugelli para pensar en la incertidumbre de la Salud Pública.

(Winter is coming)


1 Comentario

Desigualdades en la utilización de tecnologías de la información y comunicación

Boletín número 12 de Inform_acciones del Observatorio de Salud en Asturias

 


1 Comentario

¿Cómo evaluar intervenciones de salud comunitaria?

Extraído de la Guía de Salud Comunitaria: Asturias Actúa en Salud.

 

La evaluación de tus intervenciones es un paso muy importante en el proceso de mejorar la salud de tu población. La evaluación te permitirá conocer que tu trabajo está siguiendo la dirección adecuada y que tus esfuerzos están siendo efectivos y eficaces.

Para los programas de salud comunitaria, que siempre han jugado en un plano de desventaja con otras intervenciones preventivas del sistema sanitario, la evaluación es un apartado fundamental para darles calidad y rigor. Este es un tema complejo que obviamente será complicado solucionar en unas líneas, por lo que presentamos unas propuestas sencilas

Por tanto el objetivo de este apartado es:

Evaluar si nuestros programas e intervenciones están actuando siguiendo los objetivos que nos habíamos propuesto y conocer, en la medida de lo posible, la efectividad y a eficiencia de las mismas.

Actuaciones clave:

1. Lee sobre evaluación antes de empezar

Existen diferentes materiales que pueden servirte de ayuda para empezar

O para continuar sabiendo de evaluación con un nivel de complejidad un poco más alto:

2. Recoger la información que consideramos conveniente para la evaluación

Es importante centrarse en la información que tenemos que recoger para evaluar siguiendo una secuencia clara y algunas de las preguntas que se proponen en el capítulo 37 de la Caja de Herramientas Comunitarias

Muchos de los datos guías pueden ser los mismos que se utilizaron para la identificación de problemas. Lógicamente la combinación de información normalmente va a ser cuantitativa y cualitativa.

En la parte cualitativa es fundamental la recogida de opinión de las personas que han formado o están formado parte del proyecto. Así mismo es importante tener en cuenta que la metodología de la evaluación sea lo más participativa posible.

La valoración de los recursos disponibles también es fundamental para planificar qué tipo de evaluación y diseño evaluativo se puede realizar.

El departamento de Promoción de la Salud de Suiza propone una herramienta el SMOC que aunque no la tenemos adaptada al español puede ser útil para trabajarla de forma participativa con las personas que trabajan en el proyecto.

En diferentes materiales de la sección de Identificación de Problemas y de Priorización se han señalado documentos que además de servir para analizar pueden utilizarse en esta fase de trabajo.

Hazte unas preguntas claves para tener claro que estás utilizando la perspectiva de género y de las desigualdades sociales en salud en la evaluación de tu intervención comunitaria

3. Establecer medidas correctoras según los resultados de la evaluación

De la evaluación ha de obtenerse un informe de evaluación que presente propuestas de mejora. La fase en la que nos encontramos ahora es en la de volver a empezar el círculo y hay que ver que muchas de las áreas de mejora detectadas

Por ejemplo en la evaluación que realizamos del Programa de Prevención y Atención a las Personas Afectadas por el VIH-SIDA en Asturias elaboramos un informe técnico construyendo una serie de indicadores cuantitativos. La metodología y el marco teórico para la construcción de los mismos fue muy adecuada, pero quizás el proceso de evaluación tuvo dos puntos débiles: la elaboración de un informe final con propuestas concretas de mejora y áreas de actuación y haber establecido algún proceso más participativo para recoger la opinión de sectores implicados en el plan de sida.

4. Compartir los resultados

La transparencia es un elemento en el que hemos insistido en todas las fases del proceso de trabajo. Una buena imagen sería la de una cocina con las paredes de cristal donde todo el mundo puede observar como se corta, se preparan, se cocina y salen los platos.

  • Difundir el informe de evaluación y dejarlo disponible es un elemento muy importante. La forma de presentación final de los informes puede ser de múltiples formas:
  • Un formato técnico de indicadores como vimos en el ejemplo anterior del Plan de Sida en Asturias.
  • Una informe detallado de evaluación que pueda enviar a una publicación científica o comunicarla en un ámbito más profesional
  • A través de una narración utilizando diferentes social media: storytelling, videos, cuentos, imágenes
  • Difundiendo algunas de las prácticas o de las cosas que se han aprendido y las cosas que se pueden mejorar

Evaluar. Recursos de interés:


Deja un comentario

The real cost of Casinos. A health equity impact assessment

La ciudad de Toronto tiene actualmente un debate sobre la puesta en marcha de un casino en la ciudad (¿les suena?). El siguiente informe del Instituto Wellesley, realizado por Steve Barnes, trata de aportar un enfoque desde la perspectiva de impacto en salud y de igualdad en salud.

Las conclusiones del informe recomiendan a rechazar la construcción del casino.

“It is clear that there will be significant health and health equity implications if a casino is built in the City of Toronto. The significant number of problem gamblers in Ontario and the evidence that problem gambling is increasing across Canada provide clear indications of the scope of the challenges that our society faces even with the existing gambling infrastructure. These challenges will worsen with the development of a new casino in Toronto, and vulnerable populations, such a people living in poverty, newcomers, seniors, and young people, will be particularly negatively affected. In light of the health and health equity impacts of problem gambling, we recommend that council reject a casino for Toronto”.

