“Doctor, no me recete medicinas. Necesito recursos” Cribado de la pobreza en Atención Primaria


Vía Josep Vidal-Alaball
Esta mañana nuestro compañero Josep tuiteaba una noticia muy interesante sobre la prescripción social de recursos para personas que acuden a centros de salud.
El presupuesto de cómo los determinantes sociales pueden estar en la base de un proceso patológico etiológicamente o en la evolución y pronóstico del mismo es algo que ya hemos desarrollado alguna que otra vez en el blog. Partiendo de que un elemento que caracteriza a la Atención Primaria es el abordaje biopsicosocial, los canadienses han desarrollado una herramienta para el cribado de la pobreza en pacientes y para el manejo y derivación inicial de los mismos a recursos especializados. Aunque esto no debería ser nada nuevo en nuestro contexto – de hecho supone la base de la reforma de la Atención Primaria y la conexión e integración de personal específico de Trabajo Social en los equipos de Atención Primaria- la herramienta no deja de ser interesante por su sistematización de un proceso clave que muchas veces no está sistematizado (y a veces con un vacío manifiesto):
El folleto comienza así:
“Poverty requires intervention like other major health risks: The evidence shows poverty to be a risk to health equivalent
to hypertension, high cholesterol, and smoking. We devote significant energy and resources to treating these health issues. Should we treat poverty like any equivalent health condition? Of course”
La herramienta (un sencillo folleto) señala cuatro pasos:poverty-tool
1. Cribado. A través de una pregunta: ““Do you ever have difficulty  making ends meet at the end of the month?” Plantean una
2. La valoración del riesgo clínico tomándolo conjuntamente junto con el factor pobreza. Este es uno de los elementos más interesantes. Es algo así como “no me mire sólo la panza y el perímetro doctor, mire mi nómina y mi vivienda”
(Esto no es tampoco nuevo y ya algunas guías de riesgo cardiovascular valoran la importancia de tener en cuenta determinantes sociales en una aproximación global y también -desde Asturias y desde el Observatorio de Salud – se había realizado valoraciones de la necesidad de integrar aspectos sociales en algunas estratificaciones demasiado reduccionistas de las Estrategias de Cronicidad).
De hecho, esto lo comentamos en alguna de las reuniones de AMF, la posibilidad de incluir en las revisiones de temas clínicos en qué medida los determinantes sociales podían tener un pronóstico en los mismos.
3. Intervenir.
Por supuesto las intervenciones que se plantean son sociales y a las causas de las causas. El folleto incorpora diferentes recursos básicos y acceso a prestaciones sociales.
Los materiales disponibles incluyen folletos para profesionales y pacientes:

Además, tome nota semFYC et al, el Ontario College of Family Physicians, ofrece talleres para el manejo de la herramienta para sus profesionales.
Finalmente aquí tenemos a Gary Bloch, el médico de familia canadiense que citaba el artículo que referenciaba Josep, hablando sobre el cribado de la pobreza en Atención Primaria y la utilización de la prescripción social.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s