Captura de pantalla 2013-02-02 a las 12.18.30


Deja un comentario

El estudio de las funciones de la atención primaria de la salud. Adaptación del Primary Care Assesment Tools

Vía Foro de Medicina Familiar y Comunitaria de Uruguay (impulsado por Miguel Pizzanelli).

El documento “Estudio de las funciones de la atención primaria de la salud” es una adaptación y una promoción de la implementación de los instrumentos del Primary Care Assesment Tools originalmente desarrollados por Barbara Starfield.
Esta adaptación ha sido desarrollada por Silvina Berra, investigadora del Centro de Investigaciones Epidemiológicas y en Servicios de Salud Escuela de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médica,Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

La herramienta se plantea como un instrumento para la evaluación de los servicios de salud, especialmente de aquellos que siguen centrando o empezarán a centrar, su modelo asistencial en la Atención Primaria.

PCAT


1 Comentario

Evaluación de la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en Salud Pública

Dentro del encuentro sobre “Evaluación en Salud Pública” realizado en el marco de la Escuela de Salud Pública de Menorca y coordinado por Manel Nebot y María José López, hemos desarrollado junto con Francisco Lupiañez-Villanueva una propuesta de herramienta sobre la “Evaluación de la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en Salud Pública”.

La herramienta que hemos presentado y trabajado conjuntamente con los participantes del taller se basa en la propuesta de modelo lógico de Renata Schiavo Evaluation of new media-based interventions [A proposed (and evolving): logic model ] e integra diferentes modelos, incluyendo las propuestas de Paco Lupiáñez sobre el acceso a TICs y la relación con los determinantes sociales de la salud.


Deja un comentario

Evaluación de intervenciones de salud pública que utilizan tecnologías de la información y la comunicación

En la Escuela de Salud Pública de Menorca de este año, durante los días 17 y 18 de septiembre se desarrolla el Encuentro de “Nuevos retos en la evaluación de salud pública”.
El encuentro está coordinado por Manel Nebot y María José López de la Agencia de Salut Pública de Barcelona.
El primer día el contenido del encuentro se destinará a la evaluación de intervenciones de salud pública que utilizan tecnologías de la información y la comunicación. Contaremos con la presencia de Rubén Mora de Stop Sida que nos presentará su experiencia en la prevención del VIH e ITS a través de internet (aquí, aquí y aquí)

Se trata de un encuentro abierto, con metodología participativa, horizontal, tratando de reflexionar sobre algunos temas que ya llevamos en la cabeza desde hace un tiempo y tratatando de generar una herramienta que final que pueda ir respondiendo algunas de nuestras preguntas ¿cómo es posible evaluar las intervenciones que desde el ámbito de la salud pública y la promoción de la salud se desarrollan en entornos diferentes a los habituales?¿es posible establecer criterios comunes de evaluación de dichas intervenciones?¿podremos valorar la efectividad de intervenciones realizadas en la web social?¿será posible establecer ciertos criterios de diseño de estas intervenciones para realizar intervenciones “cargadas de sentido” y carentes de cancamusa? Todo esto y algo más el 17 de septiembre en el Llatzeret de Maó dinamizado por Francisco Lupiañez y un servidor.  Para más información: mjlopez@aspb.cat

Aquí está el programa completo del encuentro del primer día y del segundo día, que impartirá Ana Tur-Prats sobre evaluaciones en salud pública mediante el método de regresión discontinua.


Deja un comentario

La situación sociolaboral de la juventud asturiana en el 2011

Informe presentado la semana pasada, realizado por el Gabinete Técnico y  la Secretaría de la Juventud de CCOO Asturias

El paro entre los jóvenes asturianos se ha triplicado desde el inicio de la crisis en 2007. Su tasa de ocupación es la más baja del país. Durante la presentación del informe sobre la situación sociolaboral de la juventud asturiana, Antonio Pino explicó que además de falta de trabajo y precariedad, `tenemos la menor población joven de España´. Por su parte, Adrián Redondo habló no sólo de una generación perdida sino también `en riesgo de exclusión´ 


1 Comentario

Evaluando el coste-efectividad de las intervenciones preventivas

Assessing Cost-Effectiveness in Prevention es un estudio desarrollado durante 5 años desde el National Health and Medical Research Council (NHMRC) y liderado por Theo Vos del Centre for Burden of Disease and Cost-Effectiveness en la Universidad de Queensland y por Rob Carter de la Deakin Health Economics Unit en la Deakin University. El informe se presentó en septiembre del 2010 y tuvimos la suerte de conocerlo por una presentación que realizó en la Dirección General de Salud Pública en el 2011.

El documento trata de responder a una pregunta clave: cuál es el impacto en salud en relación con el gasto de diferentes intervenciones preventivas. Se parte del hecho de que puede que algunas intervenciones preventivas no sean siempre las más adecuadas.

En el estudio se evalúan 123 intervenciones preventivas y 27 intervenciones terapéuticas con una metodología comparable para todas ellas; el modelo de evaluación se hace con la población australiana en el 2003 (y con la evidencia, esto es importante, disponible  en ese momento). Se aplica el modelo utilizado para población general, para 21 intervenciones referidas específicamente a población indígena (por las condiciones específicas de mayores problemas de salud de las mismas – y supongo que de atención diferenciadora- en Australia).

Un resumen de los resultados se encuentran en la siguiente presentación:

Un elemento importante de la revisión es la presentación de combinaciones de actividades preventivas en “paquetes”  para determinadas áreas temáticas. De esta forma se señalan que “paquetes” serían más coste-efectivos en áreas como alcohol, dieta o riesgo cardiovascular.

El otro elemento añadido es la presentación de los resultados con unas tablas bastante aclaratorias de los resultados:

  • Según Cost-effectiveness ratio. En relación con los resultados de coste-efectividad las intervenciones se clasifican en: “Dominant” (ahorran costes y mejoran salud), “Very cost-effective” (mejoran salud con un coste inferior a $10.000 por DALY prevented- disability adjusted life year); “Cost-effective” (mejoran salud con un coste entre $10.000 y $50.000 por DALY prevented  . “Not cost-effective” (intervenciones que mejoran salud pero con un coste alto de $50.000 por ALY prevented) y “Dominated” (intervenciones en las que hay disponibles otras alternativas más coste-efectivas).
  • Según Health impact. Clasifican en +”Small” (entre 0-10.000 DALYs); ++”Medio” (entre 10.000 y 1000.000 DALYs)  y +++”Grande” (> 100.000 DALYs)
  • Según coste de la intervención anual.  +”Small” (<$10 mill); ++”Medio” ($10-100 mill); +++”Grande” (>$100 mill).
  • Segun evidencia. La categorización de niveles de evidencia utilizada: en los estudios con niveles entre I-III (“sufficient evidence”, “limited”, “inconcluse”) y en los estudios incluidos por tipo de diseño en categoría IV (“likely”, “May be” y “No evidence”). Esta es una de las limitaciones importantes que señalan los autores en la parte de debilidades, al señalar que hay pocas publicaciones o metodológicamente incompletas para algunas intervenciones, sobre todo aquellas más complejas y relacionadas con intervenciones promotoras de la salud (un tema clave y muy visible en el tema de la investigación olvidada, por ejemplo en tabaco)
  • Finalmente utilizan otro filtro muy interesante para valorar si esa intervención “encaja” en el mundo real. Se trata de responder a preguntas básicas del tipo ¿reduce desigualdades la intervención?¿es aceptable por todos los agentes sociales y sanitarios?¿es sostenible?¿es aceptada políticamente?etc. (algo parecido a la herramienta de aplicabilidad y transferencia que utilizamos para situar la evidencia de las intervenciones comunitarias de Asturias Actúa en el Observatorio de Salud en Asturias).
Un ejemplo visual de dicha herramienta combinando los ítems descritos sería así :
Un texto muy interesante para destripar y discutir con calma.  Agradecería si conocéis discusiones o referencias que se hayan hecho sobre el mismo en nuestro contexto en el último año.
ACE-Prevention – Assessing Cost-Effectiveness in Prevention documents:


1 Comentario

Swiss Model for Outcome Classification in Health Promotion and Prevention

Interesante herramienta de la que he oído hablar recientemente a dos grandes Javieres: Javier Nieto (que nos las recomendó a raíz de oir la presentación de la misma por Brenda Spencer en una reunión a principios de diciembre en la IOM) y a  Javier Gallego (citándola en un estupendo texto sobre Calidad en la Promoción de la Salud que esperemos que pronto vea la luz)

El Swiss Model for Outcome Classification in Health Promotion and Prevention (SMOC) es una herramienta que puede ser utilizada para analizar una situación determinada, planificar una intervención o evaluar un proyecto de promoción de la salud (PS) . Está basada en el model de promoción de la salud de Don Nutbeam y trata de sistematizar , a través de cuatro grandes áreas, los resultados obtenidos en unas intervenciones: A. Actuaciones de promoción de la salud (desde un nivel más organizativo o estructural hasta el desarrollo de habilidades individuales) B. Factores que influyen en los determinantes de la salud C. Determinantes de la salud y D. Estado de salud de la población.

Como buen modelo de evaluación de intervenciones de PS la utilización del mismo tendría que ser realizada por los miembros del equipo utilizando metodologías participativas (¿os suenan los posts de colores a los que habéis participado en alguna edición del curso de Salud Comunitaria?)

En la guía rápida para la utilización del SMOC se pone un ejemplo muy claro de la utilización de la herramienta en un programa de Nutrición saludable en la escuela. Se señalan los objetivos del programa, las intervenciones realizadas, la visión que persigue dicha intervención y se “encajan” como un puzzle en las cuatro grandes áreas. La metodología participativa y la visualización de la relación que tienen las intervenciones con los resultados logrados sobre los determinantes o sobre los resultados finales de salud poblacional, sirven para responder preguntas claves en la evaluación (a modo de una evaluación formativa o de la iluminativa de Parlett y Hamilton)

Una herramienta que puede ser muy útil como ayuda para la evaluación del apartado “Programas e Intervenciones” del modelo que utilizamos en el Observatorio de Salud y de la red Asturias Actúa. Y que puede complementarse con otras aportaciones como las del excelente trabajo en el desarrollo de metodologías de evaluación de la calidad de los compañeros aragoneses de Promoción de la Salud (con Javier Gallego al frente) o con otras herramientas como el Preffi holandés del que habíamos hablado ya hace muchos años.

La herramienta ha sido desarrollada por Quint-Essenz, una institución de Promoción de la Salud ubicada en Suiza, y que presenta otros recursos muy interesante como una base de datos de proyectos, profesionales y organizaciones de Promoción de la Salud (aunque con mayoritaria participación, lógica, de suizos y alemanes). Hablaremos de ella otro día.

Más documentación de referencia:


Deja un comentario

Evaluating Outcomes of New Media-Based Public Health Programs

By Dr. Renata Schiavo, CUNY School of Public Health at Hunter College; Strategic Communication Resources; and New York University

“A 2009 survey of professionals from a variety of industries shows that while 86% of those polled have adopted social technologies, only 16% of them said they currently measured ROI (Return On Investment) for their social media programs (Mzinga and Babson Executive Education, September 8, 2009). These data are particularly significant within the public health and non-profit settings where measurement should be always emphasized in light of limited resources and conflicting priorities. In recent times, health organizations increasingly use or seek to use new media as part of larger public health communication interventions and/or organizational communication efforts intended for a variety of lay and professional audiences. Within this context, emerging evaluation trends and strategies point to the importance of assessing the impact of new/social media on changes in awareness, knowledge, and – most importantly – individual, community and/or social behaviors that would contribute to improving public health outcomes and to advancing health equity. As with other health communication areas, the importance of a rigorous evaluation process is increasingly emphasized by donors, program stakeholders, and leading organizations. Readers/participants in this virtual presentation would be able to: Discuss why it\’s important to measure (in addition to satisfying donor\’s requirements) Discuss current trends, evaluation types and models List evaluation tools used for new media-based interventions Discuss best practices and issues with data collection Understand best use and emerging trends in new media use Be aware of practical examples and resources”


1 Comentario

Dabigratán, fibrilación auricular y cómo manejar la taxonomía de la incertidumbre en salud

A finales de octubre recibiamos un mail de Galo Sánchez de la Oficina de Evaluación de Medicamentos del Sistema Extremeño de Salud en el que nos remitía un ejemplar de la evaluación que habían realizado -siguiendo metodología GRADE- de la utilización del Dabigratán en Fibrilación Auricular. El trabajo estaba realizado con inestimable mimo y cuidado (al trabajo en sí, a la metodología y a nuestro SNS).  El envío de Galo y estos hechos coincidieron con que aquellos días estaba casualmente trabajando en Madison, en un despacho en el Winsconsin Alumni Research Foundation (WARF) Building.  Y,  casualidades,  adivinen de donde le viene a la Warfarina su nombre.

En el documento, y con el objeto de hacer las recomendaciones lo más precisas posibles, utilizan tres estratos: a) riesgos graves sin especificar amenaza de la vida ni incapacidad ni muerte; b) riesgos graves específicos de amenaza de la vida; y c) riesgos graves con incapacidad y/ muerte. Además se añade el emparejamiento en un estrato de riesgos moderados (que afectan a la calidad de vida de una forma relevante).

Como Galo et al añaden,

“la evaluación es muy relevante para la clínica, pero también para la gestión sanitaria, toda vez que recomendamos continuar con el “sintrom” a todos los pacientes que tengan un buen control del INR (…)  Siendo la prevalencia de fibrilación auricular el 1% en Extremadura, el gasto del SES  del “sintrom” asciende a 470.000 euros por año. Datos directos desde USA nos dicen que el SES gasta en la monitorización del “sintrom” entre 2,2 y 3,2 millones de euros. Si irracionalmente se pasara a todos los pacientes con fibrilación auricular al nuevo dabigatrán (Pradaxa™), el gasto del SES ascendería a 21 millones de euros (aproximadamente el 6% del presupuesto de farmacia en atención primaria). La gestión tiene mucho recorrido para optimizar los recursos” (*)


Deja un comentario

La evaluación de la existencia humana

“Como todo el mundo, sólo tengo a mi servicio tres medios para evaluar la existencia humana: el estudio de mí mismo, que es el más difícil y peligroso, pero también el más fecundo de los métodos; la observación de los hombres, que logran casi siempre ocultarnos sus secretos o hacernos creer que los tienen; y los libros, con los errores particulares de perspectivas que nacen entre sus líneas. He leído casi todo lo que han escrito nuestros historiadores, nuestros poetas y aun nuestros narradores, aunque se acuse a estos últimos de frivolidad; quizá les debo más informaciones de las que pude recoger en las muy variadas situaciones de mi propia vida. La palabra escrita me enseñó a escuchar la voz humana, un poco como las grandes actitudes inmóviles de las estatuas me enseñaron a apreciar los gestos. En cambio, y posteriormente, la vida me aclaró los libros”.

Memorias de Adriano. Marguerite Yourcenar. Traducción de Julio Cortázar.


Deja un comentario

Monografía sobre evaluacion en Salud Publica

Monográfico publicado en Gaceta Sanitaria sobre “Evaluación en Salud Pública“.

- Valorando la efectividad de las intervenciones en salud pública: la fuerza de los «diseños evaluativos débiles»
Manel Nebot y César Victora
- Evaluación de la efectividad en salud pública: fundamentos conceptuales y metodológicos
Manel Nebot, Mª José López, Carles Ariza, Joan R. Villalbí y Anna García-Altés
- Diseños evaluativos en salud pública: aspectos metodológicos
Mª José López, Marc Marí-Dell’Olmo, Anna Pérez-Giménez y Manel Nebot
- Evaluación de políticas y planes de salud
Joan R. Villalbí y Ricard Tresserras
- Evaluación económica de intervenciones de salud pública
Anna García-Altés, Encarna Navas y Mª Jesús Soriano
- La evaluación del proceso en relación con la evaluación de la efectividad: experiencias de programas en el medio escolar
Carles Ariza, Joan R. Villalbí, Francesca Sánchez-Martínez y Manel Nebot
- La evaluación de tecnologías sanitarias en intervenciones de salud pública: ¿más vale prevenir que curar?
Mireia Espallargues, Joan M.V. Pons, Caridad Almazán y Oriol de Solà-Morales
- Evaluación de la efectividad de los programas de vacunación
Eva Borràs, Àngela Domínguez y Lluis Salleras


Deja un comentario

Primary Care Assesment Tool en Uruguay

Gran descubrimiento (a través de otro gran descubrimiento y gran lectura que es La Momia que habla; un sitio muy potente).

Primary Care Assesment Tool en Uruguay es el blog de difusión sobre los avances de la iniciativa de dicha herramienta de evaluación en Uruguay y la región. El editor y persona responsables es Miguel Pizzanelli, coordinador del Equipo PCAT.UY. Se trata de un grupo de investigación independiente, asociado el Departamento de Medicina Preventiva y Social de la Universidad de la República de Uruguay, líder de la iniciativa en dicho país.

En el blog se incluyen diferentes materiales sobre el proceso que está desarrollando el grupo (a través de diferentes seminarios y grupos de trabajo entre profesionales del ámbito de la Atención Primaria; y con la participación de expertos como Barbara Starfield: en cuya presentación hace referencia a la importancia de la Atención Primaria y la equidad en salud).

Añadido al post de recopilación “Atención Primaria ¿hacia dónde podemos ir?” que habíamos iniciado en agosto del 2010 y donde se van incluyendo las diferentes iniciativas, escrituras y acciones que se están


Deja un comentario

Curso de evaluación para torpes

Herramienta descubierta a través de la potente maquinaria que llevan detras el Take Action de los County Health Rankings
Prevention Pathways es un página desarrollada desde el Substance Abuse and Mental Health Services Administration’s Center for Substance Abuse Prevention (CSAP).
Dentro de las herramientas que incluye la página, está el “Evaluation for Unevaluated” una especie de curso para torpes de introducción a temas clave en la evaluación de programas. En módulos sencillos, en abierto, y partiendo de un caso fictio de una evaluación de un programa de ocio y tiempo libre en adolescentes, uno puede iniciarse en los conceptos básicos de la evaluación,  diferentes tipos de evaluación, realización de un proyecto de evaluación e incluso -en el módulo 2- pasar a conceptos más avanzados de análisis de datos.

Muy didáctico.


Deja un comentario

Evaluación participativa y educación para la salud.

Evaluación participativa de una experiencia de educación para la salud en un grupo de mujeres en Moratalaz. Informe de resultados, 2006.

“La decisión de publicar y difundir los resultados de esta evaluación se justifi ca por dos razones fundamentales:
a) La escasez, al menos en España, de experiencias de evaluación de este enfoque importante de la actuación en salud que constituye la Educación para la Salud Comunitaria. b) La todavía mayor escasez de experiencias en ese ámbito de Evaluación Participativa.
Nuestro interés al respecto no se centra, en cualquier caso, tanto en ofrecer un modelo a seguir para la realización de semejante tipo de evaluaciones, cuanto en trasmitir, fundamentalmente a los técnicos implicados en intervenciones de EpS semejantes, determinadas alternativas metodológicas parciales para la evaluación y resultados concretos asociados a la puesta en práctica de tales alternativas”.


Deja un comentario

Revisiones sistemáticas en salud pública e intervenciones en servicios sanitarios

Número de febrero de PulsE , boletín electrónico trimestral editado por el australiano Sax Institute. El boletín presenta información las nuevas revisiones sistemáticas publicadas sobre salud pública y sobre intervenciones en servicios sanitarios.

Falls prevention in nursing homes and hospitals: Multi-factorial interventions reduce falls and risk of falling in hospitals, and may also do so in nursing care facilities. Read more…

Interventions for promoting physical activity among European teenagers: School-based physical activity promotion programs appear to be effective in the short term with European adolescents. Read more…

School-based programs to reduce bullying: The most important elements of anti-bullying programs appear to be parent training/meetings, disciplinary methods, longer program duration, and greater program intensity. Read more…

Addressing social disadvantage to reduce teenage pregnancy: Early childhood interventions and youth development programs appear to be effective for reducing unintended teenage pregnancy. Read more…

Motivational interviewing for smoking cessation: Motivational interviewing may assist smokers to quit, particularly when delivered by a general practitioner. Read more…

Psychosocial interventions for reducing injection and sexual risk behaviour among drug users: Multi-session psychosocial interventions do not appear to be more beneficial than standard education for encouraging safer injecting or sexual behaviour. Read more…

Children’s views about obesity, body size, shape and weight: Children often do not view body shape as an immediately relevant issue, and do not emphasise the health implications of being overweight. Read more…

Home-based versus centre-based cardiac rehabilitation: Cardiac rehabilitation in home and centre settings appears to be equally effective in improving clinical and quality of life outcomes. Read more…


Deja un comentario

Del dicho al hecho hay mucho trecho

Un artículo publicado ahora hace justo un año en el PLoS (el EPIC-Norfolk Prospective Population Study) señala una aproximación al impacto en la mortalidad de hombres y mujeres en relación con la mejora en cuatro aspectos comportamentales: no fumar, consumo moderado de alcohol, cierto grado de actividad física y consumo apropiado de frutas y vegetales. Los entusiastas participantes en la cohorte adquieren un punto por cada conducta saludable y parece que al final los que tienen cuatro puntos tienen posibilidades de vivir más.
Es muy interesante la reflexión de la editorial del mismo número sobre algo que ya hemos hablado en Salud Comunitaria, que es llevar la investigación a la práctica o la brecha existente entre lo que se publica y lo que se utiliza en transformar, o sobre la hipertrofia publicadora o sobre lo que ahora llama investigación traslacional tipo 2 pero que mi abuela decía “del dicho al hecho hay mucho trecho”. Las editoras ponen el acento en la necesidad de diseminar a profesionales y ciudadanía estos resultados y de ligarlos a reorientación de políticas de salud. Inciden además en algo más, en buenos ejemplos de la necesidad de incorporar políticas saludables y modelos de promoción de la salud para realizar modificaciones de hábitos saludables y de cómo a veces mensajes individuales obviando determinados contextos sociales no sirven para nada (poner a caminar a personas que viven en barrios pobres y con inseguridad ciudadana en Estados Unidos o tratar de modificar conductas sexuales en sitios, Bostwana o Swazilandia, donde el sexo de riesgo -trafico y comercio sexual- es una forma de asegurarse la comida).

(Sin entrar demasiado en un tono irónico hay varias preguntas interesantes en relación con el artículo y con cierta vision Skrabanekiana y de principio de año. La primera es qué supone vivir más y qué aportan con una perspectiva filosófica vivir 14 años más y qué otras cosas -sanitariamente- te pueden pasar viviendo 14 años más.  Y, en fin, lo de vivir a lo largo y no vivir a lo ancho de las culturas occidentales con más esperanza de vida. Y…. )


1 Comentario

Infosalud Asturias, ahora también en Facebook

Infosalud Asturias es un servicio ofrecido desde la Dirección General de Salud Pública y Participación de Asturias para difundir diversa información relacionada con áreas de salud en esta comunidad autónoma.
En dicho servicio se facilitará, entre otras, información sobre análisis de situación general de salud, encuestas de salud en Asturias, el Observatorio sobre Drogas para Asturias, la información sobre mortalidad, evaluación de diversos programas de salud pública y el registro poblacional de cáncer.


Deja un comentario

Investigación cualitativa en la evaluación del programa de Ciudades Saludables

Caroline Hall, John Kenneth Davies and Nigel Sherriff. Health in the Urban Environment: A Qualitative Review of the Brighton and Hove WHO Healthy City Program. Journal of Urban Health 10.1007/s11524-009-9387-y

Estudio publicado en el último número del Journal of Public Health donde, a través de metodología cualitativa, se presentan los resultados del Programa de Ciudades Saludables de la OMS en Brighton y Hove, tras la finalización de la fase IV.

Lo más innovador del estudio es, precisamente, la aproximación a la evaluación desde una metodología cualitativa para la evaluación, a través de una fase inicial de análisis documental y una posterior con entrevistas en profundidad a varios actores clave de la red (a nivel comunitario, municipal, empresas, voluntariado, etc..). Uno de los hallazgos más relevantes es la de describir un sistema de evaluación con indicadores relevantes y utiles para la población implicada en el proyecto de Ciudades Saludables y la integración de metodologías cuali y cuanti para la evaluación.


2 comentarios

Implicación de las instituciones públicas con la ciudadanía: el proceso comunitario de la margen derecha del Guadiana

Texto remitido por Ignacio Maynar, responsable autonómico del Programa de Actividades Comunitarias en Atención Primaria (PACAP) en Extremadura (España).

Texto completo
Proceso Comunitario Margen Derecho del Guadiana

En los sectores públicos básicos (sociales, educativos y sanitarios) es una realidad el aumento imparable de los recursos, tanto humanos como materiales. Nunca hemos tenido una dotación mayor de recursos, sólo cuando nos sentamos a enumerar los que coexisten en una comunidad, nos damos cuenta de la gran cantidad de organizaciones, asociaciones, servicios públicos, privados o voluntarios, locales, personas, subvenciones, etc. con que cuenta la comunidad. El problema es la descoordinación existente, trabajando cada uno de ellos en proyectos particulares, sin conectarse entre ellos en intereses comunes; tenemos una serie desarticulada de proyectos sectoriales que no van a confluir en un proceso de mejora general de las condiciones de vida de la comunidad.

Desde las diferentes administraciones se ha favorecido esta tendencia sectorial con un instrumento miope como es el de las subvenciones, bien desde el estado central o bien desde las autonomías y ayuntamientos, lo que ha hecho proliferar los proyectos parciales, particulares, sectoriales y finalistas, frente a lo que deberían ser procesos globales, generales, comunitarios y sin fin en el tiempo.

También las propias administraciones han funcionado históricamente de manera descoordinada, creyendo que su ámbito de actuación era independiente de las otras y sin una visión de conjunto de la comunidad, cada una con su propio diagnóstico y con su propia programación. Esto ha generado una dificultad de coordinación entre ellas y también entre los profesionales de las mismas, así como la imposibilidad de utilizar un lenguaje común, que sería lo lógico ya que teóricamente compartimos idénticos objetivos.

La realidad ha demostrado que con el esfuerzo de los tres protagonistas de la comunidad (Ciudadanía, Administraciones y Recursos Técnicos) se pueden llevar a cabo un conjunto de intervenciones que permiten la organización de la misma a través de la coordinación de las administraciones, los servicios y recursos, y de la participación activa de la población buscando entre todos ese objetivo común de la mejora de la calidad de vida. Esto es, en definitiva, trabajar en un proceso de organización y desarrollo comunitario que no pretenda obtener metas a corto plazo; se trata de procesos con inicio pero sin fin.

Con este planteamiento se promovió el Proceso Comunitario de la Margen derecha del Guadiana que vamos a describir a lo largo de este documento como experiencia que se está desarrollando en la actualidad y en la que las Administraciones implicadas juegan un papel fundamental para garantizar la consecución de ese objetivo común.

La iniciativa comunitaria que describimos brevemente en este documento surge desde el ámbito sanitario.

En el año 2002, ante una demanda puntual de educación para la salud del IES San José, los profesionales del Área de Salud Comunitaria del Centro de Salud, junto a la técnico de servicios a la comunidad del centro educativo, reorientan la intervención hacia una propuesta de coordinación y colaboración de los recursos técnicos de la zona con el objetivo de estudiar entre todos como superar estas intervenciones puntuales que no consiguen cambiar actitudes, crear asociaciones ni, en suma, introducir cambios permanentes en la realidad para mejorarla.

La Gerencia de Atención Primaria del Área de Salud de Badajoz, conocedora del proyecto que se está gestando, apoya desde este momento el proceso de intervención comunitaria, asumiendo sus principales pautas metodológicas y aportando como primera contribución al proceso una trabajadora social para el Equipo Comunitario (noviembre de 2003).

El Proceso Comunitario y sus protagonistas (técnicos, ciudadanos y administraciones e instituciones) han contado desde el principio con el inestimable trabajo metodológico, formativo y de asesoramiento de Marco Marchioni, contratado como asesor externo por la Gerencia de Salud de Badajoz.

Contactos del Proceso Comunitario:

Teléfonos: 924 00 18 78
650 51 92 38

procesocomunitario.mdg@gmail.com

Ascensión Horrillo González (924277535)
mhorrill@aytobadajoz.es
Inmaculada Gil Torrado (924010037)
Jesús Cobaleda Gallardo
jesuscobaleda@yahoo.es
Modesto González Valle (669334799)
modeberto@gmail.com


6 comentarios

¿Reducción de embarazos y de conductas de riesgo en adolescentes?

Publica el BMJ la evaluación del Children’s Aid Society’s  Carrera (CAS Carrera) en Inglaterra, un programa gubernamental británico de educación sexual y conductas de riesgo en drogodependencias, basado en la metodología del

Los resultados del estudio indican que esta intervención (ojo, esta intervención, no todas son iguales) en prevención no reduce el número de embarazos en adolescentes, uso de cannabis o consumo de alcohol e incluso puede tener efectos en incrementar el número de embarazos.

Casi tan interesante como el articulito, es la editorial de Douglas Kirby sobre el mismo:

- Douglas aporta algunas claves para que puedan funcionar este tipo de intervenciones (personal carismático y conexión claro con los y las adolescentes participantes: ¿participación no?..). No olvidando tampoco –y esto es de cosecha propia- que el CAS Carrera es del 84, se implanta en un modelo anglo, pero al otro lado del océano (NY), mantiene una estrategia global y con multiintervenciones pero no sé si adaptada a los mismos adolescentes medio siglo después y lejanos de aquellos felices 80.

“But this does not mean that all youth development approaches are ineffective. For example, programmes may be more effective when implemented by charismatic staff, when they facilitate access to reproductive health services, when the staff connect with the teenage participants, or when the staff give a strong clear message about avoiding unprotected sex. Programmes may be less effective when one or more of these conditions are not met”.

- Otro dato aportado en la editorial son las limitaciones metodológicas a la hora de evaluar este tipo de intervenciones (¿tenemos herramientas adecuadas para medir estas intervenciones?)

“In the linked matched comparison study (doi:10.1136/bmj.b2534), Wiggins and colleagues evaluated a programme based on the CAS Carrera programme and other youth development programmes.2 This programme did not reduce the occurrence of pregnancy, however. Instead, pregnancy was significantly more common in the intervention group than in the matched comparison group (16% v 6%; adjusted odds ratio 3.55, 95% confidence interval 1.32 to 9.50). These results suggest that at best the programme had no effect, and at worst it had a negative effect.

One explanation for this effect lies in the methodological limitations of the study. For example, the lack of randomised assignment and slightly different criteria for selection into the programme group or comparison group may have led to the intervention group being at higher risk. Very low follow-up rates may also have affected results”

- Y revisa también Douglas las evaluaciones previas de los CAS Carrera en Estados Unidos, señalando un dato evidente  y llamativo en la orientación de este tipo de intervenciones preventivas:

“What can we learn from the pattern of the results across all four studies? One pattern is clear, consistent, and discouraging—none of the four studies found any positive effects on sexual behaviour in young men. This suggests that even intensive, comprehensive, and long term youth development programmes may have no effect on male sexual behaviour”.

Interesantisimo sobre todo por la necesaria evaluación de este tipo de intervenciones y sobre todo por la importancia de difusión los resultados . Aunque leidos en titulares sirvan para que haya una buena pléyade, retro-transgesora y pseudoentusiasta echándose las manos a la cabeza y diciendo pero-si-es-que-esto-ya-lo-decia-yo-que-donde-iremos-a-parar.


Deja un comentario

Metodologías: lo que conocemos y lo que creemos conocer

(unas notas antiguas de un curso de hace un año)

- La integración de metodologías cualitativas y cuantitativas

Integrating qualitative research with trials in systematic reviews. BMJ 2004;328:1010-1012 (24 April)

- Construcción de evidencias en Salud Pública: problemas metodológicos

- Methodological Problems in Constructing the Evidence Base in Public Health

Grading evidence and recommendations for public health interventions: developing and piloting a framework

- Getting Evidence into Practice in Public Health: This publication describes how the Health Development Agency (HDA) has established systems and protocols to develop the evidence base in public health and to produce guidance materials based on that evidence. It also outlines the proposed basis for changing public health practice using that evidence and guidance. Several important questions are raised:

  • What is the best way to develop evidence in public health?
  • What is the definition of evidence?
  • How may evidence best be usedto produce guidance for practice?
  • What are the practicalities involved in putting evidence into practice?
  • And what are the best ways of stimulating change in practice?

This account acknowledges the complexity of the processes. It also describes some of the underlying theory and debates in the fields of producing evidence of effective public health interventions, developing practical guidance, and supporting change within the evidence-into-practice cycle.


Deja un comentario

Evaluación de la salud comunitaria utilizando sistemas de información geográficos

International Journal of Health Geographics 2008, 7:67doi:10.1186/1476-072X-7-67

Background

From a public health perspective, a healthier community environment correlates with fewer occurrences of chronic or infectious diseases. Our premise is that community health is a non-linear function of environmental and socioeconomic effects that are not normally distributed among communities. The objective was to integrate multivariate data sets representing social, economic, and physical environmental factors to evaluate the hypothesis that communities with similar environmental characteristics exhibit similar distributions of disease.

Results

The SOM algorithm used the intrinsic distributions of 92 environmental variables to classify 511 communities into five clusters. SOM determined clusters were reprojected to geographic space and compared with the distributions of several health outcomes. ANOVA results indicated that the variability between community clusters was significant with respect to the spatial distribution of disease occurrence.

Conclusions

Our study demonstrated a positive relationship between environmental conditions and health outcomes in communities using the SOM-GIS method to overcome data and methodological challenges traditionally encountered in public health research. Results demonstrated that community health can be classified using environmental variables and that the SOM-GIS method may be applied to multivariate environmental health studies.


Deja un comentario

Situación actual de las actividades comunitarias en Atención Primaria

Proyecto de investigación financiado por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud realizado a través del PACAP-Semfyc bajo la coordinación de Mario Soler y Sebastià March (contemporáneos también).
En el estudio se realiza una aproximación a la situación de las actividades comunitarias en Atención Primaria en España y se describen diversos aspectos: su difusión, su repercusión, el grado de participación de la ciudadanía en su diseño y ejecución, cómo son vistas por los profesionales sanitarios, la implicación de la administración en su desarrollo y su inclusión en cartera de servicios.

Para promover las actividades comunitarias en España, se considera necesario que:

  • El Ministerio de Salud impulse la elaboración de una estrategia nacional para promover el desarrollo de actividades comunitarias con participación de atención primaria, que incluya varios ejes estratégicos, entre los cuales tiene que estar la formación de profesionales y la elaboración de materiales de apoyo.
  • Las comunidades autónomas promuevan la coordinación intersectorial, especialmente reforzar la alianza estratégica entre los profesionales de atención primaria y los de salud pública.
  • Las gerencias de atención primaria han de reorientar el modelo de atención primaria, desde el enfoque actual, predominantemente asistencial, a un enfoque salubrista basado en el modelo biopsicosocial. Para ello, es fundamental revisar y potenciar el trabajo en equipo, así como que las actividades comunitarias en marcha se sientan respaldadas.

Interesantísima fotografía del segundo apellido ese materno tan olvidado…


Deja un comentario

A summary of public health indicators using electronic data from primary care 2001-2007

[A summary of public health indicators using electronic data from primary care 2001-2007 (pdf)]

What is this project?
The purpose of this project is to report on trends over recent years in the completeness of recording of selected public health indicators (obesity, smoking, blood pressures and cholesterol) within primary care electronic health records, and to report on estimated population levels of obesity, smoking, blood pressure and cholesterol.
Who funded this work?
This project was jointly funded by The NHS Information Centre for health and social care (The NHS IC) and the Health Improvement and Protection Directorate, Department of Health and was undertaken by QRESEARCH
What is QResearch?
QRESEARCH is a primary care consolidated database. The database contains health records from  approximately 4 million patients currently registered with EMIS practices throughout the UK with data extending back over the last 17 years. QRESEARCH is a not-for-profit organisation jointly owned by the University of Nottingham and EMIS (the largest supplier of clinical systems to primary care, currently covering 60%

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 222 seguidores